Algunas ideas sobre el qué hacer en Cali

Compartir
Algunas ideas sobre el qué hacer en Cali 1

Las redes sociales están inundadas de imágenes y videos de la lucha y las movilizaciones de los últimos días. Muchos de ustedes las han creado y las han compartido y gracias a eso se ha podido evidenciar el feroz ataque del Estado Terrorista contra todo un pueblo que con justeza lucha.

En este tiempo de situaciones de lucha es cuando más se precisa pensar con cabeza fría. Por eso, en los puntos de bloqueo es urgente organizar asambleas populares en las cuales se organicen los obreros, trabajadoras, amas de casa, desempleados, estudiantes, jóvenes y pequeños comerciantes de los barrios. Es muy necesario que construyamos formas organizativas que controlen los puntos de bloqueo y dirijan la lucha.

Aprovechar la jornada durante la cual hay luz solar y el Esmad y la represión llega poco, para analizar la situación, discutir con argumentos, mejorar el nivel de organización para la confrontación; incluso para que se discuta, y cuando no haya condiciones que no sean favorables, planear unas retiradas organizadas para volver mejor organizados.

Las asambleas populares en los puntos de bloqueo pueden permitirnos controlar la gente de las bandas. No se puede permitir desviar la lucha hacia los saqueos y demás acciones que pueden constituirse en un golpe duro a la moral y el prestigio del gran paro que se ha gestado. Las bandas están actuando en complicidad con la policía para desprestigiar el movimiento y justificar la masacre y el asesinato de nuestra juventud.

Además, es necesario que con cabeza fría se discuta en las asambleas si es correcto mantener el bloqueo en las noches, pues al amparo de las sombras y aprovechando los cortes de energía ordenados desde la presidencia y el ministerio de defensa, están disparando contra quienes permanecen en los bloqueos.

La asamblea popular no es descansar, es el trabajo de analizar la situación, haciendo el balance de los aciertos que hay que generalizar en todos los puntos de bloqueo y los errores para poderlos trasformar en aciertos; debemos hacer balances que nos permitan reducir la vulnerabilidad de los puntos a la hora de enfrentar un ataque de la represión. Las asambleas ayudarán a educarnos y fortalecerán la lucha en cada zona.

Referente a los cortes de la electricidad, agua y no recolección de las basuras es necesario distinguir que los trabajadores de Emcali no son los responsables de los cortes, son explotados por tal entidad y compañeros de nuestra lucha. Se debe rechazar todo llamado a atentar contra la integridad y la vida de gente que como nosotros se gana la vida trabajando.

El Estado desde Uribe ha prohibido que los trabajadores de servicios públicos entren en huelga. Pero cada que Emcali está en peligro de privatización y de que los servicios públicos se encarezcan son los obreros de Sintraemcali los que han salido a pelear en las plantas, en el Puente de los Mil Días… Ellos tienen una gran tradición histórica de lucha en Cali.

Es muy importante apoyar y mantener el bloqueo de Sameco, Paso del Comercio, Jamundí y la Vía al mar, no es solamente porque son los puntos donde más reprimen; esa represión se debe a que esos sectores representan para los ricos que la producción y circulación de mercancías se mantenga parada. La producción de las fábricas no se puede hacer por teletrabajo como en las otras ramas de la producción, los bloqueos en los barrios impiden la circulación de mercancía, incluso el abastecimiento de insumos para las fuerzas represivas, pero no evitan que la gente de las oficinas o de las ramas de los servicios siga enriqueciendo las empresas a través del teletrabajo.

La gente que actualmente está en teletrabajo, como particularmente es el caso de los profesores, son trabajadores como todos nosotros; si su sindicato no saca permiso sindical para estar en los paros, tienen que estar en sus puestos de trabajo que es lo que les permite garantizar que van a llevar la comida a su casa.

Para el tema de la recolección de basuras, una buena solución puede ser que se separe lo que son cascaras de frutas, verduras y demás orgánicos, eso se puede licuar y se escurre en un colador de tela; el jugo que sale sirve para nutrir las plantas y el bagazo se pone a secar al sol y no huele mal, luego se le echa a la tierra de las matas como abono. Lo más problemático de las basuras es su olor y que atraen moscas que ponen larvas y salen gusanos, pero si no hay mucho desecho orgánico lo que es papel, plástico y demás puede aguantar hasta que el Gobierno eche para atrás sus ataques contra el pueblo.

El paro todavía no termina. La lucha no se detiene. Lo que el presidente salió a decir es que la reforma va, modificada un poquito para que suene menos feo, pero que la reforma va.

Ellos se repartieron la plata del Estado entre los grandes empresarios, los politiqueros corruptos, mientras a todo el pueblo lo pusieron aguantar hambre, a morirse por falta de vacunas, y ahora con cinismo dice que va a modificar la reforma, pero la reforma va. El paro no se detiene, tiene que continuar.

Es mucho lo que hemos aprendido en estos días acerca de la unidad, de lucha, de salir a bloquear las calles, a pelear contra el Esmad, y eso nadie nos lo va a quitar. A partir de esos conocimientos que ya tenemos y debemos seguir peleando en las calles, contra la reforma de la reforma tributaria, contra la reforma a la salud, por mejores salarios, por mejores escuelas y colegios, por los servicios públicos, por la vivienda…

Lo que ellos están haciendo es ganar tiempo, tranquilizar incautos para dividir a los sectores que ya salieron a un verdadero paro nacional.

La represión ahora la tiene debilitada tras cinco días de las calles estalladas. Con todo el país en paro sus fuerzas represivas no les darán abasto para cubrir todo el territorio nacional la próxima semana.

El paro no para, vamos por todo. No queremos ningún proyecto de reforma tributaria, ni este ni otro. Sencillamente queremos que los ricos paguen por la crisis. En lugar de impuestos necesitamos alza de salarios, necesitamos que se compren vacunas para que no sigamos muriendo por el virus, necesitamos empleo para los jóvenes. Son muchas cosas, el paro no para.

Corresponsales de Cali

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *