Nada que celebrar en el Día Nacional de la Afrocolombianidad

Nada que celebrar en el Día Nacional de la Afrocolombianidad 1

Hoy, 21 de mayo del 2022, en Colombia se conmemora el Día Nacional de la Afrocolombianidad en recuerdo del 21 de mayo de 1851 cuando se abolió la esclavitud; sin embargo, aunque en la Constitución se dice que somos un país multicultural y pluriétnico no hay nada que celebrar, pues en medio del Capitalismo continúa la discriminación racial, socioeconómica y el despojo violento de las tierras ancestrales mediante la alianza entre los grupos mafiosos y el Estado para beneficiar los proyectos agroindustriales y minería, tanto de capitalistas nacionales como extranjeros.

En las ciudades como Quibdó la situación se ha puesto complicada por la delincuencia desbordada, producto de la crisis social que se vive con mayor crudeza en estas regiones discriminadas del país, los barrios tienen barreras invisibles que se han generalizado, y la población le da miedo salir a la calle por las masacres y asesinatos constantes.

En el campo la situación es similar y en los últimos días se agudizó en el Chocó mediante el aumento del desplazamiento masivo, interno y violento:
1. El 13 de mayo se presentó el asesinato de 3 indígenas Emberá Dóbida y un negro en la comunidad de Peña Alta, municipio de Baudó y el posterior desplazamiento violento de la comunidad hacia el consejo comunitario de Chachajo.
2. El 16 de mayo se produjo el desplazamiento masivo de la comunidad del Resguardo Dearabe Blakirude hacia el consejo comunitario Mojaudó.
3. Entre el 16 y 19 de mayo la juntanza ISP convocaron una misión humanitaria en el Bajo Calima y Bajo San Juan debido a la crisis humanitaria de la comunidad indígena Chanó, Alto Río Bojayá y Unión Chocó por la violencia y el desplazamiento interno o confinamiento de los indígenas y las comunidades negras por parte de los grupos paramilitares desde hace dos años, con niños enfermos y necesidades de atención en salud que no son auxiliadas por ninguna entidad estatal.

El pueblo debe organizarse con independencia del Estado, pues aunque en los últimos años se han conquistado algunos derechos como la mayor participación de los negros en las universidades o en los puestos de “representación democrática”; estos últimos, debido al monopolio económico y social burgués, son copados por los voceros de los explotadores, racistas y mafiosos en contra de los intereses de los pueblos. E incluso si llega una mujer negra como Francia Márquez al cargo de vicepresidenta, mientras sigan dominando el poder económico las clases dominantes explotadoras y además racistas, no se podrá garantizar para el pueblo negro verdadera prosperidad, pues el Estado está dominado por esas clases parásitas y los que ocupen por estos cuatro años el gobierno deberán cumplir sus designios y los de los imperialistas.

Los planes capitalistas de explotación y expoliación en regiones como el Chocó no se detendrán a menos que a través de la lucha revolucionaria de los pueblos negros, indígenas, junto al resto del pueblo trabajador enfrente con un nuevo levantamiento popular, más contundente, capaz de vencer las fuerzas represivas del Estado para obligar con la fuerza el derecho a la salud, educación, empleo, alza general de salarios, vivienda, y respeto por las comunidades negras e indígenas que le han aportado al país, riqueza laboral, cultural, gastronómica y mucho más.

Es momento de recordar la historia de la lucha de los esclavos cimarrones que en 1793 conquistaron la libertad del pueblo palenquero, como el primer pueblo libre de América, enfrentando con coraje a las tropas españolas, pues no había otra forma de conquistar su derecho a existir como pueblo que no fuera con la lucha.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.