VUELVE Y JUEGA EL CIRCO DE LA FARSA ELECTORAL

La farsa electoral es un circo montado por las clases dominantes para engañar al pueblo haciéndole creer es él quien “elige” a sus gobernantes, cuando son la burguesía, los terratenientes y los imperialistas quienes realmente eligen a los verdugos del pueblo y administradores de sus negocios comunes a nivel local, regional y nacional; para eso tienen sus partidos de la U, Centro Democrático, Conservador, Liberal, Alianza Verde, Cambio Radical, etc.

A la farsa electoral se unen los demócratas pequeñoburgueses y los oportunistas con sus partidos reformistas —Polo, Marcha Patriótica, Unión Patriótica, Progresistas, Moir, falso Partido Comunista, etc.— que sin representar de manera directa a los capitalistas se ofrecen para proteger de forma “honrada” los intereses económicos y políticos de los explotadores so pretexto de defender el “Estado social de derecho” y de moralizar la maquinaria podrida y corrupta que es el Estado burgués; cuando ese Estado no puede ser reformado, ni moralizado, sino que debe ser destruido para construir una nueva forma de Estado, dirigido por los obreros.

Pero en contravía de los propósitos de los explotadores y sus ayudantes reformistas, la rebeldía del pueblo colombiano tiende a generalizarse y esto se ve claramente reflejado en los paros, bloqueos, protestas y marchas: trabajadores de la salud se movilizan en defensa de la salud en MEDELLIN y otras ciudades, trabajadores y usuarios del HUV en la ciudad de CALI están en pide lucha para impedir el cierre del centro hospitalario más importante del suroccidente colombiano; protestas continuas de los usuarios del transporte masivo en todo el país en contra del mal servicio y las altas tarifas; pequeños y medianos transportadores se levantan en contra del monopolio del transporte público entregado a los grandes pulpos capitalistas; desplazados se toman instalaciones exigiendo les cumplan las promesas; campesinos tratan de coordinar un nuevo paro en todo el país; carpas y movilizaciones obreras contra los despidos masivos y el cierre de empresas en las zonas industriales, que dejan a miles de familias en la miseria…

En Cali, en medio de este panorama de resistencia y lucha directa del pueblo, aparecen los supuestos salvadores de la ciudad y de la región: encabeza el circo ANGELINO GARZON, archiconocido vende obreros, que no contento con cabalgar por muchos años sobre el movimiento sindical, traicionando y entregando la lucha, pasó de ser supuesto líder de la “izquierda” a un perro faldero de la más abyecta ultraderecha uribista y uno de los tantos criminales que han marchitado el HUV. Le sigue el señor MAURICE ARMITAGE conocido popularmente como Lucas Adams, un parásito burgués, un lobo que trata de disfrazarse con piel de cordero, de benefactor de los trabajadores siderúrgicos, cuando en realidad se ha llenado los bolsillos a costa del sudor, hambre y sufrimiento de los trabajadores, que ahora propone la privatización del componente de comunicaciones de Emcali y la entrega al capital privado de sectores tan sensibles como la salud y la educación. A éste le sigue otro personaje de la fauna local, un verdadero depredador de las mujeres trabajadoras, El Gordo de la Suerte ROBERTO ORTIZ, propietario de Apuestas Gane una verdadera hiena que ha llenado sus alforjas con las ganancias que le generan la explotación de las conocidas CHONTICAS DE LA SUERTE, mujeres que laboran de sol a sol de lunes a domingo, por un pírrico porcentaje, sin prestaciones, sin EPS y generándole grandes ganancias extras al vender sin ningún pago o retribución SOAT, recargas de minutos, giros, venta de loterías, recaudación de servicios públicos y venta por catalogo y o multinivel, y a quien por si fuera poco le acaban de entregar el manejo de los pagos del subsidio al adulto mayor. A las fieras de este circo le sigue otro espécimen, el delfín de la rancia burguesía local CARLOS JOSÉ HOLGUÍN, quien trata de dar algunos chapaleos en la piscina del circo. Y para completar la payasada le sigue el bufón WILSON ARIAS, del Polo Democrático, quien apenas está saliendo de la convalecencia producto de la gran chamuscada de las elecciones pasadas… Siguen en lista otros personajes que ni siquiera vale la pena mencionar, pues postulan sus nombres simplemente para acabar de darle variedad al circo y para que los tengan en cuenta para algún puestecillo o contratillo. Eso sí, todos tienen de común, proponer reformas administrativas que se convertirán en verdaderas masacres laborales, que dejaran en el físico asfalto a miles de trabajadores oficiales; y como cereza en el postre: impuestos por montones, alzas en las tarifas de los servicios públicos, desempleo, cierre de hospitales y centros de educación.

Este es, pueblo vallecaucano y caleño parte del oscuro panorama que se cierne sobre los trabajadores y la gente del común que habitamos en esta región; es del pueblo la decisión de seguir avalando y apoyando a sus centenarios enemigos o decir ya basta y rechazarlos rotundamente, no asistiendo a las urnas y organizándose para darle mayor contundencia a la lucha, generalizando el paro y las protestas en las calles, pues está demostrado que es la única manera en que el pueblo se hace sentir ya que las firmatones, los derechos de petición, la supuesta ayuda de los senadores politiqueros, los fallos de las “altas cortes” y la confianza en este podrido Estado de corruptos y explotadores jamás serán la solución.

Corresponsal de Cali.

Tomado de: Revolucion obrera No. 439

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *