Mensaje a los Trabajadores de Noel

Compartir
Mensaje a los Trabajadores de Noel 1

Nos llegó la denuncia firmada por trabajadores de base de la fábrica NOEL, frente a varias arbitrariedades que los capitalistas vienen cometiendo en contra de los trabajadores. Es muy importante este tipo de llamados de los obreros organizados desde la base alertando a sus compañeros sobre la situación y la necesidad de unirse por encima de la afiliación sindical puesto que el enemigo de clase es uno solo atacando a todos los trabajadores de la empresa.

Así mismo es importante hacer consciencia de la unidad más allá de las paredes de la fábrica, pues actualmente son miles de trabajadores en todo el país que viven la misma situación, pues los patronos se ponen de acuerdo cuando se trata de obtener mayores ganancias. Unidad que se requiere para frenar a estos chupasangres y al Estado que los representa, quien viene aplicando una serie de reformas antiobreras y antipopulares que empeorarán aún más las condiciones generales de todos los asalariados. Unidad que debe ser por la base y al calor de la lucha, lucha que ahora se concreta en darle continuidad al gran paro del 21 de noviembre del 2019 avanzando al Paro General Indefinido, forma fáctica de hacer retroceder temporalmente a los explotares. Pues en definitiva la única forma de que no continúen y se profundicen las arbitrariedades que denuncian los obreros de base de Noel es acabando definitivamente con la explotación asalariada, expropiando a los expropiadores y garantizando que los verdaderos productores sean los que dirijan la sociedad.

A los trabajadores de base de Noel les llamamos a seguir adelante con su labor de concientización, organización y lucha.


Vuelve y juega la NOEL “de corazón”, tratando de desmejorar los beneficios de los trabajadores, mantenidos gracias a la convención colectiva, cuando la verdadera intención de la empresa, es desmejorar beneficios que gozan los trabajadores, como el tiempo de descanso, el tiempo de la alimentación que es en la jornada de trabajo, pretendiendo que este tiempo se disfrute después del turno laboral. No contentos con esto, también pretenden que la prima de vacaciones, el aguinaldo, el transporte y otros beneficios, no constituyan salario, es decir, una vil estrategia para arrebatar lo que se ha conseguido con tanto desvelo.

Esto, sumado a las condiciones generadas por la pandemia y a las múltiples jubilaciones de compañeros organizados en sindicatos, que ha generado un escenario ideal para que la empresa arremeta contra nosotros, la fuerza motriz de la empresa, quienes todo lo producimos. Todo esto lo hace de manera soterrada, escondida, camuflada: imponiendo un nuevo reglamento interno expuesto en un folder extenso, incómodo de leer y de difícil comprensión. En otras palabras, empleando estrategias para esconder al trabajador la verdad de sus intenciones y tomarlo por sorpresa, con medidas que no hacen otra cosa que desmejorar sus condiciones laborales, su moral y su estado anímico.

Además, con la excusa de perfeccionar y dar cumplimiento a los protocolos de bioseguridad y prevención de contagios, pretenden incorporar dispositivos con microchips o microsensores que arrojarían información relacionada con la distancia a la que se encuentran ubicados los trabajadores. Esto tiene una segunda intención que va más allá de la protección de la salud, pues a través de estos dispositivos se quiere distanciar a los obreros, impedir el contacto entre ellos, obtener información las zonas que frecuentan y las relaciones que desarrollan con sus compañeros de trabajo.

Lo anterior solo podría explicarse de una forma: la empresa pretende evitar que los trabajadores nos organicemos, dejemos de cooperar entre nosotros mismos y seamos simples apéndices de las máquinas y de la producción, es decir, deshumanizarnos hasta convertirnos en seres serviles y obedientes al servicio de la generación de sus ganancias.

Igualmente, otro mecanismo creado con intenciones similares es la plataforma «Cuidado por la Vida”, donde el trabajador tiene que llenar todos los días un formulario, indicando: En qué lugares estuvo, en qué zonas de la empresa, con quién desayunó, con quién descansó, con quién viajó en el transporte, etc. Tal cosa llega al exabrupto, pues hasta el trabajador que se encuentra en vacaciones o que no asistió a la empresa, debe seguir llenando la información del formulario.

Como se dijo en el párrafo anterior, no tienen otra intención que controlar las relaciones interpersonales, la comunicación y la circulación de los trabajadores para limitar su unidad consciente.

Compañeros: en NOEL están ocurriendo arbitrariedades que serán la puerta de entrada para mecanismos cada vez más intensos, directos y peligrosos para controlar a los trabajadores, evitar su comunicación y unidad, y apaciguarlos para establecer sus condiciones de esclavitud asalariada. Su objetivo no debe confundirse en ningún momento, su intención no es velar por la seguridad y la salud de los trabajadores, su verdadera intención es controlar a nuestra clase, generadora de sus ganancias, para aumentar sus beneficios.

Solo en la unidad y lucha de los trabajadores está la chispa necesaria para mantener las conquistas que hemos obtenido y ponerle freno a las medidas anti-obreras que pretende implementar la empresa.

Obreros de base

También te podría gustar...