¡VIVAN LOS 3 MESES DE LA TOMA DE LA FÁBRICA IAS!

Compartir
¡VIVAN LOS 3 MESES DE LA TOMA DE LA FÁBRICA IAS! 1

Celebrando los 3 meses de la toma de la fábrica

El 27 de septiembre se cumplieron 3 meses desde que las valientes y aguerridas obreras de Integrated Apparel Solutions – IAS se tomaron la fábrica para exigir mediante las vías de hecho sus justos derechos. Recordemos que las obreras se tomaron la fábrica el 27 de junio debido a que la patronal cerró la fábrica, sin pagar las cesantías adeudadas desde el 2007, llegando al descaro de no pagar los intereses, el no pago de las primas ni los parafiscales, y para cereza del pastel, 3 meses de salarios.

Cuentan las compañeras que IAS era una típica fábrica donde se vivía el infierno de la explotación capitalista: precarias condiciones laborales, donde si necesitaban un trabajo extra y no lo aceptaban les obligaban venir por la noche a todo el módulo que era compuesto por 7 personas, y si se negaban a esa súper explotación les decían que gracias pero que no les podían pagar porque no querían colaborar; donde no había siquiera salud ocupacional ni pago de EPS, aunque sí se las descontaban del salario; e igualmente les robaban las semanas cotizadas a un fondo de pensiones; donde eran forzadas a trabajar dos turnos o jornadas hasta de 24 horas; sometidas a ser despedidas e irse sin sueldo; tener solamente 15 minutos para desayunar y si no tenían qué comer tener que comprarle a la misma empresa el almuerzo a 7 mil pesos… condiciones inhumanas que les ocasionaban múltiples quebrantos de salud y las llevaba hasta pelearse y marcar las sillas menos malas para soportar las duras jornadas.

A estas valerosas trabajadoras les han robado no solo su salario, sino también su juventud, su salud, su vida social, su estabilidad emocional. Esta fábrica, como la mayoría en Colombia, es otro monstruo que devora lo mejor de cada trabajadora hasta dejarlas secas.

Pero como dice el dicho, donde hay opresión hay resistencia, y las compañeras no aguantaron más esta situación y para defenderse ante estas brutales violaciones a su dignidad y sus derechos como obreras decidieron organizarse y fundar el sindicato SINTRAIAS el día viernes 18 de mayo.

Sin embargo esta pequeña victoria no vino sin sangre, el sindicato despertó el odio de clase del patrón quien a los 3 días de fundado la organización despidió a 14 compañeras en el intento de ahogar el justo grito de rebeldía de las obreras que reclamaban lo que les pertenece y no estaban dispuestas a que les siguieran robando a algunas inclusive durante 30 años.

Y es tan miserable y patrañero este enemigo de la clase obrera que las trabajadoras tuvieron que esperar desde las 5 de la mañana hasta las 8 de la noche la carta de despido que ellas le exigieron, no solo para garantizar el reconocimiento de sus acreencias laborales, sino para que no les manchara su hoja de vida… y como la carta nunca llegó, sumado a todos los atropellos descritos anteriormente, en un acto de dignidad y valentía las obreras decidieron atrincherarse en la empresa. Fueron a la oficina de trabajo, que supuestamente está para defender los derechos de los obreros, pero el ministerio solamente apoyó al patrón. Las tutelas, demandas y querellas fueron totalmente inútiles.

Un mes después de formado el sindicato, el burgués de la fábrica, Federico Ariola Moreno, junto con sus sirvientes como Joaquín Cabrera jefe de producción, el contador Francisco Díaz, Gloria Álvarez jefe de planta, entre otros, con la complicidad de la Superintendencia, dicen que la empresa está en quiebra y será cerrada; que no tienen dinero con qué pagarles a las trabajadoras, aunque los activos de la empresa están avaluados en 12 mil millones de pesos; sin contar que sacaron las mejores máquinas y muebles, entre otros, cuando ellas no estaban laborando para que les fuese imposible impedir el desmantelamiento de la fábrica. Fue una vil y descarada jugada hecha con el fin de abrir otra empresa con todos los obreros tercerizados.

Las compañeras comentan que algunas confiaban en que el patrón iba a ser una persona agradecida y les iba a reconocer sus 20 y hasta 30 años de sus vidas que pasaron enriqueciéndolo, pero se estrellaron con la cruel realidad y descubrieron que a los ricos solo les interesa la ganancia y hasta venderían a su propia madre por ella.

Estas valerosas mujeres manifiestan que desde el primer día de la toma de la fábrica han recibido la solidaridad tanto económica como moral por parte de sindicalistas y estudiantes, del Comité de Solidaridad Oziel Tapasco Quintero, de la Escuela Sindical María Cano, de trabajadores de base de varias empresas, entre otros. Y les recomiendan a otros que estén en su situación o parecida que despierten antes de que el agua les llegue al cuello, que formen sindicatos y luchen por sus derechos, que los obreros son la fuerza que mueve a un país y no son ningunos tontos sino personas inteligentes. Agradecen la solidaridad de sus hermanos de clase y los eventos de educación y culturales que les han llevado los compañeros y les han servido para elevar su nivel de conciencia.

Entre las compañeras de IAs como en otras fábricas se extiende poco a poco la convicción de la necesidad de acabar con esta y todas las problemáticas que agobian, ahogan y llevan a la desesperación a millones de familias enteras por el afán de lucro de los ricachos; se afianza la idea de que necesitamos fomentar un paro nacional indefinido, uniendo todas las luchas de los trabajadores en una sola, para frenar los abusos de los patrones y del Estado que los defiende; asimismo, crece la conciencia de la necesidad de sepultar de una vez por todas a este nauseabundo, tambaleante y podrido sistema capitalista y levantar la bandera roja de luz y esperanza del socialismo científico, donde por fin el obrero disfrute el beneficio de su trabajo y conozca la verdadera democracia de la mayoría sobre la minoría: ¡VIVA SINTRAIAS!

Lucas.

También te podría gustar...