¡VIVA EL PARO NACIONAL DEL MAGISTERIO!

Compartir

¡VIVA EL PARO NACIONAL DEL MAGISTERIO! 1

Respondiendo a la ola de asesinatos de maestros y demás problemas del gremio, Fecode convocó un nuevo Paro Nacional del Magisterio de 24 horas. Entre los cientos de líderes asesinados en los últimos meses se cuentan siete maestros y decenas más amenazados, situación a la que se suman la deficiencia en infraestructura, dotación, transporte escolar, las fallas en la prestación del servicio de salud, y demás problemas como las evaluaciones y concursos para el escalafón.

El Paro Nacional es una respuesta correcta a las pretensiones del Estado al servicio de las clases dominantes de acallar con el terror las justas demandas del magisterio y el pueblo en general.

El asesinato de docentes no es nuevo, siendo por décadas uno de los sectores sindicales más atacado por las balas estatales y paraestatales. Aun así, ha sido un gremio que ha demostrado gran fuerza en los últimos paros, una buena capacidad de movilización y resistencia, impulsadas fundamentalmente por la base que se niega a permitir la privatización de la educación y la pauperización de sus condiciones.

Aunque las excusas de los asesinatos son muchas, es evidente el afán de callar las voces tanto de maestros como de todo aquel que se oponga a los designios de los burgueses, terratenientes e imperialistas; por ello son justas todas las actividades de denuncia, manifestaciones y paros que buscan poner freno a esta vil matazón. Pero la experiencia ha demostrado que no basta con la manifestación y el paro aislado de cada sector; se hace necesario unir toda la inconformidad y rebeldía de los trabajadores del campo y la ciudad, en una sola y poderosa lucha de todo el pueblo colombiano; en tal sentido, el Paro Nacional del Magisterio debe convertirse en un paso adelante en la preparación del Paro Nacional Indefinido.

La lucha del magisterio colombiano y sus reivindicaciones hacen parte de la lucha general del pueblo trabajador contra la oleada de terror y contra las medidas que se apresta a imponer el nuevo gobierno para satisfacer la voracidad de los imperialistas y grandes monopolios; de ahí que la lucha por la educación pública, la salud, la vivienda, el salario, la pensión, etc., no son algo separado o exclusivo de un sector u otro, porque cada uno está compuesto de proletarios y campesinos de carne y hueso, que sufren al tiempo todas las penurias de un sistema que quiere sobrevivir por encima de quien sea.

Por consiguiente se necesita la unidad para la lucha, para empezar a preparar por todas partes el Paro Nacional Indefinido, donde no solo los maestros, sino todos los sectores paralicen su actividad, para tocar el corazón de este sistema: la ganancia de los capitalistas. Esta es la forma más contundente para defender la vida de los líderes sociales y maestros, pero también para conquistar los derechos del pueblo y detener el conjunto de medidas que los explotadores tienen preparadas para este cuatrienio.

Unidad para lucha sin confiar en el Estado, porque el Estado representa los intereses de los que viven del trabajo ajeno; por eso jamás desde sus instituciones se protegerá la vida de los dirigentes del pueblo o se legislará en su favor por voluntad de los explotadores. Es un Estado donde los dueños de los medios de producción mandan, y su papel ahora es descargar todo el peso de la crisis económica sobre los trabajadores. Para ello prepararon la Agenda Empresarial, que es el verdadero plan del nuevo gobierno, donde están claramente definidas las medidas contra el pueblo, no solo en el terreno económico y social, sino también las medidas políticas de represión y criminalización de la protesta, en el vano intento de aplastar la rebeldía creciente del pueblo frente a la terrible situación que padece.

El pueblo no puede confiar en el Estado que ejecuta la dictadura de los explotadores y por ello no puede confiar en sus instituciones ni creer que los debates en el parlamento solucionarán sus problemas. Toda la experiencia histórica ha demostrado que la unidad, la organización y la lucha son las verdaderas armas de los desposeídos para arrancar a sus enemigos las reivindicaciones; hoy se necesita esa unidad, organización y lucha que desemboque en un poderoso Paro Nacional Indefinido para frenar la nueva arremetida criminal de los capitalistas holgazanes y les permita a los trabajadores tomar la iniciativa, ya no solo para resistir los embates de sus enemigos, sino para dirigir la sociedad ante la incapacidad de las clases dominantes para solucionar los más elementales problemas del país.

¡ABAJO EL ASESINATO DE DOCENTES Y LÍDERES DEL PUEBLO!

¡DEFENDER LA EDUCACIÓN PÚBLICA NO ES UN DELITO!

¡A PREPARAR EL PARO NACIONAL INDEFINIDO!

También te podría gustar...