Palabras de Paz y Hechos de Guerra Contra el Pueblo

Compartir

Indigenas

Mientras hacen anuncios sobre la inminente firma del acuerdo de paz entre el gobierno y los jefes de las Farc en La Habana, los hechos de guerra contra el pueblo son lo cotidiano en el territorio nacional.

Palabras de Paz como el «Primer Foro Financiero Por la Paz» realizado en Bogotá el 19 y 20 de Mayo, liderado por la Unión Nacional de Empleados Bancarios – UNEB, cuyo propósito no era otro que escuchar a los impulsores y patrocinadores de la paz burguesa y de la guerra contra el pueblo; entre ellos, Carlos Raúl Yepes, Presidente de Bancolombia del Grupo Empresarial Antioqueño, el mismo grupo dueño de Argos, impulsor de la guerra y beneficiario de las masacres y el desplazamiento en los Montes de María. Es una vergüenza para la clase obrera y el movimiento sindical, que sus dirigentes se presten para engañar al pueblo y les hagan el favor a sus irreconciliables enemigos de clase, aplaudiendo sus planes reaccionarios y presentándolos como sus amigos.

Es tan cierto esto que mientras se hablaba de paz en el mencionado foro, la Unidad Nacional de Protección – UNP, otro de los tantos aparatejos creados para dar la apariencia de que el Estado sí protege a los dirigentes sociales, informaba que durante el año 2015 fueron amenazados 472 líderes sindicales, 628 defensores de derechos humanos, al tiempo que se recibieron 131 casos de comunicadores amenazados; fueron 63 los defensores de «derechos humanos» asesinados el año pasado y en lo que va corrido del presente asciende a 18, 8 de ellos en el Cauca. La paz de los ricos es amenazas y muerte para los dirigentes y activistas populares.

Pese a las promesas y declaraciones de paz, en el paro agrario fueron asesinados los guardias indígenas Willington Quibarecama Nequirucama, Gersaín Cerón y Marco Aurelio Díaz; quedaron 210 compañeros heridos y 170 judicializados. Hechos de guerra contra el pueblo desarmado.

En medio de paro agrario y en momentos en que el gobierno firmaba el acta de garantías con los huelguistas, reclamantes de tierras, en el corregimiento Guacamayas en Turbo (Urabá antioqueño) fueron atacados nuevamente por paramilitares que incursionaron a la vereda el 11 de junio (ya lo habían hecho el 7) y agredieron, rompieron pertenencias, amenazaron e hirieron a varios compañeros y se robaron 50 cabezas de ganado de las 32 familias de reclamantes a quienes el Estado les había prometido protección y garantías. Un hecho de guerra ejecutado al amparo y complicidad del Ejército Nacional que a pesar de las alertas y las denuncias sólo se apareció dos días después de los hechos.

Y justo después de los acuerdos firmados por el gobierno en el Cauca en cuanto a garantías para los detenidos por los paros del 2013 y 2014, donde se comprometió a tratar el problema en una «Comisión de Alto Nivel», fue proferido un fallo contra los estudiantes, defensores de derechos e integrantes de La Asociación de Trabajadores Campesinos de Huila; William Cruz Javela, Édison Fabián González Sierra, Róger Murcia Escobar y Óscar Eduardo Gasca Garzón condenándolos a 20 años de prisión.

¡He ahí unos cuantos casos de palabras de paz y hechos de guerra contra el pueblo!

También te podría gustar...