NI SANTOS, NI URIBE. NI EL ESTADO NI LOS POLITIQUEROS, ¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!

También te podría gustar...