IMPORTANTE MITIN CONTRA LA FARSA DE NEGOCIACIÓN DEL SALARIO MÍNIMO EN BOGOTÁ

Compartir

Un grupo de 30 obreros, en representación de diversas organizaciones sindicales y populares, realizaron un valiente acto de agitación contra la farsa de negociación del salario mínimo y en defensa de la estabilidad laboral, frente a las instalaciones del Ministerio de Trabajo en la Ciudad de Bogotá el 18 de diciembre en la mañana.

Muchos compañeros invitados no asistieron, pero tengan por seguro que se vieron bien representados por este destacamento de luchadores que desafió a los capitalistas, a su Estado y a los jefes vendeobreros de las centrales sindicales, denunciando:

¡Abajo la farsa de negociación del salario mínimo!

¡Abajo el proyecto de ley 011 y 018 que atenta contra la estabilidad laboral reforzada!

¡Contra la represión, los despidos y los salarios de hambre: unidad, organización y lucha!

¡Por un sindicalismo con independencia de clase: Adelante!

Aquí no se hizo presente la prensa burguesa que le da tribuna a las llamadas partes en esta negociación, pero sí lo hizo la prensa revolucionaria como el periódico El Faro de los Comités de Lucha y este medio.

Aquí no estuvo presente Julio Roberto y demás jefes vendeobreros de las Centrales, que dicen estar representando a los trabajadores para fijar el porcentaje de incremento del salario mínimo y no aceptar las migajas ofrecidas por los patronos, pero sí lo hicieron quienes están despedidos, como dos compañeros de Coca-cola, los que ganan pírricos salarios en la vigilancia privada y están viendo amenazados sus puestos de trabajo por la nueva legislación; estuvieron presentes los compañeros que exigen la derogación de los proyectos de ley que atentan contra la estabilidad laboral reforzada, de quienes sufren enfermedades profesionales a causa de la superexplotación…

Este fue un mitin que en medio del frío bogotano, ante la sorpresa de muchos transeúntes, también trabajadores, que entraban a las instalaciones del Ministerio o pasaban cerca, no se arredró por la falta de sonido. Sin amplificación retumbaron discursos que decían verdades y acusaban a los responsables del engaño; denunciaban la legislación antiobrera, rechazaban cualquier esperanza en la gestión de los politiqueros y la voluntad del gobierno terrorista, antiobrero y antipopular, para supuestamente devolver los recargos nocturnos y festivos a los obreros.

Allí estuvieron los representantes de quienes dependen del salario mínimo, de los desempleados, de los oprimidos, confiando en su propia fuerza y movilización; distribuyendo su propia propaganda, movilizándose por sí mismos, cuadrando los turnos, permisos y la financiación para desplazarse hacia el caótico sector del norte de la capital, donde los enemigos de la clase obrera desarrollan una farsa para desviar la atención de las masas trabajadoras.

Este evento, anónimo para la gran prensa burguesa, quien además censura todo lo que está contra el gobierno y los capitalistas, tuvo que terminar un poco más temprano por un lapo de agua intempestivo; pero es muy significativo, porque es el germen de la independencia de clase del nuevo sindicalismo y una expresión muy importante de lucha del movimiento obrero en la principal ciudad del país.

También te podría gustar...