Arrecian los ataques patronales contra la clase obrera en Bucaramanga

Compartir

Persecusión y Despidos en ALDIA

Arrecian los ataques patronales contra la clase obrera en Bucaramanga 1
Pancarta de SINTRAMETALURGICO desplegada en las instalaciones de Ferretería ALDIA en señal de protesta ante el despido de dos trabajadores.

A pocos días para terminar el primer mes del 2021, se han acrecentado los ataques por parte de la patronal contra la clase obrera de Bucaramanga y su zona metropolitana. Despidos injustificados, incremento de la persecución sindical, montajes judiciales, entre otros actos ignominiosos que se vienen presentando en distintas empresas de la capital santandereana. Los capitalistas no escatiman esfuerzos para salir bien librados de la crisis económica que se presenta actualmente, y mucho menos para descargar esta crisis sobre los hombros de la clase obrera, y para perseguir (y lanzar a la calle) a los obreros que no callan ante las injusticias que se cometen diariamente en contra de nuestra clase.

Tal ha sido el caso en Ferretería ALDIA, en donde, sumado a la persecución sindical, se viene cometiendo una masacre laboral contra los obreros con más antigüedad dentro de la empresa, como el caso del despido injustificado de los compañeros César Viviescas y Cristian Fajardo, con más de 22 y 10 años respectivamente de estar trabajando para ésta. Una lamentable situación que los compañeros del Sindicato de Trabajadores de Ferretería ALDIA (SINTRALDIA) habían alertado en un comunicado a la clase obrera y el pueblo colombiano el pasado 05 de enero, y que fue compartido en su momento en las redes sociales del portal digital Revolución Obrera. Y como es probable que estos casos se sigan presentando, los compañeros de SINTRALADIA junto a los compañeros de SINTRAMETALURGICO han manifestado que persistirán en la lucha mediante los métodos legales y de acción directa en la defensa de los compañeros despedidos; y además, que se mantienen en estado de alerta ante los ataques que probablemente vendrán por parte de las directivas de Ferretería ALDIA.

Persecusión Sindical en TCC

Arrecian los ataques patronales contra la clase obrera en Bucaramanga 2
“La persecución sindical en TCC genera violencia a sus trabajadores” dice la pancarta desplegada por SINTRACAP, uno de los sindicatos de los trabajadores de TCC en las instalaciones de la empresa en Bucaramanga.

Igualmente, desde hace un tiempo los trabajadores afiliados a USTCC-Bucaramanga y SINTRACAP, los cuales trabajan para la empresa TCC, vienen denunciando la situación de acoso laboral y persecución sindical, así como el incumplimiento de lo estipulado en la convención colectiva y la poca disposición de diálogo por parte de la patronal de los transportes; la cual, ante las manifestaciones de protesta por parte de los trabajadores en la defensa de sus derechos, decide responder mediante acusaciones irresponsables y llamar a descargos a cuatro compañeros sindicalistas, con el resultado de suspensión para uno de los compañeros y la cancelación del contrato de los tres compañeros restantes. Aun así, los compañeros de USTCC y SINTRACAP persistirán en la lucha hasta que la empresa TCC cese su accionar anti sindical y atienda las reivindicaciones de los trabajadores.

Atropellos en Coca-Cola

Arrecian los ataques patronales contra la clase obrera en Bucaramanga 3
Pancarta de los obreros afiliados a SINALTRAINAL frente a las instalaciones de la planta de Coca Cola en Bucaramanga. En donde denunciaron la persecución sindical contra sus dirigentes Nelson Pérez y Jimmy Fontecha. 25 de enero de 2021.

Asimismo, el 25 de enero, se llevó a cabo una audiencia virtual donde compareció el compañero Nelson Pérez, presidente de SINALTRAINAL Seccional Bucaramanga, ante el Juez Once Civil del Circuito de Bucaramanga para responder ante los testimonios montados por los mandos medios y directivas de la Industria Nacional de Gaseosas S.A. Coca Cola Femsa, en el proceso que radicó la multinacional el año pasado con el fin de despedir de la empresa a los compañeros dirigentes sindicales Nelson Pérez y Jimmy Fontecha, éste último está citado a comparecer ante los tribunales el próximo mes de mayo. Ambos compañeros llevan más de 20 años trabajando en la embotelladora de Coca Cola en Bucaramanga, poseen fuero sindical y son obreros con restricciones de salud; los cuales, según indica la misma ley burguesa (que a los burgueses tanto les gusta pisotear), deben ser reubicados de sus puestos de trabajo y solamente un juez de la República puede autorizar sus despidos. Por consiguiente, todo este montaje judicial es una estrategia para encubrir la persecución sindical y el despido injustificado contra los combativos trabajadores de Coca Cola Femsa. Pero la administración de la multinacional no debe cantar victoria, ya que como manifestaron los compañeros de SINTALTRAINAL en su más reciente comunicado“(…) no vamos a dar tregua en la denuncia pública, la movilización y la huelga por culpa patronal e invitamos a todos los trabajadores a no acobardarse, luchar y resistir ante éstos golpes de la patronal Coca Cola”.

Lo que se evidencia en los anteriores tres casos de tiranía burguesa (de los muchos que debe haber en la ciudad y a la largo y ancho del territorio nacional) es el inevitable conflicto obrero-patronal, la manifestación primitiva del conflicto entre el trabajo y el capital. Está situación también nos muestra que, a pesar que los obreros padecen el mismo conflicto obrero-patronal en sus distintas manifestaciones en sus respectivas empresas, y de los llamados de solidaridad entre distintas organizaciones sindicales y de masas en cada uno de estos conflictos, esto no basta para responder de manera contundente ante los ataques del enemigo de clase, ya que la respuesta aislada ante estas injusticias por parte de las distintas organizaciones combativas del proletariado suscita que nuestros golpes no tengan la fuerza necesaria a diferencia de los golpes del enemigo de clase amparado por el Estado. Por consiguiente, la clase obrera debe generalizar la lucha y sumar esfuerzos para responder conjuntamente con más ímpetu y determinación a los embates de la patronal en contra de nuestros hermanos y hermanas de clase. La consigna es clara: ¡Ni el Estado ni los politiqueros! ¡Solo el pueblo salva al pueblo!

Corresponsal en Santander.

También te podría gustar...