¡APOYAR LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE SINTRASALES!

Compartir

sintrasales

Actualmente SINTRASALES es un Sindicato de primer grado y de Industria. Posee 46 afiliados, 39 de ellos laboran en la Empresa BIG GROUP SALINAS COLOMBIA SAS y 7 trabajadores vinculado a SAMA LTDA. SINTRASALES se encuentran en proceso de negociación del pliego de peticiones y los puntos esenciales y en su orden son:

  1. ESTABILIDAD LABORAL.
  2. CONDICIONES LABORALES QUE NO ATENTEN CON LA DIGNIDAD HUMANA. Instalación de Puntos de hidratación, baterías sanitarias, garantía de transporte para poder llegar a nuestros puestos de trabajo, respeto al derecho a la igualdad.
  3. GARANTÍAS AL DERECHO DE ASOCIACIÓN. Que se elimine la política antisindical que viene instaurando Big Group y que buscan dinamitar a SINTRASALES y a sus miembros. No más persecución laboral ni sindical.
  4. GARANTÍAS PARA EL CUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDO PARA EL PAGO DEL PASIVO LABORAL QUE POSEE SAMA LTDA CON LOS HOY TRABAJADORES DE BIG GROUP.

Los antecedentes:

Para el año 2014, SAMA LTDA., la anterior empleadora, atravesaba por un grave crisis económica, financiera y administrativa y los trabajadores padecían de incumplimiento de la patronal: más de 7 meses de salarios adeudados, no estaba cubierto el pago a la seguridad social ni a pensiones, no se estaba produciendo ya que hasta la energía eléctrica fue suspendida por parte de Electricaribe por el no pago de varios meses de suministro, cuentas de SAMA embargadas; en fin, era un caos lo que padecían, no solo los trabajadores, sino también toda la población.

Por lo anterior, los trabajadores aceptaron renunciar a todos esos beneficios y a que las acreencias laborales por liquidación de los contratos se cancelaran después del tercer año de operación de Big group.

Ya han transcurrido 22 meses de operación de Big Group en las salinas y en estos meses y se han fabricado más de un millón de toneladas de sal, lo que representa ingresos cercanos a los 50.000 millones de pesos, que es una cifra que rompe las estadísticas históricas de la Producción de sal en Manaure.

Y hoy los hechos demuestran, que los trabajadores fueron víctimas de engaños, fraude y robo por parte BIG GROUP, dado que ahora dice: “que ellos no tienen nada que ver con las deudas de SAMA y no se hacen responsable de las deudas laborales”.

La situación actual

Los Afiliados no poseen estabilidad laboral y por el contrario están siendo víctimas de acoso laboral y existe un ataque psicológico de manera sistemática sobre las directivas del sindicato y sobre todos los miembros.

Algunos derechos de los miembros no se los cancelan o lo hacen extemporáneamente y después de reclamaciones, mítines y exigencia del sindicato, mientras que a los del otro sí, o para ellos son mejores y mayores que los beneficios. Además que los afiliados han sufrido de traslados y desmejoramientos de las condiciones de trabajo, la no determinación para la toma de decisiones y ejecución de los trabajos.

Por otro lado, Sintrasales rechaza la subcontratación de trabajadores y no permitirá que dentro de la Empresa Big Group se oculte la contratación a través de terceros. Por eso se exige que los contratos de trabajo en la empresa, deba ser a término indefinido y estable.

Además que Big Group hoy está administrando las riquezas de los Wayuu y con gran extrañeza se observa que dicha empresa no ha implementado programas sociales, que busquen por lo menos amortiguar el problema del hambre, desnutrición y sed de las comunidades indígenas del área de influencia de las salinas; por el contrario, se ha empeñado en una cacería de brujas para evitar que las comunidades indígenas que tienen sus pequeñas charcas donde producen pequeñas cantidades de sal, puedan venderlas en el mercado, quitando con ello el único sustento que han tenido históricamente.

Los trabajadores están comprometidos con la comunidad indígena y por eso rechazan la expropiación disfrazada que hizo el Estado colombiano del derecho ancestral de las comunidades Wayuu de la explotación artesanal de los depósitos de sal que se forman en torno al mar para monopolizarla en interés privado, lo que antes era una de las fuentes de subsistencia de estas comunidades indígenas y está directamente relacionado con el aumento reciente del hambre y la muerte por desnutrición de los niños Wayuu.

En este caso se presentó un error grave del sindicato al renunciar a la estabilidad o las acreencias laborales y dejarse engañar por la burguesía y el Estado que los representa durante el proceso de restructuración de la empresa; este es un ejemplo negativo que no se debe repetir y se debe rectificar a futuro.

Sin embargo se debe aprender de esta experiencia para el conjunto del proletariado y brindar el apoyo solidario a esto compañeros.

Distribuidores del Semanario Revolución Obrera, diciembre de 2016.

También te podría gustar...