Palestina, Cachemira pueblos hermanos en lucha contra dos genocidas. (Adolfo Naya)

Compartir
Palestina, Cachemira pueblos hermanos en lucha contra dos genocidas. (Adolfo Naya) 1

13 de Mayo Tomado de Dazibao Rojo

Ahora que vuelve Palestina a los titulares de la prensa internacional, solo se acuerdan de Palestina cuando hay cientos de heridos, muertos y bombardeos, mientras las prácticas genocidas que realiza día a día el gobierno Israelí no importan mucho empezando por el mayor campo de concentración del mundo llamada Gaza.

En este contexto quisiera mostrar toda mi solidaridad con el pueblo palestino y recordar al pueblo de Cachemira y analizar las similitudes ideológicas que comparten, el Partido Bharatiya Janta (BJP), al que pertenece el genocida Modi, y el Partido Likud, al que pertenece el genocida Netanyahu, la primera de todas es el odio común a los musulmanes. Creen en un vínculo etnoreligioso con un pasado antiguo, que les da supremacía sobre la tierra y otros grupos étnicos. Para los sionistas, es la tierra de Israel y para los fascistas hindúes, es purificar la India eliminando a los musulmanes y a otras minorías religiosas

En agosto de 2019, el gobierno indio revocó unilateralmente el estatus especial de Cachemira, librando una guerra de limpieza étnica en la región. El BJP abogó por un proyecto colonial de colonos en la región más militarizada del mundo, con más de 5 millones de soldados indios. Esta práctica de colonización es muy similar a la que realiza Israel y sus colonos en los territorios Palestinos.

Miles de civiles y activistas de Cachemira han sido sometidos a detención, tortura, arrestos masivos, asesinatos selectivos, cortes de comunicación, control de los medios de subsistencia y control de movimientos, al igual que los palestinos. El BJP, y el partido Likud, alimentan a su población con la retórica de la superioridad moral y étnica, justificando así sus prácticas genocidas. El cónsul general de India en Israel, Sandeep Chakravorsky, dijo en 2019: «India debería adoptar el ‘modelo israelí’ en Cachemira», afirmando que si Israel podía hacerlo, ellos también.

En 2014, cuando el genocida Modi asumió el cargo, Israel exportó armas y equipos de defensa israelíes por valor de 662 millones de dólares. En 2018 India gastó 5,84 mil millones en armamento procedente de Israel Los dos países también firmaron diversos acuerdos de intercambio de inteligencia y han intensificado sus ejercicios militares conjuntos desde 2017, con el objetivo, entre otros, de aplastar la lucha del pueblo de Cachemira y otros pueblos como Assam o Manipur, así como al movimiento naxalita.

En 2015, bajo el gobierno del genocida Modi, India se abstuvo de votar en el CDHNU una resolución que criticaba a Israel por violar los derechos humanos en Gaza. Esta fue la primera vez que la «democracia más grande del mundo» votó en contra de los intereses palestinos. Antes de aceptar a Israel como país en 1950, India votó contra el plan de partición de Palestina en 1947 y la admisión de Israel en la ONU en 1949. Incluso entonces, durante las siguientes 4 décadas, India mantuvo una distancia política de Israel. Ahora son grandes amigos apoyando Israel la postura de India de que Cachemira es su ‘problema interno’.

Con esta afinidad ideológica de los genocidas Modi y Netanyahu no podemos esperar nada bueno para los habitantes de Cachemira y del resto de la India, los palestinos y a los derechos de los pueblos. Solo la lucha y la solidaridad internacionalista podrá parar estos genocidios y a sus ejecutores.

Adolfo Naya. Antropólogo social y sindicalista, autor de la Operación «Green Hunt» en India: Prácticas sociales genocidas, estrategia de contrainsurgencia «Corazones y mentes». Editor:Foreign Languages Press (2021)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *