29 años del discurso del Camarada Gonzalo desde la Jaula

29 años del discurso del Camarada Gonzalo desde la Jaula 1

El 24 de septiembre de 1992, hace 29 años, se bajó el telón ante los ojos del mundo. Decenas de cámaras y micrófonos se mezclaban con fusiles de alto calibre respaldadas por granadas y una incontable fuerza represiva, en una abyecta y morbosa puesta en escena para mostrarle al mundo el más preciado trofeo del Estado peruano en su macabra lucha de 12 años contra una de las gestas heroicas vividas en los últimos 100 años.

Los disparos de luces de los reflectores pronto saciaron a los hambrientos periodistas que cual jauría de hienas surcaban esa enorme caja cubierta con el manto que guardaba la joya de la corona del asesino Estado peruano. La soga que aseguraba el telón fue rápidamente destramada para poner ante los ojos del mundo al mítico Presidente Gonzalo, el dirigente de la Guerra Popular, al escurridizo mentor y cabeza de esa gesta que por años estaba horadando los cimientos del nauseabundo mundo burgués en las infinitas cordilleras de los Andes.

El Estado peruano y los imperialistas se lamian de ganas por verlo por fin arrodillado, humillado, derrotado y por qué no decirlo, arrepentido de haber tan siquiera pensado en la afrenta de pretender destruir el paraíso terrenal para los grandes señores del oro, de las riquezas y de los lujos. ¡Destruir el capitalismo!, ¡derrotar al imperialismo!, ¡construir un Estado de obreros y campesinos!… Aquella afrenta debía ser declarada impropia y desechada frente a los ojos del mundo.

¡Cuán vana y ridícula quedaría la imagen del gobierno peruano¡ Con el puño en alto, la furia en el corazón, el coraje de un guerrero, la templanza del acero, la claridad de un jefe de la revolución proletaria mundial y la sagacidad de un probado combatiente, se abalanzó en extrema minoría y con su voz pletórica de claridad y elocuencia, en un solo segundo doblegó a su agresor y refrendó la siempre nueva alegórica frase del presidente Mao: “todos los imperialistas son tigres de papel”

Nadie debe llamarse a engaños, la captura del camarada Gonzalo; y junto a él, la mayoría de la dirección del Partido, fue un golpe incuestionable para la Guerra Popular en el Perú, para la dirección de la revolución en ese país, y para todo el movimiento comunista internacional. Pero esa verdad, como por arte de magia, el camarada Gonzalo la convertiría desde la jaula es un contraataque fulgurante que puso a temblar las huestes enemigas y refrescó los aguados ojos de millones de obreros y campesinos que transformaron sus lágrimas en fuertes dentelladas al ver a su entrañable dirigente convirtiendo esa pared de barrotes en una fuerte y luminosa trinchera de combate y dando así el primer golpe.

A los «Camaradas del Partido Comunista del Perú, Combatientes del Ejército Guerrillero Popular, Pueblo peruano»

Fueron las primeras líneas que pronunciara aquel 24 de septiembre, para poner en su lugar a todos los presentes, dándoles la orden perentoria de trasmitirle a su pueblo y a sus camaradas lo que hasta ese instante nadie podía imaginar que se tejía en la mente de Gonzalo, pero que a la postre sería un grito de guerra contra todo el orden burgués y no la genuflexión soñada, propinándoles el segundo golpe en esta batalla del 24 de septiembre a sus enemigos.

Cerca de 800 palabras fueron pronunciadas en el histórico discurso, una eternidad para la lenta reacción de quienes se convirtieron en instrumento del “Presidente Gonzalo”, quien utilizó la más grande tribuna dada a un comunista para dirigirse en vivo y en directo; y sin demora trazar una hilada, clara y coherente orientación política cargada de conocimiento histórico, reflexión sobre la realidad peruana y mundial, las tareas de los comunistas en el mundo, las decisiones del Partido Comunista del Perú y las directrices que había que lanzar a los destinatarios de su discurso. Leer y estudiar el discurso del camarada Gonzalo, no puede menos que dejarnos la idea de que es una joya histórica tanto por su contenido como por las desventajosas circunstancias, pues en medio de la maraña se levantó como el ave fénix para volar muy alto en la extensión y en el trascender imparable del tiempo.

«¡Somos comunistas!, Porque nosotros defendemos aquí los intereses del pueblo, los principios del Partido, la Guerra Popular, ¡Eso es lo que hacemos, lo estamos haciendo y seguiremos haciendo!»

Un grito de guerra contra la explotación, contra el capitalismo, contra el imperialismo que chorrea sangre en todos los países, todos los días, en todo nuestro pueblo; y que para Gonzalo, como para cualquier comunista son motivos de sobra para enorgullecerse de no renunciar hasta su muerte a sus principios y sus ideales. Lo hacemos, los estamos haciendo y lo seguiremos haciendo hasta la derrota completa de la burguesía y la construcción del comunismo en toda la tierra.

«Las tareas establecidas por el III Pleno del Comité Central», «el IV Plan de Desarrollo Estratégico de la Guerra Popular para Conquistar el Poder», «VI Plan Militar para Construir la Conquista del Poder». Una mención directa en su discurso a que él como dirigente del Comité Central siempre acató, orientó y defendió las decisiones de la organización política, poniendo a brillar en sus palabras la importancia de esa cualidad del trabajo de los auténticos comunistas, quienes dan un valor insuperable al Partido Político de la clase obrera y a confiar y acatar sin titubeos sus decisiones. El camarada Gonzalo, fue un guerrero incansable desde su juventud por la construcción del Partido, no en vano fue protagonista de vanguardia en la defensa del Partido heredado de Mariátegui y al que edificó con la delicadeza de un artista, enraizó entre las masas con la sabiduría de un labrador de la tierra, y con la fuerte estructura que logra el más sapiente de los obreros de la construcción.

«Veamos la historia del Perú. Veamos los tres siglos del Perú últimos. Eso debemos pensar, vean el siglo XVIII, vean el siglo XIX, vean el siglo XX; ¡y entiéndanlos!. Quienes no entiendan van a estar ciegos y el ciego no sirve al país, ¡no sirve al Perú!» Con estas palabras introdujo un recorderis de la historia de opresión en que ha vivido el pueblo peruano y que solo podrá ser superado con la revolución, pues es una vil mentira que los gobiernos a través de la historia se hayan opuesto a esa dominación, todo lo contrario son socios y lacayos del imperialismo y enemigos del pueblo. Unas cuantas frases del discurso del camarada Gonzalo muestran el conocimiento profundo que tenía de la historia del Perú, de la larga marcha que su amado pueblo ha tenido que sufrir gobierno tras gobierno y siempre bajo la bota asesina y opresora del imperialismo; por eso entregó todas sus energías a la causa de conquistar una verdadera liberación para su pueblo, y por eso desde la jaula les recordó a los verdaderos asesinos que «el maoísmo marcha inconteniblemente a comandar la nueva ola de la revolución proletaria mundial ¡entiéndase bien y compréndase! los que tienen oídos, úsenlos, los que tienen entendimiento y todos los tenemos manéjenlos ¡basta de necedades basta de oscuridades! ¡entendamos eso! ¿qué se desenvuelve en el mundo? ¿qué necesitamos? necesitamos que el maoísmo sea encarnado y lo está haciendo y que pase generando Partidos Comunistas, a manejar, a dirigir, esa nueva gran ola de la revolución proletaria mundial que se nos viene»

Desenmascaró con total contundencia «la cháchara vacía y necia de la famosa ´nueva etapa de paz´» y la manera como las clases dominantes utilizan este anhelo de las masas para mantener su dominio y su pretendida historia sin fin de hambre, explotación y muerte para quienes todo lo producen; desenmascarando los planes y preparativos de los imperialistas para desencadenar una tercera guerra mundial, y llamando al final de su discurso a la necesidad de crear partidos políticos de la clase obrera en todo el mundo, a exaltar la enorme contribución del maoísmo a la revolución proletaria mundial, para terminar sus elocuentes palabras con un saludo al proletariado internacional, al movimiento comunista internacional, al marxismo-leninismo-maoísmo, al Partido Comunista del Perú y a su querido pueblo peruano.

Desde sus primeras palabras, hasta su despedida en el discurso fue un aliciente, una brisa fresca para los pueblos del mundo, una llamado contundente a los revolucionarios a persistir y proseguir sin descanso en las tareas; y aunque la jauría de periodistas pretendió todo el tiempo sacarlo de sus casillas con frases disparatadas y llamados a responder preguntas capciosas y a desviarlo hacia temas superfluos como las rayas, la jaula o el número de su uniforme; el camarada Gonzalo fue total y absolutamente un aguerrido combatiente que convirtió el dolor del encierro en fuerza material, y honró a los miles de presos políticos y sobre todo a los mártires asesinados en las cárceles, convirtiendo esa jaula en luminosa trinchera de combate.

24 de Septiembre de 2021


En las redes circulan muchas versiones recortadas del discurso; por eso lo ponemos a continuación para su conocimiento en video y texto En el enlace siguiente pueden encontrar el video del discurso.

¡EL DISCURSO DEL PRESIDENTE GONZALO!

¡Camaradas del Partido Comunista del Perú!
¡Combatientes del Ejército Guerrillero Popular!
¡Pueblo peruano!:

Vivimos momentos históricos, cada uno sabe que es así, no nos engañemos. Debemos en estos momentos poner en tensión todas las fuerzas para enfrentar las dificultades y seguir cumpliendo con nuestras tareas. Y ¡conquistar las metas!; ¡los éxitos! ¡la victoria!. Eso hay que hacer.

Nosotros estamos aquí como hijos del pueblo y estamos combatiendo en estas trincheras, que son también trincheras de combate y lo hacemos porque ¡somos comunistas!, Porque nosotros defendemos aquí los intereses del pueblo, los principios del Partido, la Guerra Popular, ¡Eso es lo que hacemos, lo estamos haciendo y seguiremos haciendo!

Nosotros estamos aquí en estas circunstancias; unos piensan que es una gran derrota, ¡sueñan!, les decimos sigan soñando. Es simplemente un recodo, nada más, ¡un recodo en el camino!. El camino es largo y con ese llegaremos, y, ¡triunfaremos! ¡Ustedes lo verán! ¡Ustedes lo verán!

Nosotros debemos proseguir las tareas establecidas por el III Pleno del Comité Central. ¡Un glorioso pleno!, sépase ya están en marcha estos acuerdos y eso va a proseguir; seguiremos aplicando el IV Plan de Desarrollo Estratégico de la Guerra Popular para Conquistar el Poder, seguiremos desarrollando el VI Plan Militar para Construir la Conquista del Poder, eso va a proseguir. ¡Eso es tarea!, !Eso haremos, por lo que somos¡ y ¡por la obligación que tenemos con el proletariado y el pueblo!

Nosotros decimos claramente el camino democrático hoy día ha entrado a desenvolverse como un camino de liberación, como un ¡camino popular de liberación!, esa es la circunstancia en la que estamos desenvolviendo; debemos pensar con mucho sentido histórico, dejémonos de seguir cerrando los ojos. Veamos la realidad, veamos la historia del Perú. Veamos los tres siglos del Perú últimos. Eso debemos pensar, vean el siglo XVIII, vean el siglo XIX, vean el siglo XX; ¡y entiéndanlos!. Quienes no entiendan van a estar ciegos y el ciego no sirve al país, ¡no sirve al Perú!

Pensamos que el siglo XVIII, fue una lección bien clara. Piénsese en esto, había un dominador, era España y esa dominación que chupaba la sangre, ¿a dónde nos llevó? a una crisis profundísima, como consecuencia de eso, el Perú, fue dividido. De ahí viene el comienzo de la actual Bolivia. No es cuestión nuestra sino hechos.

Pues bien, siglo pasado, dominación inglesa, ¿a dónde llevó en su contienda con Francia? a otra gran crisis: setenta del siglo pasado; consecuencia: guerra con Chile !no lo olvidemos!, ¿y qué pasó? perdimos territorio. Nuestra patria sufre un sisma, pese a la sangre vertida por héroes y pueblo, ¡hay que sacar lección!

Siglo XX ¿cómo estamos? En este siglo XX hay un imperialismo que nos domina, principalmente el norteamericano, esto es real, todos lo saben. ¿Y a dónde nos ha traído?, ya sin recordar aquellos años veinte, aquí y ahora, en la peor crisis de toda la historia del pueblo peruano. Sacando lección de siglos anteriores, ¿qué cosa se puede pensar? Otra vez la nación está en riesgo, otra vez la república está en riesgo, otra vez el territorio está en riesgo, puede ser perdido fácilmente, y por intereses. Esa es la situación, a eso nos han traído, pero, tenemos un hecho una revolución peruana, una guerra popular, y sigue y seguirán avanzando. ¿A dónde hemos llegado con eso? a un Equilibrio Estratégico. Y eso hay que entenderlo bien. ¡Es Equilibrio Estratégico! que se concreta en una situación esencial; ¿doce años han servido para qué? para mostrar palmariamente ante el mundo y principalmente ante el pueblo peruano que el Estado peruano, es un tigre de papel, que está podrido hasta el tuétano ¡eso se ha demostrado!

Así, las cosas, pensemos en el peligro, de que la nación, el país puede ser dividido, que la nación está en riesgo, quieren despedazarla, quieren dividirla, ¿quién quiere hacer eso? como siempre el imperialismo, los que explotan, los que mandan. ¿Y qué debemos hacer nosotros? ¿qué corresponde ahora? Pues bien, corresponde que potenciemos el Movimiento Popular de Liberación, y eso lo desarrollaremos manejado en guerra popular porque el pueblo, siempre el pueblo ha sido quién ha defendido la patria, quién ha defendido la nación. Corresponde formar el Frente Popular de Liberación, corresponde formar y desarrollar a partir del Ejército Guerrillero Popular, un Ejército Popular de Liberación ¡eso es lo que corresponde! ¡y eso haremos nosotros! ¡Y eso lo estamos haciendo y eso lo vamos a hacer! Uds. serán testigos señores.

Finalmente ahora escuchemos esto, como vemos en el mundo, el maoísmo marcha inconteniblemente a comandar la nueva ola de la revolución proletaria mundial ¡entiéndase bien y compréndase! los que tienen oídos, úsenlos, los que tienen entendimiento y todos los tenemos manéjenlos ¡basta de necedades basta de oscuridades! ¡entendamos eso! ¿qué se desenvuelve en el mundo? ¿qué necesitamos? necesitamos que el maoísmo sea encarnado y lo está haciendo y que pase generando Partidos Comunistas, a manejar, a dirigir, esa nueva gran ola de la revolución proletaria mundial que se nos viene.

Todo lo que nos dijeron, la cháchara vacía y necia de la famosa «nueva etapa de paz» ¿en qué ha quedado? ¿qué de Yugoslavia? ¿qué de otros lugares? Todo se politizó; eso es mentira. Hoy día la realidad es una, los mismos contendientes de la I y II Guerra Mundiales, están generando, están preparando la III nueva guerra mundial. Eso debemos saber y nosotros como hijos de un país oprimido somos parte del botín ¡No lo podemos consentir! ¡Basta ya de explotación imperialista! ¡Debemos acabar con ellos! Somos del tercer mundo y el tercer mundo es base de la revolución proletaria mundial, con una condición, que los Partidos Comunistas enarbolen y dirijan. ¡Es lo que hay que hacer!

Nosotros pensamos lo siguiente; el próximo año se cumplen 100 años del nacimiento del presidente Mao, ¡Hay que celebrar los 100 años! y los estamos organizando con los Partidos Comunistas. Queremos una manera nueva, una celebración que sea la comprensión consciente de la importancia del presidente Mao en la revolución mundial, y comenzaremos este año la celebración y la remataremos el próximo; será un grandioso proceso de celebración, quiero aquí aprovechar, para saludar al proletariado internacional, a las naciones oprimidas de la tierra, al Movimiento Revolucionario Internacionalista.

¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERU!
¡LA GUERRA POPULAR VENCERA INEVITABLEMENTE!
¡SALUDAMOS DESDE AQUI AL FUTURO NACIMIENTO DE LA REPUBLICA POPULAR DEL PERU! Decimos: ¡¡GLORIA AL MARXISMO-LENINISMO-MAOISMO!!
Y decimos finalmente, ¡¡HONOR Y GLORIA AL PUEBLO PERUANO!!

24 de septiembre de 1992 – 12 días después de su detención

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *