Marcha del Proletariado Contra la Explotación en la India

Compartir

Publicamos un valioso artículo de los camaradas de La Nueva Democracia de Brasil, donde reportan una gran manifestación que realizaron miles de trabajadores en Delhi, capital de la India. La bandera por una alza de salarios y por mejores condiciones laborales, en un país donde el imperialismo ha llevado a unos niveles de miseria y superexplotación a millones de proletarios, hace parte inseparable de la Guerra Popular dirigida en ese país por el Partido Comunista de la India (maoísta); hace parte del avance victorioso de la alianza obrero-campesina en el combate a las viejas instituciones y relaciones sociales y a la construcción de su nuevo poder en la perspectiva del socialismo.

Sin duda, este es un importante acontecimiento del avance de la revolución en la India, pues muestra como la guerra popular ha trascendido las grandes praderas, para llegar a las ciudades y darle al gobierno reaccionario el mensaje de que la lucha de las masas le toca los talones al poder central de la burguesía. Los pueblos del mundo se alegran del avance de la revolución en la India, destacando su papel como la punta de lanza de la revolución proletaria mundial.

_______

India: El proletariado marcha contra la explotación

JAILSON DE SOUZA

AÑO XVII, Nº 221 – 2ª QUINCENA DE MARZO Y 1ª DE ABRIL DE 2019

Miles de obreros y demás trabajadores, provenientes de 20 estados de toda la India, realizaron una gran marcha en la capital, Delhi, exigiendo mejores condiciones de trabajo, salarios y seguridad social. La enorme protesta de masas fue movilizada por los principales sindicatos del país, agrupados en el movimiento Mazara Adhikar Sangharsh Abhiya (Masa).

Parveen Negi / New Indian Express

Marcha del Proletariado Contra la Explotación en la India 1
Obreros y trabajadores exigieron aumento salarial y los derechos laborales y generales


«Hoy en día, el neoliberalismo, y especialmente el régimen actual respaldado por fuerzas fascistas, está causando estragos graves en las condiciones de los trabajadores indios. Se produce un aumento de la explotación, de la represión y de la criminalización de los trabajadores, intensificándose la precarización y el desempleo, la caída de los salarios reales y del nivel de vida de las masas». Criticó uno de los dirigentes del movimiento.

Los obreros movilizados reclaman un salario mínimo por encima de 25 mil rupias mensuales, siendo que, hoy, el promedio del salario por día trabajado en la ciudad de Delhi, donde el salario es más alto, no sobrepasa las 450 rupias. Otra exigencia es el cambio en el sistema de contratación actual, que aumenta la precarización y la negación de derechos laborales, y cambio en el sistema de seguridad social, exigiendo que se pague a los desempleados 15 mil rupias por mes en seguro de desempleo.

La movilización también rechazó los recientes procesos de privatización de las empresas del sector de energía eléctrica, la represión a los movimientos obreros y defendió la libertad de los obreros de formar sindicatos en las empresas, hoy cuestionado por el régimen archirreaccionario de Narendra Modi y sus políticas fascistas.

MISERIA AL PROLETARIADO

El salario mínimo en la India es uno de los más bajos del mundo, siendo el país, por eso, escenario de «inversiones» de grandes empresas imperialistas que buscan sobreexplorar a los obreros y demás trabajadores con salarios miserables para alcanzar lucros máximos.

La cantidad promedio pagada a un obrero en Delhi, de 423 rupias, equivale aproximadamente a 6,30 dólares, o R $ 23 (según cotización del 6 de marzo de 2019). Aunque el obrero trabajara todos los días del mes, él no conseguía, según el promedio salarial de la capital, sobrepasar el valor de 12,6 mil rupias, el equivalente a R $ 700.

En Bihar, por ejemplo, el promedio salarial por hora es de 160 rupias, casi tres veces inferior a la media de la capital, no superando el valor de R $ 8,70 por hora. Aunque trabajaba todos los días del mes en Bihar, el obrero no lograría, de acuerdo con el promedio salarial, más de 4,8 mil rupias por mes, un salario miserable que no sobrepasa el equivalente a R $ 265, según la cotización de 6 de marzo.

Además, en la India, el obrero o el trabajador en general no tiene ningún derecho garantizado por las leyes laborales a no ser el salario. Los derechos como vacaciones, vale-transporte, vale-alimentación, hora extra, bonos o incluso el 13º salario no están asegurados y dependen de la buena voluntad de las grandes empresas. Por eso, en momentos de alta en el desempleo, los trabajadores son obligados, para huir del desempleo, a trabajar en condiciones inhumanas, con salarios aún más miserables y sin ningún derecho.

También te podría gustar...