INFORME Y RESOLUCIÓN DE LA VII REUNIÓN PLENARIA DEL COMITÉ DE DIRECCIÓN SOBRE LA SITUACIÓN INTERNACIONAL Y EL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL

Compartir

[bandera][1]

Tanto el análisis como la orientación general de la Táctica actual de la Unión frente a la situación internacional siguen vigentes, con los ajustes para la actuación política inmediata de los comunistas, necesarios ante los siguientes cambios destacados en los últimos meses:

En cuanto a las contradicciones inter-imperialistas, que empujan permanentemente a la guerra entre potencias, se intercala la confrontación por medio de terceros, como ocurre en Siria y Ucrania por ejemplo, con los acuerdos diplomáticos contra el bloque oriental imperialista Ruso-Chino sobre todo en el sudeste asiático, lo cual no implica renunciar a la preparación para la guerra mundial, sino crear condiciones para un enfrentamiento directo en mejores condiciones para el imperialismo occidental. La hipócrita diplomacia de paz de Obama en Colombia, Cuba, Vietnam, Hiroshima… encaja en los planes imperialistas para la Guerra Mundial contra el bloque rival; de ninguna manera se trata de la renuncia de las aves de rapiña yanquis a sus propósitos de aplastar a sus competidores. De hecho la zona del Mar Caribe es escenario de una puja económica y política imperialista entre Estados Unidos, China y Rusia, por apuntalar sus esferas de influencia en Cuba, Panamá, Nicaragua y Colombia.

Siria sigue siendo el centro del campo de prueba de las armas de las potencias imperialistas en el Medio Oriente, el centro de sus guerras reaccionarias por dominar esta zona estratégica en lo económico, lo político y militar. También allí, al lado y en confrontación con otros ejércitos pro-imperialistas, tiene asiento el Estado Islámico, un engendro imperialista convertido en un expresión terrorista de panislamismo «anti-imperialista», cuya guerra contra los «infieles» que también victimiza a las masas, es la negación de una guerra popular y sirve objetivamente a los planes de la rapiña imperialista en esta zona.

Por otra parte, el triunfo del Brexit en el Reino Unido es una nueva manifestación de las contradicciones inter-imperialistas, que se presenta bajo el manto del nacionalismo pero que tiene su base en la aguda y hasta ahora indeclinable crisis económica. De hecho debilita a la burguesía imperialista agrupada como Unión Europea, pero a su vez, divide a la burguesía imperialista en el Reino Unido. Agudiza la persecución xenofóbica contra los inmigrantes, y con ella, agudiza más la crisis social tanto en el Reino Unido como en la Unión Europea, donde la luchas proletarias siguen siendo fortalecidas por los trabajadores inmigrantes, y pueden aprovechar en su favor la agudización de las contradicciones inter-imperialistas e inter burguesas en los países imperialistas. Se agiganta así la crisis de los emigrantes en Europa, quienes continúan desplazándose masivamente desde las semicolonias del Oriente Medio y África, huyendo de la miseria y de la guerra, donde las barreras que ponen los países imperialistas para impedir su arribo, evidencian lo inhumano de este sistema.

Y desde el punto de vista de la perspectiva revolucionaria la más alentadora consecuencia de la crisis social del imperialismo, es la poderosa agudización de la lucha de clases, el levantamiento de masas y la actividad huelguística del movimiento obrero en los países imperialistas, especialmente en Francia, donde la clase obrera aliada a los demás trabajadores del campo y la ciudad, muestra en la práctica el peso de su lucha de clase como viva expresión de la actual contradicción principal mundial entre el proletariado y la burguesía, y se convierte en un ejemplo para apoyar con la práctica del internacionalismo y para seguir en todos los países.

Los problemas vivos manifiestos en la crisis social de los países imperialistas, como desempleo, inseguridad, recorte de subsidios, hambre, entre otros, son un pretexto perfecto para la irrupción de movimientos y partidos fascistas, neonazis, racistas, cruzados, xenófagos, que intentan dividir a las masas del pueblo apelando al nacionalismo para desviar su atención y lucha, de las verdaderas causas de la crisis social, que están en la superexplotación, en la dominación del capital financiero imperialista, en la dictadura de la burguesía imperialista, en su dominación colonial y semicolonial de los países oprimidos.

La reacción de los gobiernos abiertos de derecha y los disfrazados de «socialistas» como el de Francia, confirma que el sistema capitalista en su agonía, no tiene más remedio que intentar dividir a los oprimidos y apuntalar la reacción para frenar el avance de la lucha internacionalista de la clase obrera y la amenaza de insurrecciones populares en las grandes metrópolis imperialistas donde se agolpan refugiados, inmigrantes, desempleados y superexplotados de diversas nacionalidades, que juntos como una sola fuerza si son dirigidos por auténticos Partidos comunistas y revolucionarios de la clase obrera, tendrán la potencia suficiente para asestar el golpe mortal al poder de los explotadores, avanzando de las rebeliones a las revoluciones contra la dictadura de la burguesía imperialista y contra su dominación colonial y semicolonial de los países oprimidos.

De igual forma en Suramérica, la debacle de los regímenes del llamado Socialismo del Siglo XXI, en los hechos está sepultando las teorías socialdemócratas que justificaban el «cambio de modelo» sin necesidad de suprimir de raíz el régimen de opresión y explotación capitalista. El falso socialismo y el falso anti-imperialismo de estos regímenes lacayos del imperialismo europeo y asiático, solo han servido para apartar al pueblo de la verdadera organización de su lucha independiente y revolucionaria, y de hecho han servido más al fortalecimiento de la reacción, propiciado por la división del pueblo, como se ha visto en Venezuela, Brasil y Argentina.

En cuanto a la situación del Movimiento Comunista Internacional, en medio de su crisis caracterizada por una gran confusión y una gran dispersión de las fuerzas, se ha destacado el importante apoyo internacional a la Guerra Popular en la India, promovido por Partidos y Organizaciones marxistas leninistas maoístas.

Este respaldo ha servido para agrupar a los revolucionarios y aislar a los pacifistas; ha facilitado el repudio al revisionismo prachandista y avakianista, y ha neutralizado al centrismo internacional, pero hasta ahora, ha sido sacrificado el deslinde a fondo con el eclecticismo y las ideas oportunistas de derecha y de «izquierda» manifiestas en el propio seno de organizaciones y partidos alineados con el marxismo leninismo maoísmo, deslinde indispensable para recuperar un correcto centro internacional ideológico y político.

El grato anuncio de la preparación de una nueva Conferencia Internacional de los marxistas leninistas maoístas es una magnífica condición para reivindicar esta necesidad de la unidad de principios, de la ruptura cabal y consciente entre el marxismo revolucionario y el oportunismo, frente a la cual y para contribuir a resolverla, la Unión Obrera Comunista (mlm) presentará pronto su Propuesta de Formulación de una Línea General para la Unidad del Movimiento Comunista Internacional, para cuya publicación impresa y traducción al inglés al menos, se está apelando al apoyo de los comunistas.

Sin un deslinde a profundidad con el oportunismo en toda la línea general, cualquier reagrupamiento organizativo será endeble, ecléctico, de corta vida, dejando pendiente el principal problema actual de la Revolución Proletaria Mundial: la necesidad de organizar un centro ideológico y político internacional marxista leninista maoísta.

Dado lo anterior, el Comité de Dirección Resuelve:

  1. Refrendar la línea táctica internacional de la Unión Obrera Comunista (mlm).
  2. Fortalecer la actividad revolucionaria internacionalista en apoyo a las Guerras Populares en el mundo, en especial a la que avanza en la India; en apoyo a las luchas obreras y de masas en el mundo, en especial a las que hoy se libran en Francia y en México.
  3. No descansar en la denuncia sistemática contra el imperialismo y sus guerras reaccionarias de preparación para la guerra mundial, como la que actualmente desangra al pueblo sirio.
  4. Persistir en la propaganda a la necesidad de una nueva Internacional Comunista basada en el Marxismo Leninismo Maoísmo; a la importancia de la lucha independiente y revolucionaria de la clase obrera en todos los continentes y a la necesidad de organizar su Partido en cada país.
  5. Publicar la Propuesta de Formulación de una Línea General para la Unidad del Movimiento Comunista Internacional, en agosto1 como forma de conmemorar el histórico llamado del Comité Central del PCCH sobre la Gran Revolución Cultural Proletaria en China, la Decisión de los 16 Puntos publicada el 12 de agosto de 1966; darle difusión inmediata principalmente por los medios digitales y desarrollar una campaña especial de consecución de apoyo para su traducción a otros idiomas, publicación impresa en Colombia y otros países.
  6. Atender los llamados a participar en la nueva Conferencia Internacional u otros eventos de ese carácter, manteniendo la lucha de principios que de hace años se ha librado en el Movimiento Comunista Internacional.
  7. Atender con más dedicación las relaciones internacionales, muy especialmente con los Partidos, Organizaciones y Camaradas con quienes se ha compartido la defensa de cuestiones fundamentales del marxismo y la revolución proletaria mundial.
  8. Mantener en la agitación y la propaganda las consignas orientadas por la anterior Plenaria:
    ¡NO A LA GUERRA IMPERIALISTA! ¡NINGÚN APOYO POPULAR A LA BURGUESÍA IMPERIALISTA! ¡TODOS LOS IMPERIALISTAS SON ENEMIGOS A MUERTE DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO!

VII Reunión Plenaria Comité de Dirección X Asamblea

Unión Obrera Comunista (mlm)

Colombia, julio 2016


1 Por motivos de fuerza mayor en la impresión litográfica de este documento, se ha pospuesto su presentación pública para el día 10 de septiembre de 2016, manteniendo el propósito de hacerla en conmemoración del 50 aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria en China.

También te podría gustar...