Atentando a los atentados en Francia

Compartir

Tanto los grandes medios de comunicación como el gobierno francés, nunca se ponen de acuerdo ni con su propia lengua. Resulta que ahora se declaran por la paz, preparando una marcha en tal sentido para el fin de este mes. Todo esto monitoreado por el gobierno y sus preparativos para la Conferencia del Clima de Paris, que llaman conferencia del Clima y por la Paz.

Así se vanagloria la paz, cuatro días después de declarar la guerra. Problemas de lenguaje, problemas de discernimiento, y una cierta endeblez cognitiva, aún más, luego de embarrarse en el desierto de Malí desde enero de 2013, pero donde están con bases y tropas en casi toda la región africana, que va desde allí a Nigeria, Chad, República Centroafricana, Costa de Marfil; luego de las masacres orquestadas por la tradicional inepcia francesa en Ruanda-Burundi. Sus intervenciones van desde organizar los grupos de gánster y bandidos en los Balcanes, en Irak, Libia, Siria, y los bombardeos de las poblaciones que causaron y causan miles de víctimas, pillando sus riquezas, masacrando sus pueblos y bombardeando a mansalva. Ahora, piden ayuda ¿a quién? a los españoles, (que por el momento no responden, esperando ciertamente las órdenes de los yanquis, desde la OTAN) diciéndoles: vengan a reemplazarnos en Malí, así podremos desplazar más tropas, y pertrechos hacia Siria.

Pero al mismo tiempo, van a pedirle a Rusia y a los yanquis que intervengan por ellos en Siria contra ISIS. Y especialmente contra el gobierno de Bachar Al Assad; justamente ellos, los Hollande y los Fabius -su Ministro de Relaciones Exteriores- que publicitaron en todos los foros del mundo y a través de cualquier micrófono que le ponían delante, que cualquier solución en el conflicto sirio pasaba indefectiblemente por la salida de Bachar Al Asad. Y ahora acuerdan con los rusos, de golpear a Estado Islámico (EI), aun teniendo en cuenta que los bombardeos de Rusia, que sostienen el gobierno de Al Assad, van contra EI y al mismo tiempo contra los rebeldes sirios, armados y empujados por Hollande, y «sus caballeros cruzados», que como buenos lame botas del imperialismo, se presentan como los más grandes anti Bachar Al Assad.

Repulsivos estos «franceses blancos judeo-cristianos» como los llamara Nadine Morano1, que por demás no es tal. Es de notar, que durante decenios estos mismos energúmenos, hablaban de blancos-cristianos, pero ahora que han encontrado su equivalente en los israelíes, cambian por la sagrada unidad judeo-cristiana.

En estos días se recuerdan los diez años se los levantamientos de «Banlieue» de 2005. Se refieren a los levantamientos de todo el cinturón proletario de Paris. Uno que anteriormente lo llamaban el cinturón rojo, pues era mayoritariamente administrado por el Partido Comunista Francés. Allí se alojaban en diferentes guetos los trabajadores mayoritariamente de origen magrebíes, pero ahora esos guetos se han convertido en lugares de desocupados, en donde se vive día a día de cualquier actividad, principalmente, actividades ilegales, como la venta de drogas.

Es de allí donde provienen la mayoría de los «terroristas» del EI, porque también emergen de los guetos y cinturones de otras ciudades del país. En realidad son jóvenes franceses -ya de segunda y hasta tercera generación- de origen magrebí2, o del áfrica subsahariana, que siempre fueron discriminados y perseguidos por el elitismo del Estado francés; ese de raza blanca judeo cristiana a la que Nadine Morano hacía referencia. Así estas poblaciones acumulan un odio visceral a todo lo que represente el Estado francés, y son fácilmente ganados por los teólogos más retrógrados y feudales del coranismo, para posteriormente conducirlos a asesinar a mansalva a quien aparezca delante de sus kalashnikov3.

Cualquier seguidor del futbol, ve sorprendido como la selección nacional de Francia, que comprende mayoritariamente estos originarios magrebíes y negros africanos de antiguas colonias, pero nacidos y criados en Francia, manifiestan de una forma u otra su odio acumulado, ya sea cuando la mayoría de estos se niegan a cantar La Marsellesa, y cuando se exprimen con su descontento y de diferentes formas como lo hicieran Nasri y Anelka por ejemplo4, y últimamente Benzema, que en el Estadio de Wimbledon, en el final de la ejecución de La Marsellesa, escupió hacia un costado.

Ahora Hollande pide embanderar las casas en el día de homenaje a las víctimas del atentado en Paris, solo que en todos los guetos obreros y de desocupados de los «cinturones de banlieue», no se verán estos colores azul, blanco, y rojo.

Vivimos en Europa una guerra, producto del rapiñaje imperialista de las clases dominantes europeas que realizan en África y Medio Oriente, pero estos pueblos, están presentes en los estados europeos. Son comunidades numerosas de descendientes de estos ahora franceses -más de 6 millones solo en Francia-, y son continuamente señaladas por el poder, como los causantes de todos los males que aquejan en el país.

Constantemente, día a día, los políticos por aquí atentaran contra estos franceses que no son de la «vieille souche»5 -de rancio abolengo- A lo que los oprimidos llaman «souchiens» (forma de adjetivarlos por medio de esta palabra, que significa además perros inferiores).

En estas condiciones, los franceses de «souche» atentan contra los atentados, pues atentan contra la otra parte de Francia. Cada acción de homenaje a víctimas y llamados a la «guerra contra el terrorismo» por parte del gobierno, ellos lo sienten como atentados a sus comunidades, a su pueblo, y -como dejara en claro Nadine Morano-, a su raza.

La lucha de clases en Europa toma formas de luchas de Liberación Nacional de pueblos oprimidos.

Jorge Samat,
Corresponsal desde Francia.


  1. Nadine Morano: ex ministra francesa (2008-2012) en el gobierno Sarkozy, y eurodiputada, que dijera textualmente poco antes de los últimos atentados en Paris: «Somos un país judeo-cristiano, de raza blanca, que acoge a personas extranjeras», «No quiero que Francia se convierta en un país musulmán», que según dicen ellos, son atacados por los terroristas de ISIS, pero resulta que todos los, «terroristas» detenidos y/o muertos, en los últimos días en Paris, son¡¡¡ franceses!!! ¿Entonces, como explicarlo? 

  2. Del Magreb (zona del norte de África que se extiende por Argelia, Marruecos y Túnez). 

  3. Arma rusa. 

  4. Dos jugadores negros de dicha selección por aquel entonces. 

  5. De origen frances. 

También te podría gustar...