Triunfo de la insurrección armada en Rusia: ¡Todo el poder a los soviets! Parte 2

Triunfo de la insurrección armada en Rusia: ¡Todo el poder a los soviets! Parte 2 1

Una fuerte lucha de líneas se desató dentro del partido bolchevique para llevar adelante el plan de la insurrección. Lenin tuvo que ingresar a Rusia desde su exilio para ayudar a derrotar las ideas de los vacilantes que temían y desconfiaban de la insurrección, previamente había elaborado todo un arsenal teórico para preparar la toma del poder por medio de las armas: Tesis de abril, Marxismo e Insurrección, ¡La crisis ha madurado! Trabajos teóricos que daban cuenta de la necesidad de que los bolcheviques debían tomar el poder por las armas en el momento más oportuno para impedir que la revolución se viniera abajo y fuera derrotada. Aun así, dentro del partido aún existían vacilaciones para preparar la insurrección y toma el poder en el momento oportuno.

Ver parte 1 aquí

En la histórica reunión del 23 de octubre (calendario gregoriano), Kamenev y Zinoviev se oponen y protestan frente a la posición de Lenin de realizar la insurrección antes del Congreso Panruso, son secundados indirectamente por los argumentos de Trotsky, quien arguye que no se debe tomar el poder sin la participación del soviet, Lenin protesta enérgicamente sobre la necesidad de tomar el poder y usar el Comité Militar Revolucionario, órgano creado por el soviet, supeditado bajo él y en manos de la mayoría bolchevique: El Comité Militar Revolucionario (CMR) había sido creado meses atrás para hacer frente a la korniloviada, pero paulatinamente paso a las manos de los bolcheviques. En la histórica reunión del 23 de octubre, a la cual solo pudieron asistir 12 delegados de los 21 del Comité Central, pues el resto de camaradas se encontraban en provincias adelantando las tareas de la revolución, a la hora de votar Kamenev y Zinoviev no levantaron la mano, pero por mayoría se aprobó la insurrección, Lenin y Sverdlov escriben la resolución, dejando en blanco la fecha de la insurrección por obvias razones.

Triunfo de la insurrección armada en Rusia: ¡Todo el poder a los soviets! Parte 2 2

Derrotados Kamenev y Zinoviev salen a denunciar públicamente la decisión tomada por la bancada Leninista, poniendo en grave peligro el plan insurreccional mismo. Desde el 15 de octubre se comenzó a enseñar el manejo de armas en al menos 79 fábricas en Petrogrado, en muchas de ellas los obreros van armados y los destacamentos de la milicia roja comprenden por lo menos 200.000 efectivos, divididos en batallones de 400 y 600 hombres.

La reacción presiente que se acerca un grave peligro sobre sus cabezas, el comandante de Moscú: el coronel Riabtsev, fiel al gobierno provisional declara: «La violencia será reprimida sin piedad por las tropas fieles al pueblo y la revolución». Otro destacado líder del gobierno provisional, Rodzianko manifesto: «Petrogrado está en peligro, pero la toma de Petrogrado por los alemanes no significa el fin de la guerra. La capital, contaminada por la propaganda bolchevique, no contribuye en nada a la defensa nacional».

El plan insurreccional prosigue irrefrenablemente, días antes de la insurrección, Trotsky a nombre del CMR emite un bono en el cual exige le entreguen 5000 fusiles a una delegación de guardias rojos en la armería de Sestroretsk, allá se entregan las armas sin chistar, el gobierno provisional tambalea, no tiene ningún control ni poder en los destacamentos militares, salvo en los junkers (cadetes) y la caballería.

En horas de la noche del 5 de noviembre (calendario gregoriano) Lenin sale de su escondite en la casa de la Fofanova, acompañado de su escolta Rahja se dirige al Smonly para dirigir personalmente la insurrección, la cual está planificada para el 7 de noviembre (según el calendario juliano usado por los rusos en aquella época, correspondería al 25 de octubre).

El 6 de noviembre comienza la insurrección bolchevique: El CMR ordena ocupar las estaciones de trenes, las oficinas del telégrafo y el banco estatal.

El plan comienza a ejecutarse con una disciplina férrea, los distintos destacamentos armados de la revolución operan como un reloj. A las 3 p.m. Sverdlov envía un mensaje cifrado al periodista finlandés Smilga, el cual contiene el siguiente mensaje: “Envía estatutos”, era la señal convenida para que se enviaran 1500 marineros bien preparados. A las 4 p.m. Se toman sin el uso de la fuerza la central telegráfica y reestablecen los cables cortados por los funcionarios del gobierno provisional.

Triunfo de la insurrección armada en Rusia: ¡Todo el poder a los soviets! Parte 2 3

A las 5 pm los bolcheviques cortan los cables que dan comunicación al Palacio de Invierno, a las 7 pm Sverdlov ordena poner en marcha el acorazado Aurora, en él ocurre un motín y sus comandantes son apresados por oponerse a las órdenes de la revolución, el mando es tomado por el bolchevique Beluchev, que enfila las baterías para recuperar puentes y dirigirse al palacio de invierno.

Continúa la marcha de la insurrección registrando victoria tras victoria, a las 10 pm los guardias rojos toman el palacio de Táuride, de igual forma, zapadores toman la estación San Nicolás. La central eléctrica, bajo el poder del Soviet, corta el suministro eléctrico a los edificios gubernamentales.

Desde el palacio de invierno se preparan para resistir en vano el asalto, el gobierno provisional ordena instalar ametralladoras en los tejados, pero el teniente a cargo de realizar la acción es un bolchevique infiltrado, que cumple la labor de no abrir fuego cuando inicie el ataque.

A las 11 de la noche el acorazado Aurora comienza a dirigir sus proyectores de luz a las ventanas del palacio de invierno.

En horas de la noche del 7 de noviembre comienza el asalto al Palacio de Invierno, el cual incluyó salvas de fogueo disparadas desde el acorazado Aurora y descargas de artillería desde la fortaleza de San Pedro y San Pablo, la resistencia que ofrecieron los junkes, cosacos y mujeres fue poca, incluso, fueron las mujeres quienes prestaron más resistencia defendiendo el Palacio de Invierno. Se arrestaron a la mayoría de delegados del gobierno provisional y Lenin profiere la siguiente proclama:

«¡A los Ciudadanos de Rusia! El Gobierno provisional ha sido depuesto. El poder estatal ha pasado a manos del órgano del Sóviet de Obreros y Soldados de Petrogrado, el Comité Militar Revolucionario, que dirige al proletariado y a la guarnición de Petrogrado. La causa por la que el pueblo ha luchado —la oferta inmediata de una paz democrática, la abolición de la propiedad de la tierra por los terratenientes, el control obrero de la industria y la creación de un Gobierno de los sóviets— ha quedado asegurada. ¡Viva la revolución de los trabajadores, soldados y campesinos! Comité Militar Revolucionario del Sóviet de Obreros y Soldados de Petrogrado 25 de octubre de 1917, 10:00 de la mañana»

Después de esto, se vendrían años de guerra civil que concluirían con la derrota de 21 naciones extranjera que intentaron sofocar las llamas de la revolución, la derrota de grandes ejércitos blancos y cosacos. Racionalizando la victoria bolchevique Lenin concluiría:

«Hemos vencido, porque los mejores hombres de la clase obrera y de todo el campesinado han puesto de manifiesto un heroísmo sin precedentes en esta guerra contra los explotadores, han realizado milagros de valentía, han soportado privaciones inauditas, se han sacrificado, han expulsado implacablemente a los pancistas y a los cobardes»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *