La historia de la Bandera Roja Sobre el Reichstag

Diapositiva1 Diapositiva2 Diapositiva2a Diapositiva3 Diapositiva4 Diapositiva6 Diapositiva7 Diapositiva8 Diapositiva9 Diapositiva10 Diapositiva11 Diapositiva12
<
>

Por Damián

El Ejército Rojo llegó a Berlín, último bastión del ejército nazi, a finales de abril de 1945. Yevgeny Khaldei, soldado y reportero gráfico soviético, estaba decidido a fotografiar la toma de la ciudad y la victoria sobre Hitler. Se dice que cuando se dio cuenta de que no había banderas soviéticas en la ciudad alemana, subió a un avión rumbo a Moscú; allí buscó durante todo el día una bandera. Al entrar en una tienda decidió tomar algunos manteles rojos utilizados para eventos formales; los pidió prestados a un trabajador y los llevó a su tío: un sastre que se quedó toda la noche despierto para coser la hoz, el martillo y la estrella amarilla.

De vuelta en Berlín, levantó la primera bandera delante de la Gran Águila Alemana, en el Aeropuerto de Tempelhof, el 28 de abril de 1945. El 2 de mayo, Khaldei llegó a la puerta de Brandeburgo y fue testigo de que un grupo de tropas rusas comentaban que Hitler estaba muerto. El reportero soviético subió inmediatamente a una escalera y ubicó la segunda bandera en la parte superior de los caballos de bronce. Luego, se propuso izar la última bandera del Ejército Rojo que llevaba, en la parte superior del Reichstag. Cuando llegó, la lucha estaba todavía en marcha en el sótano. Khaldei y tres compañeros subieron a la azotea del Reichstag. La estructura quemada estaba resbaladiza por la sangre de la lucha feroz de apenas unas horas antes. A continuación, Khaldei tomó una de las imágenes más dramáticas del siglo: los soldados soviéticos levantando la Bandera Roja sobre el Reichstag.

La imagen de la Bandera Roja sobre el Reichstag, casi operística en su efecto, se reprodujo en revistas de todo el mundo y se convirtió en un elemento básico de sellos de correos soviéticos y postales conmemorativas. Su inspiración fue la imagen de la Iwo Jima izamiento de la bandera.

No podemos negar que la imagen fue retocada. En el cuarto oscuro, se le adicionaron nubes de humo para aumentar el efecto dramático y se quitó un reloj de pulsera de un soldado soviético que llevaba dos, a solicitud de los superiores que se preocupaban de que se hiciera ver al soldado como un ladrón. Para Miles Barth, curador de archivos y colecciones en el Centro Internacional de Fotografía de Manhattan, los méritos de la fotografía no se vieron disminuidos por la edición o porque la escena haya sido preparada: «Una serie de fotografías de gran importancia en la historia fueron completamente configuradas».

A pesar de que también figuran comentarios negativos que consideran a Khaldei «completamente mediocre», o que «fue parte de la maquinaria para difundir información controlada»; para los comunistas, el que el reportero y soldado, Yevgeny Khaldei haya configurado esta fotografía no pasa de ser un hecho menor. Lo que revela en esencia es el orgullo que sentía de pertenecer al Ejército Rojo victorioso, la alegría y el amor que le llenaba la Bandera Roja símbolo del Estado de obreros y campesinos. Amor que compartimos y celebramos en este año que reúne fechas que enorgullecen a quienes luchan por la construcción de una sociedad radicalmente diferente.

Desde las páginas de Revolución Obrera celebramos 72 años de la victoria contra la Alemania nazi, y 100 años del nacimiento del único Estado capaz de echar atrás las intenciones de la burguesía más reaccionaria. Son 72 años de una fotografía que nos recuerda de la valiosa labor de los reporteros que cuentan la historia del lado de los explotados y oprimidos. Además, insistimos en poner al servicio de las masas todos los canales, virtuales o físicos, con los que contamos para librar la lucha contra las ideas y la desinformación promovida por los reaccionarios, capitalistas y revisionistas. Quienes quieran sumarse de manera organizada a nuestras tareas de lucha por el fin de la explotación y opresión tienen abiertas las páginas de esta prensa obrera, «Voz de los explotado y oprimidos».

También te podría gustar...