PRIMERO DE MAYO

Compartir
PRIMERO DE MAYO 1

¡OBREROS DEL MUNDO A LAS CALLES A LUCHAR

CONTRA LA EXPLOTACIÓN MUNDIAL CAPITALISTA!

Se acerca el Primero de Mayo, las fuerzas del proletariado mundial se alistan para cumplir a esa cita infaltable con la historia, ese encuentro que desde hace 133 años los obreros del mundo tienen para medir fuerzas con sus enemigos acérrimos y a muerte que los explotan sin compasión alguna, para mantenerse cabalgando sobre el sufrimiento y la miseria de la mayoría de la población del planeta devastando además la naturaleza misma.

¡Proletarios del mundo, Uníos! es el grito de batalla que desde el Manifiesto del Partido Comunista, brillantemente redactado por Carlos Marx y Federico Engels, une en un solo puño a millones de hombres y mujeres que tienen en común su condición de fuerza social, cuya supervivencia depende por entero de la venta de su fuerza de trabajo, pues no tiene propiedad alguna, pero sin ser su dueña, tiene la enorme potestad de producir la riqueza que en este infierno de la explotación asalariada beneficia principalmente a unos pocos grandes grupos monopolistas.

Son negros y blancos, indios y mestizos, muchos en ciudades y otros en el campo, hombres y mujeres, hablan diversos idiomas, son jóvenes y adultos, en las refinerías o en las plantaciones, en oficinas o en las calles. Todos son distintos, muchas diferencias, pero todas ellas con un común denominador: son hijos y padres de obreros y campesinos, y a todos, la propaganda y el adoctrinamiento burgués pretende mantener divididos, aislados, sometidos y debilitados por su condición de explotados y oprimidos. El bombardeo ideológico que el Estado y su gobierno de turno lanza por dentelladas desdibuja todos los días en la conciencia de la clase obrera, tanto su condición de clase mundial, como su papel en el devenir histórico de la lucha de clases. Son los obreros quienes pueden sacar al mundo del atolladero en que el sistema basado en la explotación del hombre por el hombre tiene a la humanidad; son los productores de toda la riqueza, quienes tienen la condición objetiva material para poner el mundo al derecho y hacer que quienes todo lo producen, sean quienes todo lo gobiernen.

El futuro de la humanidad solo tiene una salida revolucionaria, contraria al camino destructivo y catastrófico al que la lleva el capitalismo imperialista. Ese camino es el mundo gobernado por los obreros en alianza con los campesinos, un nuevo Estado donde sea en verdad el interés y las necesidades de la mayoría lo que demarque las políticas y medidas en todos los órdenes, donde el trabajo sea una condición para darle bienestar al hombre y no un grillete que lo explota y asesina cada segundo de su existencia. Una sociedad que acabe para siempre con la interacción destructora del hombre con la naturaleza y que por el contrario establezca una relación de cuidado y mutuo beneficio con esa enorme fuente de riqueza. Un nuevo tipo de Estado, donde se acabe con esa bacteria de la burocracia estatal cargada de privilegios y podrida hasta la médula por ese poder omnímodo sobre el resto de la sociedad; un Estado que acabe para siempre el monopolio de las armas en el ejército profesional, privilegio y una forma de sustentar el dominio de las minorías; un Estado, tipo Comuna, donde sea el pueblo armado quien ejerza el poder omnímodo ejecutivo y legislativo al mismo tiempo, y que a pesar de su temporal derrota, marcó el camino a seguir por los Soviets en la vieja URSS y por la Gran Revolución Cultural Proletaria en China, dos portentosas experiencias temidas, odiadas y tergiversadas por la burguesía, pero pletóricas de enseñanzas para el movimiento obrero mundial, por ser las dos primeras grandes y legítimas experiencias de la auténtica construcción del socialismo.

Son los obreros del mundo los protagonistas del capítulo de la historia que se está escribiendo en estos años, y son ellos junto con los demás trabajadores, quienes este Primero de Mayo, nuevamente saldrán a las calles para llenar de pánico y odio a las clases dominantes, pero sobre todo, para acrecentar el júbilo y las esperanzas en todas las masas sobre la brillante perspectiva revolucionaria de la humanidad. Una esperanza para quienes hoy luchan en campos y ciudades. Una esperanza para las víctimas de las brutalidades imperialistas ensañadas contra pueblos en Siria, Afganistán, Palestina, Yemen, Haití… y que hoy pretenden ensangrentar las tierras del hermano pueblo de Venezuela, víctima ya de un gobierno infame que a nombre del “socialismo” cabalga sobre la miseria de la población.

En este Primero de Mayo, la Unión Obrera Comunista (mlm), llama a todos los proletarios a cumplir al frente de los demás trabajadores su cita con la historia, y con ello refrendar esa tarea privilegiada de ser la clase que llevará al mundo de hoy, a la completa liberación para escribir con letras de molde en el futuro: aquí yace el capitalismo y sobre su tumba, se levanta el nuevo mundo socialista gobernado por obreros y campesinos, el nuevo mundo que llevará al futuro luminoso de la humanidad, al mundo comunista.

A organizar Comités Pro-Primero donde la base de unidad sea el carácter Internacionalista y Revolucionario de la conmemoración, que defiendan la lucha en contra de la conciliación de clases, que enarbolen la bandera roja con la hoz y el martillo y La Internacional como el himno del proletariado mundial, que pugnen por organizar y encabezar las manifestaciones bajo estas banderas, o de no ser posible, organizar bloques internacionalistas y revolucionarios dentro de las manifestaciones uniendo a todos los susceptibles de ser unidos alrededor de las siguientes consignas:

  1. ¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO INTERNACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO! ¡VIVA! ¡VIVA! ¡VIVA!
  2. ¡PROLETARIOS Y PUEBLOS DEL MUNDO! ¡UNÍOS CONTRA EL IMPERIALISMO!
  3. ¡ABAJO LA EXPLOTACIÓN MUNDIAL CAPITALISTA! ¡ABAJO! ¡ABAJO! ¡ABAJO!
  4. ¡EL CAPITALISMO IMPERIALISTA ESTÁ EN CRISIS! ¡VIVA EL SOCIALISMO Y EL COMUNISMO!
  5. ¡CONTRA EL IMPERIALISMO Y TODOS LOS REACCIONARIOS! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL!
  6. ¡CONTRA LA AGRESIÓN IMPERIALISTA A LOS PUEBLOS DEL MUNDO! ¡SOLIDARIDAD Y LUCHA INTERNACIONALISTA!
  7. ¡NO A LA GUERRA IMPERIALISTA! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL!
  8. ¡IMPERIALISTAS DE TODOS LOS COLORES, REACCIONARIOS DE TODOS LOS PELAJES, FUERA SUS GARRAS DE VENEZUELA!
  9. ¡ABAJO EL PODRIDO ESTADO BURGUÉS! ¡VIVA EL FUTURO ESTADO DE OBREROS Y CAMPESINOS!
  10. ¡VIVAN LAS GUERRAS POPULARES CONTRA LA OPRESIÓN Y LA EXPLOTACIÓN! ¡VIVAN! ¡VIVAN! ¡VIVAN!
  11. ¡LA PAZ DE LOS RICOS, ES GUERRA CONTRA EL PUEBLO!
  12. ¡CONTRA LA EXPLOTACIÓN Y EL REPRESIVO GOBIERNO DE LOS RICOS! ¡PARO NACIONAL INDEFINIDO!
  13. ¡NI EL ESTADO, NI LOS POLITIQUEROS! ¡SÓLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!
  14. ¡POR ALZA GENERAL DE SALARIOS, SALUD, EDUCACIÓN Y VIVIENDA PARA EL PUEBLO! ¡VIVA LA HUELGA POLÍTICA DE MASAS!
  15. ¡CONTRA LA TERCERIZACIÓN LABORAL, LA PERSECUCIÓN SINDICAL Y LOS DESPIDOS MASIVOS! ¡TODOS AL PARO NACIONAL INDEFINIDO!
  16. ¡LOS DERECHOS SE CONQUISTAN Y DEFIENDEN CON LA LUCHA DIRECTA DE LAS MASAS, NO EN EL ESTABLO PARLAMENTARIO!

Comité de Dirección
Unión Obrera Comunista (mlm)
30 de marzo de 2019

También te podría gustar...