¡No más encierros! ¡No más toques de queda! ¡No más impuestos!

Compartir
¡NO MÁS JORNADAS DE 24 HORAS!

La mejor envoltura política de la dictadura burguesa es la república democrática. Esta verdad del marxismo toma forma material en el régimen uribista gobernante en Colombia.

Hoy, a la sombra de una supuesta elección democrática en la tradicional farsa electoral, en nombre de la democracia republicana, tiene la manija del gobierno la facción mafiosa de la burguesía y los terratenientes.

Hoy, el gobierno al servicio de los insaciables explotadores, prepara un nuevo asalto a mano armada contra el pueblo, con el formato del 2020: so pretexto del tercer pico de la pandemia encierro de la gente para aislarla, maniatarla y desmovilizarla mientras le descargan el nuevo golpetazo con más impuestos a los trabajadores y principalmente a los artículos de primera necesidad. Es una puñalada trapera del régimen uribista en el corazón del pueblo colombiano. Una puñalada disfrazada de “ayuda social y solidaria con los más vulnerables”.

¡No más encierros! Sus malditas cuarentenas no sirven para contrarrestar el contagio, mientras no se resuelva el problema del pan, del trabajo, de las pruebas preventivas y de la vacunación gratuita de toda la población. Los encierros son medidas dictatoriales para someter al pueblo a no chistar mientras le imponen retribuciones en beneficio del parasitismo y la corrupción estatal. ¡Contra los encierros obligatorios, la obligación del pueblo es tomar las calles!

¡No más “toques de queda”! El pueblo está harto del terror estatal, de la criminalización de sus protestas, de la disciplina de las tanquetas y fusiles. Los “toques de queda” inofensivos contra el coronavirus, son una medida militar de terror contra el pueblo, para intimidarlo y disuadirlo de luchar contra la verdadera pandemia que es la explotación capitalista. ¡Rechazar los «toques de queda” rompiéndolos en la práctica como ya lo hizo el pueblo en noviembre del 2019!

¡No más impuestos! Que el hueco fiscal lo llenen los ricos. Los impuestos de la reforma tributaria que ya cocinan, no son para las ayudas sociales que el régimen magnifica, pues éstas son limosnas cautivadoras de una base social a su servicio. Los nuevos impuestos son un desangre del pueblo trabajador para mantener a los corruptos, engordar el aparato burocrático estatal y fortalecer el aparato militar que luego dirigirá sus armas contra el pueblo que lo sostiene con sus impuestos. ¡Contra la reforma tributaria, todos a preparar el Paro General Indefinido!

Los ricos sollozan porque las cuarentenas pueden afectarles la economía. Que lloren cuando los trabajadores no solo les afecten la economía sino que la paralicen. Que giman cuando los de abajo dejen de producirles riquezas y los obliguen a trabajar. Que chillen cuando los obreros y campesinos armados decidan expropiarles todas sus riquezas privadas.

Todo Estado es en esencia una dictadura de clase, reza una verdad del marxismo. Basta ver el régimen uribista de Duque para comprender en la práctica esa verdad. El flamante Estado democrático republicano de Colombia, es en realidad una sanguinaria dictadura de la burguesía, los terratenientes y sus amos imperialistas, sobre el sufrido y trabajador pueblo colombiano. Una dictadura que tarde o temprano debe ser derrotada, destruida y reemplazada por un nuevo Estado tipo Comuna de París.

Comité de Dirección
Unión Obrera Comunista (mlm)
9 de abril de 2021

También te podría gustar...