El Pueblo Muere de Hambre La solución hay que buscarla en el propio pueblo

Compartir
El Pueblo Muere de Hambre La solución hay que buscarla en el propio pueblo 1

Miles de familias está atravesando por una situación crítica, contradictoria y absurda:

  • Encerrados en las casas para cuidarse de la pandemia, de las multas del gobierno y de la represión policial.
  • Muriendo de hambre por no tener para comprar alimentos.
  • Los alimentos se dañan en muchos cultivos por culpa del gobierno que pone todas las trabas a los medianos y pequeños productores, y se niega a comprar directamente sus cosechas sin intermediarios.
  • El gobierno mentiroso promete ayudas de las que cumple un mínimo solo para aparentar.
  • Los corruptos, encabezados por los entes gubernamentales se lucran a diestra y siniestra con el hambre del pueblo, robándose gran parte de lo que debería destinarse a paliar el hambre de las masas.
  • Ante el escándalo del robo y la corrupción desvergonzados, el gobierno central se lava las manos inventándose ahora otro aparatejo burocrático, como el “caza-corruptos” o “grupo élite anticorrupción” que resultará igual o peor que el “zar anticorrupción” ahora en la cárcel por corrupto.

¿Debe quedarse el pueblo de brazos cruzados ante semejante ignominia?

¡NO! ¡HAY QUE ACTUAR! DE INMEDIATO Y COMO TAREAS DE PRIMER ORDEN:

  • Establecer el control popular público sobre todos los dineros entregados a la nación, gobernaciones y alcaldías para “ayudar” a los pobres.
  • Fiscalizar los contratos que establecen los gobernantes, los cuales deben ser publicados antes de ser firmados para evitar el robo descarado de los recursos que deben servir para paliar el hambre de los sectores más vulnerables.
  • Exigir además que los recursos oficiales destinados para “ayudar” al pueblo sean administrados por el mismo pueblo a través de sus organizaciones sociales y por los Comités creados para tal fin por la comunidad y no por la burocracia estatal ladrona.
  • Exigir que en los contratos de alimentos se tenga en cuenta la compra directa de los productos de los campesinos cuyas cosechas se están perdiendo en medio del hambre de los pobres en las ciudades.
  • Exigir el cese de los despidos, la suspensión de los contratos y el reintegro de los trabajadores despedidos sin desmejorar sus condiciones.
  • Exigir al gobierno el subsidio básico de por lo menos un salario mínimo a todos los trabajadores informales en todo el país.
  • La denuncia permanente al Estado corrupto e inepto y la organización independiente de los trabajadores para ejercer sus derechos, así como el control y la distribución de la ayuda humanitaria entre los sectores más golpeados por la pandemia, son la mejor expresión de la solidaridad en estos momentos.

Además, Entre Todos Y Por Encima Del Gobierno Inepto Y Corrupto Es Necesario:

  • Promover la solidaridad y el socorro popular con independencia del Estado, el cual deben encabezar las organizaciones sindicales quienes, a pesar de la pesada burocracia de las centrales, pueden contribuir a organizar, junto con delegados de las demás organizaciones sociales de los trabajadores, campesinos e indígenas, el apoyo popular porque cuentan con estructuras nacionales, regionales y locales. Ejemplo de que esto es posible realizarlo lo demuestran las iniciativas desplegadas por organizaciones de recicladores, carretilleros y de jóvenes que han realizado colectas y entrega de mercados en Bogotá, Cali, Medellín.
  • Igualmente, se debe organizar por cada barrio o localidad a los más destacados y honestos dirigentes populares para crear los Comités y definir las directrices a seguir en su ámbito.
  • Establecer muchos grupos, compuestos sobre todo por jóvenes en buen estado de salud, para que se desplacen a las plazas, a los supermercados de grandes y medianas superficies a recaudar apoyo voluntario en alimentos para la comunidad. Garantizarles los necesarios equipos de protección para el cuidado de su salud.
  • Establecer contacto directo con productores agrícolas de alimentos perecederos que puedan vender una parte y aportar otra.
  • Solicitar a las personalidades, artistas, intelectuales, y todo el que pueda, su respaldo de todas las formas posibles, empezando por ser una voz resonante en toda la sociedad, para que se cree una amplia opinión pública en apoyo a la solidaridad y el socorro popular, poniendo freno de antemano a las posibles acciones represivas del gobierno para impedir el accionar de estas formas organizativas del pueblo.
  • Crear equipos de la comunidad misma, que organicen el bodegaje y distribución de los alimentos entre los más necesitados, procurando que nadie, y sobre todo los que no tienen, se vayan a quedar sin su sustento.
  • Crear un sistema de control computarizado para recibo y entrega, puede ser en el programa Excel y por cedula de ciudadanía.
  • En los barrios donde no hay esas necesidades tan apremiantes, los equipos encargados pueden reunir fondos en dinero o en especie para apoyar a aquellos sectores con más necesidades y crear así una amplia red de apoyo entre toda la población.
  • Definir a los Comités creados por la comunidad como el único canal para que tanto el gobierno nacional como otros, haga llegar todo el apoyo y así darle la mejor administración y distribución entre la población.
  • Crear una forma de comunicación que permita rendir cuentas públicas de todo cuánto se recibe y cómo se distribuye, para que haya una total transparencia ante la comunidad.

Toda la clave de la solución de un problema está en la capacidad de organizar y movilizar al pueblo; solo el pueblo es la fuerza capaz de resolver, no solo este, sino todos los problemas de la sociedad.

También te podría gustar...