Abajo el inepto Estado burgués, viva la solidaridad del pueblo

Compartir

El Barrio Bonanza, Jamundí, Valle del Cauca es un barrio obrero, lleno de familias venezolanas, de obreros de la construcción y de personas que viven del rebusque. La mayoría vienen y van hacia Cali para buscar el sustento diario o para vender su fuerza de trabajo, son un medio para transportar el virus gracias al apetito de ganancia de los ricos que no les garantizan un salario.

Allí, esta gente dueña de nada, ofrece su infinita solidaridad a los que no tienen ni un plato de comida, para lo cual recolectan alimentos entre todos y así hacer una olla comunitaria, garantizando que nadie pase el día en blanco.

Las ayudas del Estado, como todas, se han quedado en promesas. Por eso, también recolectan entre todos alimentos y víveres en una caja que ponen en el granero y que se va llenando de solidaridad para ser distribuida entre las familias más necesitadas. Por medio de grupos de WhatsApp, se comunican entre sí para avisar que ya está listo el sancocho o la frijolada, que hoy no tuvo ni arroz, ni plátano, ni chicharrón, solo fríjoles.

Estos grupos sirven para movilizar y organizar a las familias del barrio. Así se evitan aglomeraciones, se hace la entrega de forma ordenada y en las mejores condiciones de salubridad posibles. Este es un ejemplo a seguir. ¡Sólo el pueblo, salva al pueblo!

También te podría gustar...