Crítica de un Camarada a la Unión Obrera Comunista (mlm)

Compartir
Crítica de un Camarada a la Unión Obrera Comunista (mlm) 1

Publicamos la carta enviada a Revolución Obrera por un camarada, en la cual critica la actuación de los comunistas de la Unión en el actual ascenso de la lucha de masas. Una crítica en esencia justa, si se tiene en cuenta la no suficiente importancia que se le brindan a las tareas de agitación y propaganda y a la utilización de una herramienta como el portal Revolución Obrera.

Decimos que su crítica es justa en esencia porque los comunistas deben jugar el papel de vanguardia, especialmente contribuyendo a clarificar el camino, orientar de manera acertada el movimiento y fundir el Programa Socialista y la Táctica Revolucionaria con el poderoso movimiento de las masas que han despertado a lucha revolucionaria.

Con mayor razón cuando ha sido la Unión Obrera Comunista (mlm) la única organización en Colombia que durante el transcurso de estos años ha formulado la orientación correcta de ¡Preparar y Organizar la Huelga Política de Masas!, previendo el camino que justo ahora está transitando el movimiento, en el gran enfrentamiento de todo el pueblo trabajador contra las clases dominantes representadas en el Estado. Camino opuesto al que le han propuesto los jefes de los partidos reformistas de la democracia pequeñoburguesa y el oportunismo que basan su táctica en los cálculos politiqueros y en el regateo de las mesas de conciliación y concertación con los gobernantes y enemigos del pueblo.

Algo tiene de unilateralidad la crítica del camarada por cuanto desconoce, por las obvias razones de quien no está organizado, los grandes esfuerzos que hace este pequeño destacamento por actuar en la dirección práctica del movimiento, lo cual no excusa las limitaciones de sus cuadros y militantes para utilizar como debieran el instrumento que han destacado como herramienta principal de todo su trabajo.

Así mismo, la crítica del camarada va más allá de las fronteras de la Unión, por cuanto sostener el diario de la revolución, contribuir a constituirlo en la Tribuna de los Comunistas y Voz de los Explotados y Oprimidos, no es responsabilidad únicamente de la Unión Obrera Comunista (mlm), sino de todos los comunistas y revolucionarios, de todos los obreros conscientes e intelectuales revolucionarios, de todos los dirigentes honrados y activistas que comparten el propósito de construir el Partido de la Clase Obrera, la nueva Internacional Comunista y preparar las fuerzas de la Revolución Proletaria Mundial.

Agradecemos al camarada su crítica y estamos seguros que su justo llamado encontrará eco en la parte más consciente de la sociedad y, particularmente, de la Unión.

____________

El Papel de los Comunistas en el Actual Ascenso de la Lucha de Masas

Todo este año las masas de explotados y oprimidos han sido las grandes protagonistas de las alteraciones en la cotidianidad del país y del mundo entero, por no decir que desde hace varios años dicho ascenso se ha estado generando, situación expresada de manera muy acertada por la UOC desde las páginas de RO, el programa y demás publicaciones.

Somos muchos los que compartimos esa afirmación y sabemos la trascendencia que ésta tiene y todo lo que implica, toda la disposición física y mental que se requiere para afrontar EL ASCENSO DE LA LUCHA DE LAS MASAS DE EXPLOTADOS Y OPRIMIDOS, los virajes tácticos son parte de las maniobras que se deben hacer para poner en disposición las fuerzas organizadas de la revolución, de manera que se esté en capacidad de involucrarse de frente en los acontecimientos sociales que surgen al calor de dicho ascenso.

A partir de finales de septiembre de este año, aparecen en escena el poderoso pueblo ecuatoriano, desafiando valerosamente toda la política represiva del verdugo de turno Lenin Moreno, permanentes emociones invadieron el ser de muchos revolucionarios, los cuales aportaron a la difusión desde las redes sociales los hechos que diariamente fueron noticia y atraparon la atención de millones de seres humanos; semanas después es el pueblo chileno quien toma la decisión de seguir el ejemplo de sus vecinos y se lanza también a la calle contra la miseria impuesta por el imperialismo y toda su política de privatización y reformas en toda la economía del país, política que se facilitó por la presidencia del cavernario y asesino Sebastián Piñera, fiel perro arrodillado a la OEA, la ONU y demás organizaciones del imperialismo, no fue solo el alza en los pasajes del transporte lo que indignó a los jóvenes y al pueblo en general, más bien eso fue lo que rebosó la copa de la tolerancia porque ya no soportaban más humillación y miseria, y la lucha popular se propagó a lo largo y ancho de Chile como gasolina regada en leña seca, extasiado el mundo contempló semejante movimiento social.

Ya no solamente en Francia, Hong Kong o Haití, ya no solamente los miles y miles de marchantes centroamericanos acaparaban la atención, Latinoamérica estaba en el escenario político no con un pueblo desafiando al imperialismo y sus lacayos, eran ya dos y pronto se convirtieron en tres con el hermano pueblo de Bolivia quien de igual manera desata toda su furia ante el golpe de Estado realizado el 10 de noviembre por la extrema derecha y que aún hoy no ha parado de asesinar sin ningún pudor ni piedad en la plaza pública, en los campos y ciudades a los luchadores que lo desafían y a las grandes masas atrevidas a pesar de la violencia desatada.

Argentina, Uruguay, Brasil, Panamá, Puerto Rico, Nicaragua, Colombia, España y otros tantos más en los cinco continentes, son actualmente leña seca a punto de arder, hay un huracán político y social cuyo epicentro aun es indeterminado, pero sus fuertes coletazos ya se están sintiendo en todas partes, es el agrietamiento del endeble, flojo y obsoleto edificio capitalista que por viejo e inservible está a punto de derrumbarse; su débil estructura aviva todas las contradicciones que encierra y sobre todo agudiza la principal que tiene con la gran base social que por cientos de años lo ha sostenido, es el proletariado y los millones de seres explotados y oprimidos, por el imperialismo, el cual es el engendro nacido de las entrañas mismas del sistema, luego que se hizo mundial y desplazó todas las formas nacionales de existencia política y económica; es precisamente el imperialismo quien desde la década de los 90s está atravesando una profunda e irreversible crisis económica, la cual es la causante de todas las actuales guerras, desplazamientos de los pueblos, hambrunas, masivo empobrecimiento y agotamiento y degradación de todas las formas vivas de la naturaleza, terrible bestia inmunda que está llevando a la destrucción al planeta mismo.

Colombia, al ser parte de esa cadena capitalista, se ve directamente involucrada en dicha crisis imperialista, no es solo interna su problemática, no está aislada del mundo y todas las medidas económicas, políticas y de cualquier índole, hacen parte de las políticas impuestas por el imperialismo para oxigenarse y mantenerse a flote a costa también de la pauperización del pueblo.

Dentro de esta situación, el gran paro nacional indefinido es una necesidad incontrovertible e innegable, es por el momento el medio más preciso para poner freno aunque sea de manera temporal a la insaciable y voraz burguesía lacaya del imperio.

Entra así Colombia en el grupo de países cuyo pueblo está luchando duramente por sacudirse el yugo infernal del capitalismo, la paciencia está al límite, la tolerancia está agotándose, la indignación ante los miles de abusos por parte de la extrema derecha mafiosa y paramilitar tiene a miles de colombianos en estado de explosión, falta el detonante, el cual aún no se puede precisar, pero algo aún falta para que la decisión a la lucha sea definitiva, aún falta la organización, el PARTIDO, el cual debe dirigir y canalizar todas las expresiones de rebeldía, convirtiéndolas en revolución, en fuertes y tremendas explosiones sociales, el cual deberá transformar la rabia y la indignación del proletariado en grandes y valerosas acciones revolucionarias capaces de hacer retroceder a la burguesía y sus sanguinarios cómplices y hacer avanzar a grandes y decididos pasos la lucha de clases cada vez más hacia el objetivo principal, la toma del poder político del Estado por la vía armada del pueblo.

Deseamos enormemente la revolución, anhelamos el levantamiento del pueblo contra la burguesía, visualizamos la lucha revolucionaria organizada de las masas y nuestro pecho quiere reventar ante el acelerado latido de nuestro corazón, dada la emoción que esas imágenes nos generan, es una gran alegría la que experimentamos y hasta el decaimiento, la depresión y la fatiga se vuelven pasajeras.

Sin embargo, es necesario preguntar ¿Qué tan dispuestos están los militantes para afrontar esos momentos tan álgidos y de tan grandes compromisos exigidos por el ASCENSO DE LA LUCHA DE LAS MASAS DE EXPLOTADOS Y OPRIMIDOS?, ¿Son realmente conscientes de las fuerzas tan gigantes que están despertando con el trabajo revolucionario?, ¿Están plenamente en capacidad de vivir y de asumir todo el trabajo legal y no legal, clandestino y público que ello implica?

Estas preguntas y quizás otras más se deben plantear y discutir abiertamente con toda tranquilidad y con mucha sinceridad responderles, porque aunque pequeña la organización, si ésta cuenta con verdaderas columnas y decididos militantes, las maravillas que logrará serán muchas y las inmensas montañas que removerá las transformará a pesar de los infinitos sacrificios humanos que exige la lucha revolucionaria.

Las semanas de octubre de este año, sirven para ver qué tan dispuesta esta la organización para actuar inmediatamente frente a los hechos sociales generados diariamente en diferentes regiones del mundo, de América y particularmente en Colombia.

Lamentablemente hay que decir que falta mucho para actuar como una organización de partido, es evidente el rezago de la organización frente al ascenso de la lucha de masas en las semanas de octubre y lo que va de noviembre, los pueblos vecinos y su accionar reciente han puesto a prueba la actuación de la UOC.

Lo que hay por decir al respecto es que no ha sido protagónico la acción revolucionaria desde la agitación y la propaganda y obviamente se ha quedado muy corta la prensa RO en hablar diariamente acerca de la inmensa cantidad de noticias que nuestros hermanos vecinos de Ecuador, Chile y Bolivia han producido en las semanas arriba mencionadas.

Un ejemplo de esto es que hasta la fecha solo se ha publicado un artículo de la situación en Bolivia, poco se escribió de Chile que aun genera noticia, podría escribirse mucho más de los acontecimientos en Ecuador, solo la mesa de negociación montada rápidamente la cual en tres horas concertó con el asesino Lenin Moreno la desmovilización del pueblo, daba para seguir escribiendo más aun, y nada se dijo de las movilizaciones realizadas por esos días en Panamá, poco se ha escrito sobre la lucha diaria que lleva a cabo en estos momentos el pueblo de Haití.

Es posible seguir enumerando todo lo que falta o no ha hecho aún la UOC ante EL ASCENSO DE LA LUCHA DE MASAS DE EXPLOTADOS Y OPRIMIDOS, como decir por ejemplo que falta un verdadero equipo de corresponsales que actúen 24 horas, siete días a la semana, 365 días al año, para que no dejen pasar hecho social y político sin decir unos cuantos párrafos sobre estos; falta mucho aún que el periódico RO actué verdaderamente como la voz de los explotados y oprimidos, ya que la realidad actual está rebasando y superando dramáticamente dicha actuación de RO, se está quedando corto el periódico frente a los acontecimientos que aparecen, los cuales se desarrollan y cambian en cuestión de horas, no es muy serio ni creíble escribir unos días después sobre hechos de tan alta vivencia, la noticia se desactualiza y pierde seriedad y respeto frente a los lectores, y la conciencia que RO está trabajando diariamente en las masas va siendo modificada por otras publicaciones que sí están al día con la noticia.

Hay que apropiarse del periódico, la escritura, la búsqueda de la noticia, hay que enamorarse de la labor periodística revolucionaria, hay que ver más allá del hecho generado y por lo tanto hay que pensar en la inmediata difusión de éste a través de las páginas del periódico, la actuación pasiva de la militancia frente a RO es demasiado dañina pues la UOC no logrará el objetivo de elevar la conciencia de las masas desde sus páginas, la chispa que debe encender en éstas nunca se dará en tanto dicha simple actuación se mantenga y no se valore la poderosa herramienta que es el periódico RO para la lucha revolucionaria de las masas y la construcción del partido y su dirección política e ideológica.

Mínimamente se cuenta con la tecnología, y los equipos, se cuenta con la militancia culta y alfabetizada en el manejo de dicha tecnología, saben leer, escribir, discernir, analizar y deducir los documentos y textos por más complejos que sean, están en plenas capacidades físicas y mentales para producir intelectualmente, solo falta la voluntad para apropiarse de la herramienta Revolución Obrera, y convertirla en la todopoderosa arma para la lucha política contra la burguesía, los terratenientes y el imperialismo.

Hay que cambiar ya, el momento político lo exige, Colombia es una bomba de tiempo y la UOC puede canalizar la inmensa detonación social que está por producirse y dirigirla contra los enemigos del pueblo, hay mucho por hacer, el momento para el cambio con total decisión es ya.

Fraternalmente,

Un gran amigo de la UOC (mlm)

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 2019-12-02

    […] Crítica de un Camarada a la Unión Obrera Comunista (mlm) […]