Viaje Nocturno – Engels

Compartir

Extracto del libro biografico «Federico Engels» del escritor Polaco Heinrich Gemkow en 1957, versos escritos a sus 20 años sobre la libertad en Alemania.

Viaje Nocturno - Engels 1
Autoretrato a los 19 años – Bremen

«Con ese llamamiento a luchar por un Estado burgués, único, indivisible, Engels apelaba a todaslas fuerzas progresistas para sacar al pueblo alemán de su impotencia nacional. Para Engels, ya en esos años de su juventud, la grandeza nacional incluía también el reconocimiento de las realizaciones y hechos progresistas de otros pueblos; por eso estaba contra aquellos germanos a ultranza que querían hacer creer que «el mundo entero había sido creado para los alemanes y que los alemanes mismos habían alcanzado desde hacía mucho el más alto grado de desarrollo. Para Engels, el llamamiento a la acción patriótica se ligaba siempre con el llamamiento al entendimiento entre los pueblos.

Alentando la esperanza de que en Alemania no tardaría en asomar la aurora de la libertad, el veinteañero Engels regresó a Barmen, De sus pensamientos y esperanzas de entonces da testimonioel poema Viaje nocturno que publicó en aquellos meses:»

Viaje Nocturno (1841)

Viajando, solo, voy en noche oscura 

Por un suelo alemán bien conocido 

En que, arrojados por la fuerza, yacen

Ardientes corazones varoniles.

Furiosos, pues la tan penosamente

Ganada libertad ha sido ahora

Desterrada y lenguas viperinas

La escarnecen con risas, con insultos.

La niebla pesa sobre las praderas,

De tarde en tarde un tenue viento sopla

Asustando a los chopos que, enseguida,

Caen nuevamente en su letargo.

Empero, pende sobre la ciudad

A la que me dirijo la afilada

Hoz lunar cual espada de Damocles.

La cólera real llega muy lejos.

Y golpea en el acto Saltan perros

Junto al coche, ladrándome.¿Es qué, acaso,

Cual los escribas de la capital,

Venales, olfatearon este espíritu.

Mío de libertad? ¡Pues no me importan!

Hundido en los cojines vivo sueños

Libres y audaces, sueños del futuro.

¡Que nadie les confunda!: ya es sabido,

Cuanto más cerca el alba, más oprime

La pesadilla. Brilla ya la estrella

Que anuncia la mañana. Las campanas

De la libertad alzan a los justos.

¡No anuncian la tormenta, no, repican

Por la paz! Lo que queda de la época

Que muere, a ruinas lo reduce el árbol

Del espíritu, que sus áureas flores

Esparce por el mundo. Ya amanece.

Miro la tierra en paz. Ante mí luce

Mi ciudad, urbe de la libertad,

Brillando con la luz de la mañana.

También te podría gustar...