Vandalismo: Una Cortina De Humo

Compartir
Vandalismo: Una Cortina De Humo 1

Vándalos y vandalismo es está burguesía que tiene sometido a todo un pueblo y arrinconado en inmensos cinturones de miseria, ¿llorar por un vidrio? ¿o por la tirada al piso de la estatua de Belalcázar, recordado asesino de la población indígena, una estatua apostada y subida por los mismos explotadores de hoy como si fuese orgullo patrio?

La rebelión de los esclavos llega en momentos inesperados y sacude todo ese aparente orden burgués y la emprende contra cualquier símbolo que represente poder y causante del hambre, como son los bancos.

Los esclavos obreros, los intelectuales, los indígenas, los desempleados se alistaron ayer 28 abril para un encuentro contra el régimen opresor y desde un principio sabían que no iban a un desfile de reinas, ni a un banquete con mesas adornadas con flores, allí iba a estar presente la contradicción principal en el mundo entero, la contradicción entre explotados y explotadores; entre esclavos y sus causantes de la miseria y del hambre.

Así ha funcionado y ha caminado la historia de la humanidad y nunca un solo cambio en la sociedad se ha presentado en una mesa de diálogo o acudiendo a votaciones, es una realidad y no lo digo yo, es la historia la que nos enseña.

Ni siquiera esta misma burguesía consiguió su poder por medios pacíficos. Fueron los siervos de la sociedad feudal hoy convertidos en los mismos burgueses quienes a partir de la guerra patria conquistaron la gloria pá ellos. Recordemos al mismísimo Sucre (memorable Patriota adjunto a Bolívar) como sometió con su batallón Rifles a los pastusos, una carnicería completa donde un 24 de diciembre y a las 12 de la noche entraron a la iglesia en una misa de gallos y las bayonetas, fusiles, cuchillos y garrotes no se hicieron esperar contra mujeres hombres y ancianos y hasta niños. Así conquistaron estos “patriotas” el poder para entregárselo en bandeja de plata a la burguesía. Esa es la historia, violenta gústenos o no y así ha transcurrido y seguirá transcurriendo.

Lector del Portal

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *