Uribe en su Fiscalía de Bolsillo

Compartir
Uribe en su Fiscalía de Bolsillo 1

Con la maniobra del mafioso Álvaro Uribe, de renunciar a su curul, la justicia burguesa decidió que el caso de los falsos testigos por el que lo están investigando, debía pasar de la Corte Suprema de Justicia a manos de la Fiscalía. El pasado 16 de septiembre fue la primera audiencia en dicho organismo judicial que ya había rechazado la solicitud de libertad del jefe paramilitar; sin embargo, la diligencia fue aplazada para el 22 de septiembre con el fin de que la jueza analizara bajo qué sistema penal va a continuar el proceso, o en la ley 600 o la ley 906.

De un lado, la defensa del paraco quiere que el caso continúe en la Fiscalía y bajo la ley 906, pues el régimen mafioso en cabeza de Duque nombró al Fiscal General Francisco Barbosa, su amigo personal de muchos años, demostrando una vez más que bajo el capitalismo la justicia no es imparcial sino que responde a intereses económicos y políticos; del otro, los abogados de Iván Cepeda buscan que el caso siga bajo la ley 600, pues consideran que brinda mayores garantías al proceso.

Como se ve, no se trata de asuntos importantes, sino de un rifi-rafe leguleyo y farandulero alrededor del caso insignificante de soborno y fraude procesal, y no por las miles de víctimas de las masacres perpetradas por los grupos paramilitares que la mafia, bajo la dirección de ese capo, ayudó a conformar y financiar en diferentes partes del país, en la lucha por la ganancia extraordinaria de los cultivos de coca, de las grandes plantaciones de palma y explotaciones mineras, y como parte del plan de los capitalistas para desarrollar el capitalismo en el campo.

Las masas populares quieren justicia por los crímenes cometidos por Uribe, pero bajo la democracia burguesa no la van a obtener. Porque la justicia burguesa así pose de imparcial y de estar por encima de todos los ciudadanos, realmente responde a los intereses del capital; es decir, está al servicio exclusivo de la burguesía y los terratenientes.

Las denuncias públicas, presiones por medio de mítines y diferentes manifestaciones deben continuar para forzar a la justicia a que por lo menos se inicien procesos formales por todos los crímenes, contra el mafioso y su séquito de matones y cómplices capitalistas ¡claro que sí!, pero lo más importante es seguir trabajando por la unidad, organización y lucha del pueblo hasta conquistar una sociedad en la cual la justicia no responda a los intereses de los dueños del capital, encubridora de asesinos y despojadores como el paraco Álvaro Uribe Vélez.

También te podría gustar...