¡Unir y movilizar las fuerzas del pueblo!

Compartir

¡Afectar las ganancias de los verdugos explotadores!

¡Unir y movilizar las fuerzas del pueblo! 1

La tradición de lucha de los pueblos indígenas ha sido ejemplar por su combatividad, por sus métodos de confrontación directa a las sanguinarias fuerzas represivas del Estado, por su forma de presión mediante el bloqueo y el desbarajuste del “orden burgués” que es el orden para explotar y oprimir al pueblo.

¡Excelente la multitudinaria movilización de la Minga Indígena! ¡Esa es la forma correcta de exigir las reivindicaciones y derechos!

Cuando los pueblos indígenas convocan Mingas como la de estos días, demuestran la fuerza de la cantidad, del número, de la masa, que de por sí es la ventaja propia y natural de los trabajadores pues son ellos la inmensa mayoría de la población.

Hoy, esa masa de la Minga se moviliza y exige hablar con el presidente para exponer sus reclamaciones. Sin embargo, hablar con el presidente es hablar con un títere maniobrado por los partidos políticos de la mafia uribista, con un sirviente de los grandes gremios explotadores.

Los hechos muestran que cuando los trabajadores luchan aislados y separados son fáciles de vencer por el poder de los enemigos. Pero cuando juntan fuerzas en un solo torrente los enemigos tiemblan y ablandan sus posiciones intransigentes.

La Minga Indígena no debe ir sola y por aparte a enfrentar a los gobernantes, y mucho menos debe ilusionarse en los trámites parlamentarios de los politiqueros y falsos amigos del pueblo, ni dilapidar sus fuerzas en el embeleco de la farsa electoral de 2022.

Es necesario exigir las reivindicaciones y derechos del pueblo directamente al Estado, representante de todos los capitalistas, de todos los burgueses y terratenientes, y el medio para hacerlo es el Paro General Indefinido.

La Minga Indígena tiene su puesto de combate al lado y junto a los demás sectores del pueblo colombiano, acompañando el ímpetu de su movilización con la potencia del bloqueo, de la huelga, del Paro General Indefinido que en campos y ciudades detenga la producción. ¡Ese es el lenguaje que entienden los capitalistas!

También te podría gustar...