SOBRE LA NUEVA MINISTRA DE EDUCACIÓN

Compartir

yanethgiha

Una nueva Ministra de Educación fue nombrada por el gobierno de la paz. Una economista y especialista en resolución de conflictos, con vasta experiencia en asuntos de defensa y planeación, es quien maneja ahora la cartera de Educación, una las banderas del gobierno Santos.

Yaneth Giha, era la directora de Colciencias, cargo que asumió justo cuando a la anterior directora Paula Marcela Arias, “se le invitó” a renunciar tras oponerse a la reducción de presupuesto en dicha institución. Con gusto llegó la ahora Ministra a hacer cumplir esa orden, pues durante su gestión se conocieron denuncias como falta de financiación para la investigación en salud, que según noticias RCN dejó al borde de la quiebra a entidades como la Corporación para Investigaciones Biológicas, entidad que es socia de las universidades Nacional, de Antioquia, Bolivariana y el Colegio Mayor del Rosario y el gobierno, a través de Colciencias bajo la dirección de Giha, le redujo sus aportes en más del 80%. Vale la pena aclarar, que esta corporación adelantaba investigaciones relacionadas con tratamientos para enfermedades huérfanas o raras y procesos de formación de profesionales de diferentes áreas.

Sumado a ello, está el fracaso el programa “es tiempo de volver” creado en 2014 por Colciencias para facilitar el regreso de científicos colombianos al país a cambio de varios beneficios, de los cuales no se ha visto ni siquiera el reembolso del pasaje aéreo. En general, el paso de Giha por Colciencias, estuvo marcado por el manejo “adecuado” de recursos, que para el Estado capitalista, no es más que reducir en aquello que no genere ganancia y promover o invertir en lo que a la burguesía le favorezca.
La esencia del capitalismo es la ganancia y es esa la labor de la dictadura burguesa: poner al frente a los sobresalientes administradores y guardianes de su sistema ¡y vaya que Giha es una de sus mejores fichas!

Por ello, nada raro que el sector educación siga siendo golpeado con las medidas del gobierno de la paz. Nada raro que el salario de los docentes no se nivele y que el ascenso en el escalafón (es decir en la tabla salarial) continúe amarrado a concursos que en últimas congelan los salarios de este gremio. Y, nada raro que la educación en este país, como toda en el capitalismo, siga siendo para preparar mano de obra calificada y negando el acceso a los hijos del proletariado a la investigación e innovación científica.

El llamado es entonces a continuar con la lucha organizada y desde las bases, uniendo a estudiantes, padres, maestros y trabajadores de la educación, junto con los demás sectores también golpeados por este sistema de hambre comandado hoy por el gobierno de Santos.

Atentos todos compañeros, la lucha continúa y no puede permitirse que las conquistas en el sector educativo sigan perdiéndose con excusas como las de falta de condiciones para la lucha, o las promesas de resolver la problemática en las inútiles Mesas de Trabajo; triquiñuelas que los dirigentes de Fecode han utilizado para entregar la lucha de sus bases, argucias que ya no convencen a los trabajadores de la educación porque el enemigo es el mismo, llámese como se llame; son los burgueses ejerciendo su dictadura a quienes hay que continuar enfrentando al calor de la lucha.

Docente de Bogotá

También te podría gustar...