SE ACLARA LA FALSA OPOSICIÓN DE LA NUEVA MINISTRA

Compartir

claralopez

El gobierno de Santos nombró a Clara López Obregón como nueva ministra de Trabajo, dentro de lo que denominó el «Nuevo equipo para el posconflicto». Clara López hasta su nombramiento fue la presidente del Polo Democrático Alternativo, que junto con los uribistas del Centro Democrático se declararon en la oposición oficial al gobierno de Santos. Son recordados los acalorados debates en que esta señora se batía como una fiera contra Santos, antes de las pasadas elecciones a la presidencia lo que hizo confundir a un sector de masas que confiaron en su supuesta radicalidad y combatividad, frente a un gobierno antiobrero, terrorista y dictatorial que en ese momento buscaba ser reelegido. Pero al final, esta representante de la democracia burguesa, terminó siendo un lobo con piel de oveja, un cuchillo sin filo que consiguió el máximo objetivo al que han aspirado en su momento los representantes de la democracia liberal burguesa, el cual es obtener un puesto burocrático dentro del Estado de los opresores y explotadores. Por muy acalorados que hayan sido sus debates, al final no existía tal oposición de Clara López al gobierno antiobrero de Santos, los hechos hablan por sí solos.

El gobierno hace bien su trabajo: con este nombramiento continúa su campaña de adormecimiento de las masas luchadoras, promoviendo su falsa paz para desarmar la combatividad de los inconformes con el actual estado de cosas, nombrando a esta liberal. Y encuentra su mejor soporte en los reformistas socialdemócratas, esos cuya máxima aspiración es embellecer el capitalismo a punta de reformas y que influencian una parte del movimiento obrero.

Es así como la Escuela Nacional Sindical, cuyo principio número uno es que «reivindica los valores y principios del Estado social y democrático de derecho y se propone su defensa y construcción en Colombia», se derrama en elogios sobre la nueva ficha del gobierno y habla de «reconocerle a Clara López la valentía al aceptar este nombramiento… se puede esperar que la nueva Ministra centre su gestión en aportar a la principal tarea del momento: preparar el Estado y la sociedad para la transición a la paz… ‘mesa laboral por la paz’… Trabajadores… y sus organizaciones, bien harían en darle una oportunidad a esta nueva Ministra del Trabajo, y la mejor manera sería disponerse a acordar una agenda laboral para la construcción de la paz.»http://www.ens.org.co/index.shtml?apc=Na–;-;20171788;-20171788;&x=201717881 Puro veneno ideológico para infiltrar la conciencia de los obreros y sus organizaciones con pacifismo burgués, pues busca legitimar entre las masas la conciliación y concertación entre las clases antagónicas de la sociedad, burguesía y proletariado. Esta es la política que predomina en la dirección de las organizaciones políticas y de masas en el movimiento obrero. Gran favor que le hacen a los enemigos del pueblo al hablar de «mesas» y no de Huelga Política de Masas, al hablar de «construcción de la paz» y no de lucha directa contra los opresores y explotadores.

De otro lado se encuentran los jefes del Polo y del MOIR en concreto, que de palabra se han mostrado en desacuerdo con la aceptación del cargo por parte de López. Basta recordar que de un lado la nueva ministra como presidenta del Polo apoyó abiertamente la reelección de Santos en la segunda vuelta, revelando el carácter mentiroso de su tal «oposición». Y de otro lado, el MOIR en su momento le dijo a sus bases y cuadros que los dejaba en libertad de elegir entre Santos y Zuluaga, lavándose las manos frente al evidente apoyo que le darían al candidato de la paz de los ricos. Así funciona la democracia burguesa y su tal oposición: pura cháchara «radical» de parte de los falsos amigos del pueblo y al final aprueban leyes antiobreras y antipopulares, aceptan cargos desde los cuales oprimen a las masas laboriosas… ese es el parloteo parlamentario. Hoy el MOIR frente a la designación de Clara López dice que es «un claro intento por debilitar la endeble institucionalidad política del país y se convierte en un mensaje confuso ante la necesidad perentoria de que exista una fuerte oposición… Es claro que se equivoca quien ofrece y quien acepta porque se atenta contra los principios democráticos mínimos»http://www.moir.org.co/Clara-la-oposicion-y-los.html. En fin, gozan cada vez de menos credibilidad los jefes del Polo y del MOIR que un día apoyan al gobierno de la paz de los ricos, que promueven marchas obreras a favor de los dueños de los ingenios azucareros del Valle del Cauca, que llaman –en el caso del Polo– a los obreros y campesinos a votar por el terrorista Juan Manuel Santos y que al otro día le reclaman por poner a una de sus cuadros políticos dentro del «Gobierno de la paz». ¡Desvergonzados!

Obreros y campesinos no se deben dejar engañar ni por los llamados que hacen los falsos amigos del pueblo a apoyar la paz de los ricos, ni por los camaleones del movimiento obrero y popular, que un día apoyan al enemigo del pueblo y al otro se le oponen en el papel. La nueva ministra llega a defender los intereses de los dueños del capital y como tal debe tratarse: con lucha organizada de masas ante las medidas del gobierno antipopular que pasó a defender abiertamente. El movimiento de masas debe lograr la independencia política, ideológica y organizativa, quitándose de encima la dirección oportunista que llama a apoyar la paz de los ricos, debe emprender con ahínco todas las iniciativas que acerquen más el día en que se decida ejecutar la Huelga Política de Masas, que paralice la producción de los holgazanes dueños del capital y que le arranque al Estado las reivindicaciones del pueblo colombiano.


También te podría gustar...