Reflexiones sobre la política de modernización del MINTIC del títere Iván Duque

Compartir
Reflexiones sobre la política de modernización del MINTIC del títere Iván Duque 1

Por estos días está muy en boca del reaccionario y antipopular gobierno del bobalicón Iván Duque y a través de su Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones –MINTIC– la supuesta modernización del país en materia de tecnología. Gran alharaca han hecho los medios de comunicación sobre este asunto cuando la semana pasada el títere Duque, fue a Silicón Valley Estados Unidos para decirle a Google, Amazon y Microsoft, que inviertan en el país donde las reformas laborales y pensionales y la política sanguinaria y represiva les garantizarán jugosas ganancias sin mayores costos en mano de obra.

Como siempre, este señor haciendo show mediático con sus salidas al extranjero y, sobre todo, las visitas al imperialista país de Donald Trump, donde arrodillado como todos los presidentes que le han antecedido, les habla sobre lo que tiene nuestro país y lo que va a seguir entregándoles: adecuando las leyes para servir a sus intereses, permitiéndoles firmar cualquier tipo de tratados, convenios y contratos que garanticen sus inversiones y ganancias, eliminándoles todo tipo de aranceles e impuestos y entregándoles todo a lo largo y ancho el país

Sin embargo, en Colombia el asunto se presenta de otra manera y por eso desde hace varios meses el Gobierno viene debatiendo el PROYECTO DE LEY NÚMERO 152 DE 2018 SENADO Y 202 DE 2018 DE CÁMARA por la cual se moderniza el sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), se distribuyen competencias, se suprime la Autoridad Nacional de Televisión, y se dictan otras disposiciones.

Según el MINTIC, este proyecto de Ley tiene por objetivo: “la Modernización del Sector TIC, el cual hace parte del paquete de reactivación económica del Gobierno Nacional y busca crear las condiciones para el cierre efectivo de la brecha digital en el país… pretende hacer de Colombia un país más atractivo a la inversión, reactivar la industria del sector TIC –que ha venido desacelerándose–, y generar empleo de calidad. De esta manera, se podrá llevar tecnología a todos los rincones del país, especialmente a las zonas rurales más apartadas del territorio nacional”. (Ver: Modernizamos sector TIC).

¿Será cierto la tan benevolente política de cobertura nacional y reducción de la brecha social en materia de tecnología del actual gobierno?, ¿será cierto que habrá acceso libre a la información y la educación para el pueblo desde la modernización de la infraestructura tecnológica?, ¿será acaso cierto que habrá el llamado internet de las cosas donde la banda ancha y el 5g serán lo que el gobierno y la burguesía de manera altruista traerán al país para toda la población colombiana?, ¿Será cierto que garantizarán al pueblo internet, televisión digital y acceso a los servicios y beneficios que esta tecnología permitirá?

Pues NO, como todo lo de la burguesía, esto también es rampante y cínica demagogia. Muy claramente lo dice el proyecto de MINTIC “pretende hacer de Colombia un país más atractivo a la inversión, reactivar la industria del sector TIC –que ha venido desacelerándose–, y generar empleo de calidad”. O sea, más atractivo a los monopolios extranjeros, para que contribuyan a paliar la crisis económica en que se encuentra el sistema, desarrollando dicho sector tecnológico, instruyendo y formando obreros en todo lo referente a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones pero al servicio de los imperialistas y no de los intereses y necesidades de la población colombiana, para que la cadena capitalista se fortalezca y se “recupere” la economía burguesa desde este territorio llamado la “mejor esquina de América”.

El viaje que el fantoche Duque realizó el miércoles 8 y jueves 9 de mayo a “Silicón Valley para reunirse con los líderes de gigantes tecnológicos como Apple, Cisco, Google, Microsoft y Amazon (…) en busca de alianzas estratégicas en materia de inversión y convenios de cooperación” (Ver: Portafolio, Duque de visita en Silicon Valley); es puro show mediático para distraer a la opinión nacional y mundial de asuntos tan sensibles como los actuales escándalos en su gobierno; haciendo ver sus viajes como grandes gestiones diplomáticas y de negocios, como grandes logros en materia económica para el país, y además, tratando de generar esperanza, optimismo y confianza en algunos sectores del pueblo en los “beneficios” que traerá la tal inversión extranjera en materia tecnológica.

Todo lo que hace el títere Iván Duque, es distraer al país y al mundo, en medio de los imparables asesinatos de líderes sociales, de los asesinatos a miembros de las bases desmovilizadas de las FARC, de los últimos escándalos de corrupción en la DIAN y, sobre todo, de las chuzadas a la Corte Constitucional, las cuales esta vez, debelan otro gran escándalo, sacando a la luz la injerencia abierta del gobierno de Donal Trump en la justicia colombiana al cancelarles la visa a varios magistrados luego de discutir “temas considerados clave para Washington: la eventual afectación de la extradición por un artículo de la Ley Estatutaria de la JEP y el debate alrededor del glifosato y las fumigaciones aéreas contra la coca”. (Ver: El Tiempo, embajada de EE.UU. cancela visa de tres magistrados de las altas cortes).

Además, el ruido a su política de inversión tecnológica por todos los medios, incluida la entrevista de la Ministra de las TIC Sylvia Cristina Constaín Rengifo en Pregunta Yamid del canal CM&, donde prometen y juran garantizar el acceso de la población más apartada y pobre del país a la información y educación a partir del más moderno internet instalado en sus comunidades; corresponde a distraer la atención de las beligerantes confrontaciones de la minga durante varias semanas, los paros nacionales de estos últimos meses y las grandes movilizaciones del Primero de Mayo en todo el país, donde el pueblo rechazó beligerante todo su criminal plan de gobierno.

La situación económica, social y política se ha tornado muy explosiva y está dejando al títere Duque, y su demoniaco partido, en una posición delicada. Por eso están maniobrando con rapidez tratando de calmar las turbulentas y calientes aguas sociales que constantemente inundan de rebeldía las calles de las ciudades grandes y pequeñas, turbulentas y calientes aguas sociales agitadas diariamente por las contradicciones que mantienen en alerta a las dos irreconciliables clases: burgueses y proletarios, explotadores y explotados, opresores y oprimidos, como bien lo dice Marx en el Manifiesto Comunista. Agitación social diaria que grita la inconformidad con el sistema y el desprecio al títere de turno y su despreciable plan de gobierno.

Volviendo al asunto de las TIC, es necesario recordar que los capitalistas no dan puntada sin dedal y no invierten sin calcular grandes ganancias. Y aunque el bobalicón Duque diga que llevarán la tecnología a los lugares más apartados y marginados del país, a Google, Microsoft, Amazon y demás monopolios no les preocupa la marginalidad del pueblo colombiano, en lo único que piensan es en expandir mucho más sus gigantes empresas, así sea a costa de las necesidades de la población. Así es como funciona el capitalismo y los burgueses no se dan el lujo de invertir si no van a lograr grandes ganancias.

Nuevos mercados de consumidores es lo que necesitan los capitalistas para liberar sus mercancías, recuperar sus inversiones y lograr la cuota de ganancia que les exige el sistema. En el caso particular de Colombia esto se va a cumplir textualmente en el sector de las TIC. ¿Por qué el títere Duque, en lugar de atraer a los monopolios Microsoft, Amazon, Apple, etc., más bien no fortalece el recurso humano acá tan numeroso invirtiendo capital en las universidades y centros tecnológicos para generar conocimiento de alta calidad que aporte en el país desarrollo tecnológico? hay capacidad para lograrlo, solo es cuestión de adquirir la infraestructura adecuada. Sin embargo, al actual gobierno y a las clases dominantes no les interesa y tampoco les conviene: primero, porque su condición de clases lacayas pro imperialistas las lleva a despreciar a la sociedad en general y al pueblo que explotan en particular y, segundo, porque necesitan servirle fielmente a su amo del norte, a Donald Trump para recuperar el apoyo y la protección que este monstruo les brinda. Por eso primero están las empresas gringas, por encima de las necesidades del pueblo.

Los argumentos del MINTIC en su proyecto de ley a favor de “reactivar la industria del sector TIC -que ha venido desacelerándose”; significan en realidad ganancias para los monopolios imperialistas y una válvula de escape temporal y transitoria, a cuenta de degradar aún más la situación laboral, económica y material del pueblo; pues este sector, como todos los de la economía mundial capitalista hacen parte del inhumano sistema decadente y moribundo, el cual será borrado de la faz de la tierra, más temprano que tarde en este siglo XXI, por medio de las gigantescas fuerzas sociales que ha creado y hoy tienen manifestaciones tan importantes como los embrionarios brotes revolucionarios en los llamados chalecos amarillos en Francia, o como la poderosa Guerra Popular que desarrollan los obreros y campesinos en la India, dirigidos por su Partido comunista revolucionario Marxista Leninista Maoísta.

Un camarada.

También te podría gustar...