Rechazar los planes de retiro en el Cerrejón

Compartir
Rechazar los planes de retiro en el Cerrejón 1

A los trabajadores del Cerrejón Guajira, la patronal les ha enviado hoy 450 cartas en las que los “invitan” a aceptar un retiro “voluntario” o de lo contario serán despedidos sin justa causa, y con llamadas individuales a sus casas están chantajeándolos como vulgares terroristas, en una clara violación a sus propias leyes, práctica a la que siempre han recurrido y seguirán recurriendo.

Ver comunicado de Sintracarbón ¡Urgente! Cerrejón anunció y puso a andar hoy una masacre laboral!

Así actúan siempre los capitalistas después de que los obreros se atreven a luchar, ya se sabía que no iban a quedarse quietos después de lo obtenido con la huelga, en la que valientemente los trabajadores resistieron por tres meses.

Desde el punto de vista de la legislación este chantaje de la empresa es ilegal, y se debe utilizar este recurso pero sin olvidar que no es garantía para ganar. Ante la amenaza de masacre laboral, los trabajadores deben cerrar filas inmediatamente y rechazar este plan de retiros, ya que con ello golpean a la organización sindical y de conjunto a la lucha general de los trabajadores; además de que cualquier suma de dinero no compensará su estabilidad económica ni la de sus familias, como demuestra la experiencia.

Lo más importante para que no se pierda lo que se logró con la huelga y para continuar la lucha contra el “turno de la muerte”, unos de los puntos más importantes que quedó pendiente, es que los trabajadores organizados en Sintracarbón cierren filas entre sí, se unan con los demás obreros sindicalizados o no, desplieguen por todos los medios una campaña de denuncia contra la empresa y creen las condiciones para volver a la huelga si es necesario.

De igual forma se requiere la solidaridad inmediata del movimiento sindical, obrero y popular, denunciando a los terroristas y organizando acciones de solidaridad; los despidos masivos no están ocurriendo únicamente en el Cerrejón, además son innumerables los problemas del pueblo en su conjunto lo que exige la unidad de todos en una lucha general, que se concreta en el Paro General Indefinido, para obligar al Estado a frenar la embestida de los capitalistas.

Finalmente, este hecho solo demuestra la necesidad de avanzar más allá de la lucha de resistencia; se requiere unir esta a la lucha para acabar definitivamente la explotación capitalista, con los privilegios de los ricos, garantizando que los productores directos sean los verdaderos dueños de la producción y distribución de los bienes comunes.

También te podría gustar...