¡Que se Levante el Pueblo en una Sola Lucha!

Compartir

¡Que se Levante el Pueblo en una Sola Lucha! 1

Esta terrible situación de salarios de hambre, despidos masivos, muerte en los pasillos de hospitales, enfermedad y deceso de los hijos del pueblo por falta de agua potable, mentiras y engaños sobre restitución de tierras y reparación de víctimas, hacinamiento en las escuelas, persecución a la juventud, podredumbre, robo y corrupción estatal… ¡debe cambiar!

¡Esos deseos de cambio expresados en las luchas populares han recibido la respuesta infame de los capitalistas y el Estado que los representa con gases, garrote y bala!

¿Acaso son exageradas las peticiones de obreros y trabajadores, de campesinos e indígenas, de maestros y estudiantes, de trabajadores y usuarios de la salud, de desplazados y desempleados, de los pobladores de las regiones olvidadas solo tenidas en cuenta para ser entregadas a la voracidad de las compañías imperialistas?

¿Acaso es mucho pedir a los gobernantes que en lugar de robarse el erario resuelvan los problemas del pueblo?

¡No! Son sencillas y razonables peticiones que una y otra vez han sido burladas por los gobernantes de turno, representantes de los burgueses y terratenientes, socios y lacayos del imperialismo que han respondido con promesas, mentiras, represión, brutalidad, cárcel y asesinato de dirigentes obreros y populares!

Se agota la paciencia del pueblo que por todas partes se levanta diciendo: ¡Basta Ya! Porque esa es la única voz que escuchan los ricachones holgazanes ahítos, cebados con el sudor y la sangre del pueblo laborioso.

¡No más promesas incumplidas! El pueblo tiene la fuerza y energía suficientes para frenar la voracidad del puñado de parásitos que ahoga la sociedad con su avaricia, pero necesita unirse y lanzarse a la pelea como un solo hombre.

¡Que se haga sentir la voz y la fuerza del pueblo en nuevas, más grandes y contundentes movilizaciones, bloqueos, toma de tierras, paros y combates!

Que en cada rincón del país se organicen las fuerzas populares para desatar el Paro Nacional Indefinido que haga temblar a los de arriba y conquiste para el pueblo trabajador las reivindicaciones inmediatas.

¡Que se escuche la voz del pueblo, hoy en pie de lucha por los derechos conculcados porque ese es el camino de su liberación!

¡Que se levante el pueblo en una sola lucha! Porque esa es la única forma de ponerle fin a este infierno de explotación, hambre, miseria, muerte y opresión.

También te podría gustar...