Parar la Brutalidad Policial con la Lucha Popular

Compartir
Parar la Brutalidad Policial con la Lucha Popular 1

Es hora de parar la arremetida que contra el pueblo emprenden las fuerzas militares…

El profesor Alan Mostacilla fue asesinado por «huir de un retén». Es la versión de la Policía Nacional que justifica el vil asesinato del docente. A quemarropa y atentando contra el pueblo desarmado, la policía dispara sin ton ni son, porque en Colombia, saltarse un retén, colarse en Transmilenio o pintar un grafiti se paga con la vida.

Como en todos los casos «se adelantan investigaciones» se promete «justicia» pero ya el pueblo sabe que aquí la justicia no es para los ciudadanos de a pie; aquí mientras asesinan a las masas desarmadas, sueltan delincuentes, protegen corruptos y consienten expresidentes mafiosos y paramilitares con la misma plata del pueblo; esto no es raro, pues cualquier Estado se defiende con las armas, y el Estado capitalista hoy en manos del sector mafioso de la burguesía, sí que lo sabe. La conocida frase, «la democracia en Colombia ha matado más personas que las dictaduras en toda Latinoamérica» solo corrobora que no hay tal democracia, sino una dictadura sanguinaria de los explotadores sobre la mayoría trabajadora, desposeída y desarmada.

Es hora de parar la arremetida que contra el pueblo emprenden las fuerzas militares (ejército, policía, Esmad…); el cuento de «sin violencia» es tan solo una ventaja para los enemigos del pueblo; el movimiento de masas debe organizarse, unirse y pulir cada vez más sus formas de lucha, y responder a la violencia militar y paramilitar, no con flores ni besitos, sino con fuerza directa y organizada de masas. El camino de la lucha es el único que podrá detener la muerte de dirigentes y en general del pueblo laborioso, entendiendo que las fuerzas militares no están para cuidar y defender a los desposeídos, sino para cuidar y defender a sangre y fuego el orden burgués. Es hora de cualificar los enfrentamientos y prepararse para el combate callejero, aprendiendo de los hermanos luchadores en todo el mundo y hacer realidad la consigna de no quedarse callado por nuestros muertos.

¡ABAJO EL TERRRORIMO DE ESTADO!

¡ABAJO LA BRUTALIDAD POLICIAL!

¡POR NUESTROS MUERTOS NI UN MINUTO DE SILENCIO, TODA UNA VIDA DE COMBATE!

También te podría gustar...