¡Ninguna ilusión en el Estado burgués!

Compartir
¡Ninguna ilusión en el Estado burgués! 1

Toda la lucha y movilización del pueblo, necesita encaminarse al objetivo de acabar de raíz estos problemas, ello implica acabar con este Estado y su vagabundería…

_______

Multitudinarias fueron las manifestaciones exigiendo la renuncia del Fiscal. No es para menos, bastante indignación causa la corrupción descarada en estas instituciones del Estado; corrupción que en todos los casos, causa “suicidio” de testigos, miseria y muerte para el pueblo.

Razón tiene el pueblo en indignarse, pero llamarlo a manifestarse por la renuncia de un titerillo del Estado capitalista, no es más que continuar sembrando esperanzas es esta maquinaria hecha para dominar y reprimir a los obreros y campesinos y a las masas en general. Sí, es cierto que Néstor Humberto es una ficha asquerosa de los poderosos de este país (o mejor dicho de Sarmiento Ángulo), es cierto que los favorece desde la Fiscalía y que la corrupción es evidente, es cierto que el pueblo colombiano lo desprecia y lo quiere fuera, pero… ¿acaso su renuncia es una solución definitiva a la corrupción? ¡No! ¿Acaso con su renuncia se condenará a los culpables de la corrupción en el caso Odebrecht? ¡No! ¿Acaso si ponen a otro como Fiscal General, esa institución garantizará transparencia? ¡No! Por ello es que pese a la rabia e indignación con este caso, ejercer presión para que una u otra lacra renuncie, termina siendo un esfuerzo perdido, pues la corrupción, la protección  a los poderosos y los beneficios para los explotadores seguirán siendo el orden del día para el Estado capitalista.

Los explotados y oprimidos deben movilizarse, claro que sí, pero por sus derechos, en contra del terrorismo de Estado que ha cobrado la vida de cientos de dirigentes sociales, en contra de toda la corrupción del Estado, no de uno u otro funcionario o politiquero, sino de toda esta maquinaria que en sí misma es corrupción. Toda la lucha y movilización del pueblo, necesita encaminarse al objetivo de acabar de raíz estos problemas, ello implica acabar con este Estado y su vagabundería, tarea que no es fácil, pero que los desposeídos podrán cumplir cuando construyan su destacamento de vanguardia y luchen como uno solo contra los enemigos del pueblo. ¡Esa debe ser la esencia de la movilización del pueblo! Lo demás no pasa de ser un truco politiquero para seguir perpetuando el poder político de los explotadores.

También te podría gustar...