Los buitres de Wall Street

Compartir
Los buitres de Wall Street

La historia que voy a narrar a continuación ocurrió la semana pasada en Wall Street. En apariencia para la clase trabajadora las historias dentro del sistema financiero, como el caso de Interbolsa en el 2012 en Colombia pueden resultar ajenas e irrelevantes. Pero para nosotros los trabajadores es claro que hacemos parte del sistema productivo transformando la materia en mercancías, bienes o servicios, que, sin nuestra intervención, sin nuestro trabajo, la economía capitalista se quiebra. Aparentemente en el sistema financiero hay ganancias y pérdidas sin la intervención del trabajo productivo, pero en realidad si no existe la explotación asalariada no hay flujo de capital. Es normal que como clase no percibamos la relación entre los dos sistemas, dado que el sistema financiero fue creado por un grupo de explotadores para jugar a la ruleta con la economía mundial. Un ejemplo de esta aparente desconexión se dio en el 2020 cuando Wall Street tuvo grandes ganancias mientras que se desplomaba la producción y el empleo a nivel mundial, pero las implicaciones de esta historia en la justa lucha de la clase obrera los sorprenderá.

Wall Street es una calle donde habitan los principales buitres que con sus apuestas pueden causar grandes depresiones en la economía(1) y crisis que terminan afectando a la clase obrera, la que tiene que pagar las consecuencias, despojándola de sus viviendas, de sus trabajos, de su futuro y de sus sueños(2). Estos buitres tienen dos maneras básicas de generar ganancias, en la primera apuestan al crecimiento del valor accionario de una empresa cuando es rentable. Un ejemplo de esto es Apple, el culto a esta mega compañía tecnológica está tan difundido en el mundo, que cada vez que saca un celular (aunque sea una porquería) las acciones suben súbitamente. El precio de una acción puede subir sin parar, entonces en estos casos las ganancias no tienen un techo.

El otro mecanismo es apostar sobre las acciones de empresas poco rentables que van, digamos en picada. En este caso los buitres no compran las acciones, en su lugar las obtienen en préstamo o alquiler acordado entre las partes para luego venderlas a precios relativamente altos, cuando las acciones de estas empresas bajan, de nuevo las pueden comprar, pero esta vez a un precio menor, las regresan al dueño original y Voilá, los buitres ganan con las pérdidas de las empresas. El margen de ganancia está limitado por la diferencia entre el precio de las acciones cuando la pidieron prestada y su precio al regresarlas mucho más desvalorizadas.

Lo peor que puede pasarles en el primer caso, cuando se apuesta a la ganancia, es que las acciones bajen. Si por algún motivo las acciones llegaran a 0 entonces sólo perderían la inversión inicial. En el segundo caso, cuando se apuesta a la pérdida, y las acciones suben entonces los buitres deben pagar tanto como sea el nuevo costo de las acciones, y sus pérdidas en este caso no tienen techo. En los últimos años se ha disparado la cantidad de negociaciones de este tipo, en algunos casos consideradas ilegales como en Europa(3) o “prohibidas” como en Wall Street.

El acontecimiento de la semana pasada se enmarca en la estrategia de apostar a la pérdida. Resulta que hay empresas a las que les está yendo muy mal desde hace un tiempo, y apostar a la pérdida es una apuesta segura para estos buitres. Especialmente con la crisis provocada por el capitalismo muchas empresas medianas y pequeñas están al borde de la quiebra, porque no tienen los mismos incentivos y ayudas que sí tienen los grandes capitalistas. En ocasiones la presión por la baja ocasiona bancarrota de las empresas y despidos de miles de trabajadores a nivel mundial(4). No tiene que ver con que la empresa por la que se apuesta a pérdida tenga buenos productos o no, o si tiene muchos o pocos empleados. Estos buitres atacan las empresas y poco les importa quienes son las personas que están detrás, sus familias o sus derechos.

Al mismo tiempo, grandes comunidades se están formando en internet. Las personas tienen cada vez mayor acceso a información y capacidad de organización. Estos buitres se creen que son los únicos listos, como si tuvieran derecho divino a sacarnos hasta el último peso del bolsillo. Los buitres no pensaron que tuvieran que enfrentarse a una comunidad en su contra. Fue así como un grupo de pequeños inversores que llevan varios años organizándose en una red social llamada reddit, fueron contra los buitres: 3 millones de usuarios agrupados en una comunidad llamada Wallstreetbets apostaron a ganar. Y ganaron en grande, y desnudaron la hipocresía de los capitalistas.

Los pequeños inversores hicieron una compra masiva de acciones de Gamestop, una empresa que estaba siendo despedazada por los buitres, de tal forma que la cotización de las acciones de la empresa pasó de 10 dólares a 300 dólares. Los buitres no entendían qué estaba pasando y tuvieron que recomprar las acciones a precios cada vez más altos a medida que se agotaba el tiempo de sus apuestas.

Acorralados en su propio juego, los buitres explotadores abusaron nuevamente de su poder para exigir un trato especial; aduciendo que si no salían del negocio antes del tiempo entonces iban a entrar en bancarrota y con ello amenazaron el futuro de las pensiones y cuentas de jubilación de los trabajadores. Porque además ellos no apuestan con su dinero, lo que apuestan a la ruleta son los fondos de ahorros de los trabajadores, la crisis financiera mundial de 2007-2008 demostró lo vulnerables que son estos fondos.

Pidieron salirse, Wall Street les permitió salir del fondo antes de tiempo. Pidieron también regular el “mercado”, ese que tanto cacareaban como libre, y ahora ya se están escribiendo las nuevas reglas de juego. Lo que demuestra que estos carroñeros, sólo siguen las reglas cuando están ganando. Si se socializan las ganancias, entonces exigen inmediatamente que todo cambie.

La lección es magnífica porque puso al descubierto el juego sucio del mercado de la bolsa; mostró además que el poder de los buitres es vulnerable y se puede contrarrestar su injusto, desequilibrado y voraz mercado del sistema financiero, con la continua unidad y organización como lo hizo la comunidad Wallstreetbets. Lo podemos hacer una vez, lo podemos hacer mil veces, pero sobre todo, lo podemos hacer no solo allí, sino en todos los campos y, especialmente, en la lucha política contra su Estado opresor hasta que no quede nada de la dictadura del capitalismo.

Referencias:

  1. Arancibia M. Crisis económica del 29: diez claves para entender la Gran Depresión [Internet]. La izquierda diario. Oct, 23, 2020 [cited 2020]. Available from: http://www.laizquierdadiario.com/Crisis-economica-del-29-diez-claves-para-entender-la-Gran-Depresion
  2. Pozzi S. Hipotecas subprime: La crisis con la que empezó todo [Internet]. El Pais. Agu, 06, 2017 [cited 2020]. Available from: https://elpais.com/economia/2017/08/05/actualidad/1501927439_342599.html
  3. STA Law Firm. European Union: Short Selling Provisions In The European Union [Internet]. Mondaq. May, 13, 2020 [cited 2020]. Available from: https://www.mondaq.com/commoditiesderivativesstock-exchanges/932966/short-selling-provisions-in-the-european-union
  4. Bloomberg. Why Short Selling Can Make You Rich But Not Popular [Internet]. Fortune. June, 23, 2013 [cited 2020]. Available from: https://fortune.com/2018/06/23/why-short-selling-shorts/

También te podría gustar...