EL MÉTODO MAFIOSO DEL NUEVO GOBIERNO URIBISTA

Compartir

EL MÉTODO MAFIOSO DEL NUEVO GOBIERNO URIBISTA 1

Ya han corrido tres semanas desde la posesión del nuevo presidente de Colombia y el nuevo régimen por sus ejecutorias ha mostrado que utiliza el método clásico de la mafia: abrazo y ataque por la espalda.

Fue así como el 7 de agosto, los uribistas presentándose a sí mismos como los redentores del país, por un lado elaboraron el discurso de Duque como un «Estadista» conciliador con el anterior gobierno y conocedor de la situación del país, cuando en realidad solo recitó unas cifras pueriles sobre las manifestaciones de la crisis económica y social del país, por todos conocida y de la cual son responsables por igual burgueses, terratenientes e imperialistas; y por otro lado, los mismos uribistas orientaron el discurso de Ernesto Macías presidente del Congreso para echarle el agua sucia al saliente gobierno de Santos, a la manera de un ataque por la espalda a lo dicho por su mismo presidente títere.

Además, el nuevo presidente expresó que cumplirían su compromiso con la consulta anticorrupción promovida por el Partido Verde, que aunque no es más que una vana ilusión en nuevas leyes para darle un maquillaje de transparencia y democracia al Estado de los explotadores, acto seguido presentaron un proyecto al Congreso contra la corrupción e iniciaron una campaña de propaganda contra la Consulta apoyados en algo cierto, que es costosa e ineficaz, dándole la puñalada por la espalda a los ilusos reformistas.

Los uribistas, de una parte expresan que van a «proteger» a los hermanos migrantes venezolanos en Colombia y piden el apoyo «humanitario» de la ONU mientras por otra parte, con los gobiernos de Perú, Ecuador y Brasil, socios del imperialismo norteamericano en la región, toman parte en las estrategias coordinadas contra el gobierno de Venezuela con miras en su petróleo, al tiempo que han emprendido una campaña por los medios de comunicación, atacando por la espalda a los migrantes mostrados como una peste que está causando la crisis económica y social en los países vecinos, cuando en su gran mayoría son proletarios víctimas del capitalismo o del falso socialismo practicado en su país y están siendo perseguidos como delincuentes.

Ahora, los uribistas, de un lado hablan de un aumento extraordinario del salario mínimo cuando en realidad buscan agrandar las arcas de los fondos de cesantías, léase del Grupo Empresarial Antioqueño y de Luis Carlos Sarmiento Angulo; mientras de otro lado, ya el ultra-uribista Ministro de Hacienda alista el cuchillo contra el pueblo con la ejecución de un plan de recortes de los recursos para inversión social, una rebaja real de los salarios y aumento de impuestos para las masas trabajadoras con la extensión del IVA a todos los artículos de primera necesidad.

Estas acciones del nuevo gobierno uribista de Duque muestran que aplica el método mafioso, el método de El Padrino, el método de Pablo Escobar, el método de antes de asesinar a sus enemigos mostrarse amigable para mantenerse a cubierto y no enfrentarlos de forma abierta, sino en espera del momento oportuno para atacar a mansalva y dejarle el trabajo sucio a otros sanguinarios, los mismos que siguen asesinando líderes sociales, reclamantes de tierras y defensores de derechos humanos.

Frente a estos hechos, los proletarios, campesinos pobres y la pequeña burguesía del campo y la ciudad no deben creer en las aparentes concesiones, dadivas o declaraciones de los explotadores encabezados por la mafia en el poder, dado que, como en una guerra, solo han buscado distraer con un ardid para después atacar a mansalva; en lugar de ello hay que acelerar la preparación de la lucha directa manteniendo la independencia con respecto a los partidos reformistas y oportunistas que desvergonzadamente mostraron su apoyo a la burguesía durante el Gobierno de Santos, y ahora, frente al nuevo gobierno uribista se alinean en la oposición oficial financiada, protegida y consentida para darle la apariencia democrática a la dictadura de los enemigos del pueblo.

También te podría gustar...