ECOS DE LA CELEBRACIÓN DEL CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE EN COLOMBIA (1)

Compartir

ECOS DE LA CELEBRACIÓN DEL CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE EN COLOMBIA (1) 1

Publicamos a continuación el discurso de un jovén en el Acto Político Cultural con Motivo del Centenario de la Revolución de Octubre el 28 de octubre en Bogotá.


LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE Y LA JUVENTUD

Apreciados camaradas y amigos:

Buenas tardes, reciban un rojo y combativo saludo de parte de este joven revolucionario y comunista.

Hoy en este acto político cultural, en conmemoración de la primera gran victoria de la clase obrera abanderada por el proletariado ruso, debemos recordar que esa revolución nos ha dejado un legado importantísimo, no solo porque nos muestra la vigencia que tienen hoy en día todas las ideas y sentimientos que conllevaron a esa heroica labor hecha por los bolcheviques, sino porque además de ello nos plantea la crucial misión de realizar las verdaderas tareas que nos presenta el movimiento de masas a los jóvenes revolucionarios.

Y muy importante ahora, cuando la labor verdaderamente combativa de los jóvenes de nuestro pueblo, se ve permeada por las viejas ideas del revisionismo y el oportunismo, las que vuelven a aparecer como supuestas nuevas banderas a través de movimientos como el llamado «Socialismo del Siglo XXI» o las llamadas «nuevas síntesis» salvadoras de la humanidad.

Pero que sepan las elites revisionistas que existen jóvenes, hijos de obreros y campesinos, dispuestos a combatir sus mentiras, tergiversaciones y falsas promesas salvadoras que ponen las esperanzas, sueños y aspiraciones en las urnas del podrido aparato parlamentario, que jamás podrá resolver el problema no solo de los jóvenes sino de toda nuestra clase.

Los problemas más graves que hoy amenazan a los jóvenes proletarios son, la falta de educación, la drogadicción, el desempleo, la falta de oportunidades, la condena de la inmensa mayoría de la juventud a ser simple material en preparación para ser triturado en el molino de la explotación. Y si además de joven, eres mujer, la tienes más jodida aun, eres un objeto de venta y compra, el estereotipo de mujer perfecta se basa en su apariencia física y convierte a los hombres en instrumentos de opresión, acoso y maltrato contra el sexo femenino, y ello conlleva al común abuso sexual sobre nuestras jóvenes campesinas y obreras, manteniéndolas y reconociéndolas como objeto sexual al punto que legaliza la prostitución como una forma de trabajo normal. Pero en la juventud, toda esta porquería de sociedad capitalista crea a la vez un clima de combatividad y efervescencia en las masas juveniles.

Bien camaradas, ya planteado el problema, es hora de plantear la solución…

Amigos, camaradas, compañeros… La labor principal de la juventud revolucionaria en este momento es aprender y enseñar. ¿Pero aprender y enseñar qué?

Aprender de la lucha inagotable de los obreros, que en campos y ciudades se lanzan al combate por alcanzar sus reivindicaciones, aprender de la lucha de nuestros campesinos y comunidades indígenas, que se enfrentan con valentía contra el Estado, los terratenientes y las empresas imperialistas; aprender de nuestros compañeros recicladores en su forma de unidad y organización gremial; y sobre todo APREENDER profundamente la ciencia de la revolución, tomándola siempre como guía para la acción, aplicando la dialéctica materialista, aprender a servir al pueblo con el arte y la cultura, con los actos políticos y con la lucha directa en contra de todas las ideas que truncan el camino de la emancipación de nuestra clase.

¿Y enseñar qué?

Enseñar con nuestro fermento juvenil que la caduca sociedad caerá gracias al esfuerzo de jóvenes y adultos proletarios, unidos con los hermanos campesinos, luchando en todos los campos sociales con un mismo objetivo: Hacer la revolución, destruir el Estado capitalista, construir la nueva sociedad socialista y avanzar hacia la sociedad comunista.

Ahora bien… ¿Qué se conquistó en el ámbito de la juventud con la revolución rusa y qué podemos lograr nosotros con la unidad de los jóvenes revolucionarios?

El Partido Comunista Bolchevique de la URSS organizó a la juventud en varios destacamentos acorde a su edad, desde la Organización Juvenil del Partido Comunista de la URSS o komsomol, se desencadenó un inmenso movimiento de organización de la juventud que jugó un papel importante en la defensa de la Unión Soviética cuando fue invadida por la Alemania nazi. Los llamados Pioneros, niños entre 9 y 12 años, realizaban trabajos sociales en la edificación socialista, recolectaban dinero para ayudar a los niños afectados por la guerra en otros países. Para 1923 las organizaciones juveniles contaban con 75 mil miembros, para 1926 eran más de 2 millones, llegando en 1940 a contar con 14 millones.

De un futuro hundido en los vicios, el alcoholismo, la delincuencia, el analfabetismo, o a lo sumo la super explotación inmisericorde bajo el yugo del capitalismo y el feudalismo, la revolución les abrió a los jóvenes un mundo repleto de posibilidades en el arte, el deporte, la ciencia, la producción, empezando por el acceso a la educación; la escolaridad obligatoria se acompañó de la construcción de muchas instituciones que llevaron a que el número de alumnos en las escuelas primaria y media pasaran de 8 millones en 1914 a 28 millones en 1936, mientras que el número de alumnos en escuelas superiores aumentó de 112 mil en 1914 a 542 mil en 1937. Decía el propio Stalin: «Observad a los camaradas stajanovistas. ¿Quiénes son estos hombres? Son, principalmente, obreros y obreras jóvenes o de edad media, hombres preparados desde el punto de vista cultural y técnico, modelos de precisión y exactitud en el trabajo».

La juventud logró en la patria de los soviets un gran sentido socialista: ayudaba a los demás y fomentaba la ayuda mutua en diversos ámbitos, promovía el arte y la cultura, participaba de la vida política y económica del país, por ello se formaba desde la infancia en los valores socialistas, su admisión en las organizaciones era promovida por sus congéneres y su afiliación era totalmente voluntaria.

¡VIVA LA JUVENTUD REVOLUCIONARIA Y COMBATIVA!

¡ROMPER LOS MUROS DE LA UNIVERSIDAD Y DEL COLEGIO, SERVIR AL PUEBLO DEL CAMPO Y LA CIUDAD!

¡VIVA EL ARTE Y LA CULTURA, AL SERVICIO DE LAS MASAS DE OBREROS Y CAMPESINOS!

¡VIVA LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE, FARO LUMINOSO DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL!

Muchas gracias compañeros.

También te podría gustar...