Disputas Interburguesas en Torno a Hidroituango

Compartir
Disputas Interburguesas en Torno a Hidroituango 1

En Colombia las hidroeléctricas producen el 65% de la energía eléctrica que se genera en el país y el proyecto Hidroituango está previsto que incremente la capacidad instalada en 2400 MW o un 16%. La mencionada hidroeléctrica, que está ubicada en el noroccidente del departamento de Antioquia, en los últimos días ha producido una disputa entre el Alcalde de Medellín y el Grupo Empresarial Antioqueño – GEA por los daños económicos causados con la emergencia que provocó el colapso de uno de los túneles en abril del 2018 por la malas prácticas de ingeniería en la construcción de la obra.

Daniel Quintero demandó a los contratistas Construcoes e Comercio Carmargo Correa S.A. de Brasil y las colombianas Conconcreto S.A. y Coninsa – Ramón H S.A., para que asuman su responsabilidad por las fallas del proyecto, ya que por acelerar la realización de las obras, rebajaron la calidad de los materiales y modificaron los diseños iniciales. Como retaliación, quienes tenían claros nexos de interés con el GEA renunciaron a la junta directiva de Empresas Públicas de Medellín – EPM. Además, Postobón canceló su apoyo económico al proyecto InnspiraMed, que consiste en la fabricación de respiradores artificiales en la ciudad mediante un convenido con Ruta N.

Los uribistas han realizado plantones en el Edificio Inteligente de EPM y por redes sociales han promovido una crisis artificial de la empresa para presionar que el alcalde retire la demanda. También han salido a defender la alianza entre el GEA y el gobierno local como un bien preciado, porque para tal grupo es de vital importancia, ya que es un conglomerado que actúa mediante la dirección colectiva de varias empresas, entre las cuales hay una participación accionaria común, sin renunciar a la dirección independiente de cada una de ellas; lo cual le permite encubrir la información financiera de las empresas y que sean compradas por socios externos.

Bajo este principio se fundó en 1975 Pro Antioquia, así inicialmente las empresas paisas se unieron para protegerse de la absorción por monopolios de otras regiones del país, como Santo Domingo que se benefició de los dineros de la bonanza “marimbera”, y posteriormente se aliaron con sectores del Cartel de Medellín.

Algunas de las empresas que están lideradas por Pro Antioquia son las siguientes: T. Kearney, Cadena S.A., Colombiana de Comercio Corbeta, Conconcreto S.A., Contegral S.A., Continental Gold, Crystal S.A.S., Fundación Fraternidad Medellín, Fundación Hospitalaria San Vicente de Paul, Grupo Argos, Grupo Bancolombia, Grupo de Inversiones Suramericana, Grupo Éxito, Grupo Familia, Grupo Nutresa, Grupo Orbis, Industrias Haceb S.A., Interconexión Eléctrica S.A. – ISA, Isagen S.A., Londoño Gómez S.A.S., Mineros S.A., New Stetic S. A., Postobon S. A., Premex S. A. y Tigo Comunicaciones.

En Antioquia, la metodología de gobierno y trabajo del GEA consiste en que identifica los proyectos futuros de la región de acuerdo a información privilegiada, que obtiene al tener una parte de sus miembros en las juntas directivas de las entidades oficiales y conocer los planes gubernamentales; a la vez, su participación en varias entidades públicas como EPM, le permite tener unas condiciones privilegiadas en el mercado y así puede anticiparse a sus competidores para obtener los contratos en condiciones más ventajosas y, finalmente, moviliza las capacidades de sus empresas en las diferentes ramas económicas e incide en la política de los sectores público, social y empresarial de la región. Por ejemplo, en la adjudicación del contrato de Hidroituango se conocieron denuncias de que algunas condiciones del pliego solo se presentaron el mismo día de la licitación pública y, por tanto, fueron hechas a la necesidad del Grupo Empresarial Antioqueño y Odebrech.

Dentro del plan actual del GEA están algunos proyectos económico y sociales como el Programa Ser + Maestro de Pro Antioquia, Formación de Ciudadanía y Fortalecimiento de las Instituciones Culturales de la Ciudad, Acuerdo Social por la Salud, Diseño y Puesta en Marcha de una Plataforma de Gestión del Desarrollo Sostenible del Oriente Cercano, Agroparque Biosuroeste, Acuerdo por la sostenibilidad del modelo de atención a la primera infancia Buen Comienzo Medellín, e incluso dio las pautas sobre el proceso de paz con las Farc y su implementación.

Las denuncias o demanda del Alcalde contra algunas empresas del GEA es correcta; sin embargo, no se debe olvidar que el Estado es de los capitalistas y ese monopolio puede esquivar la ley, a la vez que el patrimonio público de EPM es relativo; pues aunque el pueblo es el que pagó las obras públicas mediante los impuestos, EPM se convirtió en un monopolio internacional regulado por las leyes del mercado.

Para que en verdad las empresas públicas sean del pueblo se requiere una revolución socialista y en el Manifiesto del Partido Comunista se indica en los siguientes términos:

El proletariado se valdrá de su dominación política para ir arrancando gradualmente a la burguesía todo el capital, para centralizar todos los instrumentos de producción en manos del Estado, es decir, del proletariado organizado como clase dominante, y para aumentar con la mayor rapidez posible la suma de las fuerzas productivas (…) Multiplicación de las empresas fabriles pertenecientes al Estado y de los instrumentos de producción, roturación de los terrenos incultos y mejoramiento de las tierras, según un plan general.

Por tanto, se debe tener en cuenta que al final de esta disputa por EPM e Hidroituango no van mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores, ni rebajarán los costos de las tarifas de los servicios públicos de los usuarios. EPM no va a reparar a las víctimas por las masacres paramilitares, ni a responder por las fosas comunes que están bajo las aguas de la represa, ni a compensar los datos sociales y ambientales causados por el proyecto sobre las poblaciones aledañas. EPM no es del pueblo sino que es una empresa a la cual hay que denunciar por sus arbitrariedades en contra de los usuarios; por ejemplo, desde que inició la pandemia, las cuentas de servicios han tenido un aumento progresivo.

Los trabajadores, usuarios y víctimas deben mantener la independencia en medio de la disputa interburguesa. No deben confiarse en el Alcalde que solo es una ficha y, como representante del Estado capitalista, no defiende los intereses del pueblo. Por el contrario, los trabajadores deben aprovechar las contradicciones entre los enemigos del pueblo para arreciar la lucha contra ellos, lanzarse al Paro General Indefinido y prepararse para acabar con todo el poder los capitalistas.

También te podría gustar...