¡Sí a la Lucha Directa y al Deporte! ¡No a la Copa América en Colombia!

Compartir
¡Sí a la Lucha Directa y al Deporte! ¡No a la Copa América en Colombia! 1

Todo lo que toca el capitalismo, lo convierte en mercancía: la salud, el arte, la educación, el deporte. Además, es una verdad de a puño que todo en la sociedad tiene un sello de clase. Hoy la burguesía quiere imponer a como de lugar la Copa América de fútbol que tiene presupuestada realizar en conjunto con Argentina en algunos días.

El fútbol bajo el capitalismo, es un negocio de unos pocos que le sirve a los intereses de los dueños del capital para distraer al pueblo de las luchas contra el Estado burgués-terrateniente. El pueblo colombiano no necesita de la Copa América, es el régimen el que necesita que dicho torneo futbolero se juegue e inicie cuanto antes, para tratar de desinflar el ánimo de lucha de las masas que decidieron enfrentar al régimen uribista de Duque en las calles.

¡Sí a la Lucha Directa y al Deporte! ¡No a la Copa América en Colombia! 2

Si se juega la Copa América en los estadios de Colombia, se estarían disputando los partidos en medio de la sangre de los luchadores asesinados por las balas estatales y del terrorismo de Estado que hiere, mutila, golpea y desaparece a cientos de manifestantes por todo el país. Sería, de lejos, una jugada económica para favorecer el bolsillo de los monopolios; una movida política para que el régimen reciba los aplausos y el reconocimiento para tratar de subir sus índices mentirosos de popularidad y tapar ante el mundo el genocidio que está cometiendo en medio del Paro General Indefinido; una bomba ideológica en el seno de los luchadores populares, para distraer y desmovilizar al grueso del pueblo de los verdaderos intereses que los unen en las luchas callejeras, en las asambleas populares, en los bloqueos, en las barricadas.

¡Sí a la Lucha Directa y al Deporte! ¡No a la Copa América en Colombia! 3

Capitulo aparte merecen dictadores que usaron el deporte para encubrir sus crímenes, generar respaldo entre el pueblo engañado y crear distractores para desactivar la lucha popular. El fascista italiano Mussolini ordenó -y le cumplieron- que la selección de su país, debía ser la campeona del Mundial de fútbol de 1934 celebrado en Italia y aprovechó cada partido para convertirlo en un evento de propaganda fascista mientras se ubicaba en palcos desde los cuales hacia el respectivo saludo «facho» que tenía que ser respondido incluso por los árbitros; Hitler organizó los Juegos Olímpicos en 1936 en Alemania que finalmente ganó dicho país, para hacer también propaganda fascista y mostrarse ante el mundo como una nación unida y poderosa después de ser derrotada en la primera guerra mundial interimperialista, mientras reprimía judíos, gitanos, comunistas, entre otros; el Mundial de fútbol del ’78 celebrado y ganado por Argentina en medio de la sangrienta dictadura militar encabezada por Jorge Videla, fue usado también para asesinar y desaparecer opositores y luchadores mientras se jugaban los partidos de fútbol o se celebraba el título en las calles masivamente.

El pueblo está por el fomento del deporte en todas sus ramas y categorías porque este desarrolla la salud mental y física de las masas, promueve el trabajo en equipo, estimula la sana competencia: valores que lo preparan para enfrentar al actual Estado de dictadura de los dueños de los monopolios y son escuela para que los obreros y campesinos gobiernen la futura sociedad socialista. El pueblo no le come cuento al Estado y al régimen asesino, pues mientras habla de la necesidad de que se juegue la Copa América en Colombia, por supuestamente ser un deporte sano, porque une al pueblo y reactiva la economía, de fondo, se sabe que necesita que se juegue ese torneo en el país para cumplir los compromisos económicos con los monopolios que se lucran con los derechos televisivos, venta de camisetas y demás, y que son los que verdaderamente se reactivan; las odas de la burguesía al deporte es pura palabrería muerta, lo que verdaderamente les interesa es distraer al pueblo y desinflar su lucha directa.

¡Sí a la Lucha Directa y al Deporte! ¡No a la Copa América en Colombia! 4

Se juegue o no la Copa América en Colombia, las masas no se deben dejar distraer y continuar con la lucha que se debe radicalizar, entre otros, por los jóvenes deportistas de las barriadas populares que no cuentan con el apoyo de este podrido Estado para desarrollar sus habilidades, cosa que sólo sucederá plenamente en un Nuevo Estado tipo Comuna que realmente se interese por potenciar el deporte como parte del desarrollo económico, social y cultural de la sociedad socialista.

¡Sí a la Lucha Directa y al Deporte! ¡No a la Copa América en Colombia! 5

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Polet dice:

    Esta genial el articulo. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *