Contra el alza del Transmilenio ¡Avanzar al Paro Nacional Indefinido!

Compartir
Contra el alza del Transmilenio ¡Avanzar al Paro Nacional Indefinido! 1

En medio del ambiente de paro y en general del movimiento social tan persistente por parte del pueblo, de noviembre para acá, todos los politiqueros en Bogotá no hacen sino preparar de una y mil maneras la inminente alza al Transmilenio. A toda costa estos parásitos quieren aumentar el pasaje, para seguir acumulando jugosas ganancias a cuenta de exprimir hasta la última gota de sudor de los trabajadores.

Y de hecho, la burguesía apoyada en los apologistas del capital, investigadores, politólogos, politiqueros, encuentra justificación para hacer las leyes a su conveniencia. Es así como muy a pesar de la irrisoria alza del salario mínimo, del intenso deterioro de las pensiones y de los lesivos contratos laborales para las nuevas generaciones de trabajadores, Claudia López, tratando incluso de medirle el aceite al levantamiento popular, manifiesta que “va a dejarse de populismos” y que si es necesario subirle al pasaje de Transmilenio, le subirá.

Hay que ver cómo, durante las jornadas de paro, hipócritamente el gobierno, los politiqueros y apaga fuegos de la lucha, arguyeron que Transmilenio es un servicio “público” utilizado por personas humildes, ocultando en realidad, la imposición del monopolio, y el acabose del transporte que en algo aliviaba el bolsillo de los más humildes, al pagar un pasaje más barato o lo regateaban cuando ya el salario no podía estirarse más.

Contra el alza del Transmilenio ¡Avanzar al Paro Nacional Indefinido! 2

Valiéndose de expertos de toda laya, justifican el alza en todo y por supuesto el transporte “público” no es la excepción; con excusas como el alza en el combustible, o la supuesta crisis de ese sistema de transporte, ponen a los trabajadores a pagar más, pauperizando su subsistencia con salarios que no alcanzan ni para cubrir la canasta familiar, mucho menos para costear un transporte tan malo y costoso, mientras para los dueños de este monopolio, es un lucrativo negocio que lejos de estar quebrado, produce a diario millonarias ganancias, por eso lo defienden y protegen a como dé lugar.

El pasaje de Transmilenio subirá a partir del mes de abril, con el agravante de que quitarán el servicio “gratuito” de los alimentadores, pues el cobro será realizado desde cuando el usuario se suba al sistema, con la excusa de que los “paseadores”, como han dado en llamar a quienes hacen pequeños recorridos sin “ningún costo”, son colados que “desfalcan” el sistema; quitando otro alivio a los trabajadores cuyo servicio también se había logrado luego de la presión ejercida por los usuarios, ya que Transmilenio ha intentado varias veces cobrar por el uso de estos.

Contra el alza del Transmilenio ¡Avanzar al Paro Nacional Indefinido! 3

Para los trabajadores, esta nueva alza se convierte en una carga más que no se compensa en nada con sus ingresos, al contrario, todo lo que hace es disminuir aún más el miserable salario que devenga la inmensa mayoría de obreros y por tanto, arrebatarles de los bolsillos lo poco que les queda para una subsistencia digna.

Son sobradas las razones para que los trabajadores sigan en las calles sin confiar en el Estado ni en los politiqueros, incluidos los reformistas y oportunistas, que todo el tiempo tratarán de desmovilizar a los luchadores, mientras los de arriba siguen apretando la soga que ahoga cada vez más en la miseria a los obreros. Por ello, Revolución Obrera persiste en llamar a las masas a avanzar al Paro Nacional Indefinido, un Paro Nacional de la Producción que verdaderamente obligue a los capitalistas a retroceder en la lesiva legislación contra los trabajadores.

No hay otra manera de enfrentar este monopolio del transporte que con la lucha en las calles, pues el pueblo necesita recuperar todos los derechos perdidos. No hay otra manera que prepararse para las luchas venideras estando alerta, pues Claudia López ha demostrado ser una fiel defensora del monopolio del transporte en Bogotá y no dudará en enviar a los asesinos del ESMAD en cuanto se vean amenazadas las ganancias de Transmilenio. No hay otra manera de detener esta arremetida contra los explotados y oprimidos, sino obligando al Estado capitalista a devolverle al pueblo unas mejores condiciones de vida, que le permitan a su vez acumular fuerza y experiencia para luchar por el Socialismo y el Comunismo como la única salida a tanta opresión, superexplotación y oprobio.

También te podría gustar...