¿Por qué la burguesía quiere imponer su tal “¡Marchas sí, Bloqueos no!”?

Compartir
¿Por qué la burguesía quiere imponer su tal “¡Marchas sí, Bloqueos no!”? 1

“¡Marchas sí, Bloqueos no!” es el alarido de la burguesía y los terratenientes mientras le disparan con armas de fuego a la Minga Indígena en Cali con la complicidad de la policía. Los medios de comunicación al servicio de los monopolios, que hoy ven reducidas sus ganancias a costa del trabajo ajeno, repiten cual loros e imponen sus tendencias en redes sociales para ocultar la masacre de la que es víctima el pueblo, porque su interés es quedar bien con sus amos capitalistas y el régimen uribista.

“¡Marchas sí, Bloqueos no!” es lo que quieren imponer los capitalistas a sangre y fuego porque así intentan reabrir sus negocios, reactivar la producción, volver a explotar mano de obra barata, la cual es la fuente de sus superganancias. El Estado de los capitalistas ejecuta por medio de las fuerzas militares y paramilitares el terrorismo estatal, respondiendo a las piedras y palos de los manifestantes con ráfagas de fuego y desapariciones forzadas.

“¡Marchas sí, Bloqueos no!” porque siempre ha sido esta la política concertadora y conciliadora impuesta desde la dirección de las centrales sindicales, impuesta por los jefes vendeobreros y traidores al movimiento de masas, que desde los partidos políticos burgueses y pequeñoburgueses de oposición oficial, se apropian abusivamente de la vocería del paro pasando por encima de aquellos que le ponen el pecho a la represión en las calles desde los bloqueos en los barrios, zonas industriales y carreteras del país. Los autonombrados jefes del paro, se sientan a manteles muy tranquilamente con el régimen asesino de Uribe, mientras cientos de manifestantes son heridos gravemente o asesinados por las hordas criminales de los capitalistas y su podrido Estado.

¡Marchas sí, Bloqueos no!” porque es un grito de guerra contra el pueblo, porque implica condenar el paro a la derrota, pues esa ha sido la actuación traidora de los jefes de las centrales sindicales con sus bases: ya el pueblo se cansó de las “jornadas” de desfiles inofensivos por las vías del centro de las principales ciudades; el pueblo se cansó de esas traiciones encabezadas por los politiqueros demócratas burgueses de partidos revisionistas, reformistas y liberales, que históricamente le han dado oxígeno a los regímenes enemigos del pueblo por medio de la política traidora de conciliación y concertación entre clases sociales antagónicas, representada en marchas que no le hacen ni cosquillas a las ganancias de los monopolios o en desviar la lucha directa de las masas hacia el camino electorero que al final termina en más opresión y superexplotación contra las masas trabajadoras; esa es la razón por la cual siempre el Estado, como representante de las clases dominantes y con el favor de los oportunistas, termina imponiendo sus medidas antiobreras y antipopulares contra el pueblo.

¡Marchas sí, bloqueos también!porque contra los propósitos de los reaccionarios y oportunistas, las masas imponen el camino de la lucha directa contra el régimen de Uribe, hoy en cabeza del títere Iván Duque. Lucha directa que les ha permitido a los que hoy se encuentran en los bloqueos, en el tropel, en la barricada, en la Primera Línea… distinguir entre los verdaderos amigos y los falsos “amigos del pueblo” que se esconden tras la fraseología de querer embaucar a las masas en el camino electorero, para alimentar la falsa esperanza de hacer un pacto inofensivo con el Estado de los enemigos de las masas, que hoy apunta y dispara sus armas contra aquellos que luchan desarmados por conquistar derechos y libertades en las calles del país.

¡Marchas sí, bloqueos también! En los sistemas de transporte masivo, en las entradas de las principales ciudades del país, sobre el acceso a las zonas industriales fabriles y agroindustriales porque solo así este putrefacto Estado cederá ante las exigencias de las masas desarmadas y retrocederá en su política criminal de terrorismo de Estado. Solo así los capitalistas sentirán las exigencias y el poder del pueblo en sus bolsillos al ver reducidas sus ganancias, ese es el único lenguaje que entienden los capitalistas.

Por ello es necesario extender y radicalizar el Paro General Indefinido, que haga temblar a las clases dominantes, para que estas sean incapaces de controlar la crisis económica, social y política “por arriba”, situación que debe ser aprovechada por los revolucionarios para organizar y movilizar “a los de abajo” que deben echar por el piso todo el orden actual existente, todo el Estado asesino por medio de la violencia revolucionaria para construir sobre sus ruinas y en medio de las Asambleas Populares, el Estado de Nuevo Tipo que garantice a las masas trabajadoras los derechos que hoy los capitalistas le niegan a la gran mayoría de la población trabajadora.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Clodimilob dice:

    I think, that you are not right. Let’s discuss it. Write to me in PM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *