Arturo Char: un buen ejemplo de lo que es el Congreso

Compartir
Arturo Char: un buen ejemplo de lo que es el Congreso 1

Como es costumbre en Colombia, el 20 de julio, día de la Independencia que no fue, se instala el Congreso eligiendo a los presidentes y vice presidentes de Senado y Cámara. Y como cualquier espectáculo de circo presentan los lagartos que, por el próximo período, van a legislar en “favor” del pueblo.

Este año el circo sí que se ha pasado de grotesco, durante el período de la pandemia quedó aún más en evidencia que no sirve para nada, pues Duque, amparado en la Constitución, declaró la emergencia que le dio facultades para fijar más de 300 decisiones entre decretos, circulares, directivas, lineamientos, memorandos y protocolos, la inmensa mayoría en contra del pueblo trabajador, pasando por encima del Congreso y sin que este haya hecho algo, pues al final esta institución no sirve para resolver los problemas sociales sino para engañar al pueblo haciendo creer que la dictadura de los capitalistas es democracia.

Este instrumento de legislación burguesa es tan banal que se la ha pasado discutiendo cómo pueden sesionar, si de forma virtual o presencial; las pocas sesiones virtuales han dejado ver a congresistas vulgares, groseros, poco serios, etc. Los famosos controles parlamentarios son lo mismo de siempre, un tigre sin dientes, igual que cuando sesionaban presencialmente, con congresistas trabajando apenas 2 días a la semana y con el habitual ausentismo de varios de estos.

Y la instalación del circo este año no pudo ser más burlesca y acorde con su esencia corrupta, al elegir como presidente al ya conocido Arturo Char de Cambio Radical.

Arturo Char, hace parte de una de las familias más sonadas del Atlántico, dueña de Droguerías Olímpica, la emisora Olímpica Estéreo y del Junior de Barranquilla, solo por mencionar las más conocidas. Llegó al Senado en el 2006 y desde ese año sus proyectos de ley son contados e irrelevantes y por lo que sí se ha destacado es por su gran ausentismo, según la entidad “Trabajen Vagos”, del periodo 2014-2018 presentó 32 incapacidades que rozan los 150 días de inasistencia, reportando enfermedades como otitis, dolor de estómago, gripe y dolor de espalda; ¡pero eso sí nunca se quedó sin recibir sus más de 30 millones de pesos mensuales!

En fin, eligieron al más perezoso, inepto y habla m…, lo cual no ha sido muy diferente de los anteriores presidentes y vicepresidentes. Y tal vez algunos compañeros ingenuamente creen, como lo repiten los de la oposición, si se eligiera alguien honesto y se llenara de gente honrada, el Congreso dejaría de ser un establo de excrecencia, pero no es así.

La base sobre la que se estructura esta institución es la que mantiene a las clases dominantes en el poder para acrecentar cada vez más sus ganancias con los contratos que el Estado, a través de todos estos funcionarios, les garantiza a los capitalistas, y a su vez estos sostienen esta maquinaria; como se dice popularmente, el que pone la plata pone las condiciones.

Así que no queda otro camino que destruir el Congreso, junto con todas las demás instituciones burguesas. Hay que barrer el estiércol con una revolución que instaure el nuevo Estado de obreros y campesinos donde sus funcionarios legislen y ejecuten los mandatos, ganen un salario promedio al de cualquier obrero, sean elegidos y removidos en cualquier momento si no cumplen con las órdenes de la asamblea obrero campesina que los eligió.

También te podría gustar...