CONDECORACIÓN A LOS ASESINOS DEL ESMAD

Compartir

ESMAD

El Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas condecoró al asesino ESMAD de la Policía Nacional, por los «buenos resultados» que le dio este cuerpo verdugo al Estado burgués durante el pasado paro camionero: cientos de heridos entre las masas, camiones inmovilizados y semidestruidos, persecución a la protesta social, infiltrados policiales y el joven trabajador Luis Orlando Saiz asesinado en Duitama, Boyacá.

La burguesía y los terratenientes premiaron a uno de los cuerpos que componen el pilar central de su Estado, a una de las ramas de las fuerzas armadas que ejecutan su dictadura de clase sobre las masas oprimidas y explotadas; premiaron a uno de los aparatos represivos de su Estado que por medio de la violencia organizada se encarga de reprimir la lucha directa que hacen las masas por conquistar sus reivindicaciones económicas, sociales y políticas.

Ese es el Estado burgués, terrateniente y pro imperialista que condecora a un escuadrón policial que ha asesinado, mutilado y humillado a miles de luchadores que han decidido enfrentarlos con valentía.

Ese es el gobierno de la paz de los ricos quien galardonó al escuadrón policial más odiado por las masas populares, pues es el instrumento de los dueños del capital por medio del cual ejecutan su dictadura de clase contra los luchadores del pueblo y que tiene por política entre otras prácticas «prohibidas legalmente», usar balas recalzadas para causar más daño a los manifestantes, disparar directamente al cuerpo de los mismos con las armas lanza gases, infiltrar agentes en las manifestaciones para generar desmanes que después son atribuidos a los luchadores, usar papas bomba con perdigones o clavos, entre otros métodos terroristas.

El ESMAD está al servicio del Estado de los dueños del capital y por lo tanto lo condecoran cada vez que cumple con su labor: usar toda la represión (legal e ilegal) contra los luchadores del pueblo para garantizar la producción, circulación y reproducción capitalistas y la existencia misma del aparato de dominación de los explotadores.

Por eso es normal este tipo de condecoraciones entre los órganos del Estado burgués: ¡Entre criminales se condecoran! Por eso la revolución debe destruir todo el aparato estatal, todas sus instituciones, todas sus fuerzas represivas para sustituirlas por el pueblo armado. Y otra cosa será cuando el Estado Socialista distinga entre las mujeres y hombres del pueblo a los más valientes y sacrificados para condecorarlos por dar hasta su vida por destruir el poder de la burguesía, los terratenientes e imperialistas y por instaurar y defender la República Socialista de Colombia, como parte de la lucha por construir el Comunismo en toda la tierra.

También te podría gustar...