Portada

 

 

2 de marzo 2015 - Año 17 / Editorial Edición Impresa 423

¡EL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA ES INCONCEBIBLE SIN LA PARTICIPACIÓN DE LA MUJER!

La opresión de la mujer tuvo su origen, al igual que el Estado, con el surgimiento de la propiedad privada, donde se derrocó el derecho materno. Desde ese momento, a lo largo de la historia de la humanidad, la mujer sufre una doble opresión. Hoy bajo el capitalismo, la clase obrera que está destinada a abolir para siempre el oprobioso sistema que la subyuga, es la única que podrá garantizar realmente la emancipación de la mujer.

En Colombia la sociedad capitalista, dominada semicolonialmente por el imperialismo, agudiza todas las contradicciones sociales y es cuando se hace más feroz el ataque del enemigo antagónico del proletariado: la burguesía. Dicha arremetida se descarga con más fiereza sobre las mujeres, lo que no se puede disimular ni con las campañas en defensa de sus derechos, ni con los discursos de los gobiernos representantes de la burguesía, los terratenientes e imperialistas, que por apariencia, son pacifistas y de mucha preocupación por las oprimidas, pero que en realidad velan las injusticias de esta sociedad capitalista, que incrementa la miseria de forma absoluta, atranca el desarrollo de la humanidad y exacerba al máximo todas las contradicciones, como por ejemplo entre explotados y explotadores, entre la ciudad y el campo, entre el trabajo intelectual y el manual y entre el hombre y la mujer. Contradicciones que solo se empezarán a resolver bajo la Dictadura del Proletariado, con las medidas que la Revolución Socialista adopte en estos terrenos.

Sostener el dominio de una clase minoritaria dueña de los medios de producción sobre una mayoría que solo posee su fuerza de trabajo para venderla al mejor postor, no puede hacerse si no es reforzando la opresión e infundiendo todo lo reaccionario. Así es como el dominio de las clases dominantes legitima al hombre − donde el obrero espontáneamente es impulsado a comportarse de igual modo−, para ser un opresor en la relación con la mujer, particularmente con su esposa e hijas. Es decir, que el capitalismo no se puede sostener sin la doble opresión y explotación que ejerce sobre las mujeres obreras: la marital y la del burgués.

Los medios de comunicación burgueses hablan de la igualdad de la mujer, pero en realidad, para esta clase explotadora y parásita son objetos de placer y bestias de carga para producir ganancias, y es por ello que se ensañan especialmente contra ellas, haciéndolas por ejemplo, la principal víctima de la guerra contra el pueblo, donde en Colombia son la mayoría de los más de 6 millones de desplazados.

La pequeña burguesía ilusiona a las masas con resolver el problema de la igualdad de la mujer sin la necesidad de derrocar a la burguesía, mediante la revolución proletaria, desviando la lucha del pueblo contra su enemigo principal y la solución para su liberación, consistente en preparar la insurrección popular que destruya el Estado, sostén principal de esta dominación de clase, para dar paso al ejercicio de la dictadura del proletariado y la construcción del socialismo, donde la mujer sí podrá tener plenos derechos y libertades.

La clase obrera necesita comprender la importancia de la participación de la mujer en su lucha inmediata y estratégica; solo la clase obrera podrá jugar su papel de vanguardia en la revolución social y política si comprende la relación de doble opresión a la que el capitalismo somete a las mujeres, y que su emancipación como clase obrera será imposible sin la lucha por la emancipación de las mujeres, que a su vez solo podrán emanciparse participando en la lucha de los obreros por la revolución social y política.

En una sociedad capitalista, basada en la propiedad privada y en la explotación del trabajo asalariado, no puede haber emancipación para el género femenino, sino únicamente una igualdad formal y jurídica −la que reza en la burguesa Constitución Política de Colombia−, que es la máscara perfecta para engañar a las mujeres desplazadas, indígenas, a las campesinas y obreras, manteniendo su verdadera situación de sometimiento en la fábrica, en el campo y en el hogar.

De acuerdo a lo anterior, las mujeres deben confiar en que una revolución social y política dirigida por el proletariado podrá destruir de raíz las relaciones de explotación, acabar con la propiedad privada y establecer unas relaciones sociales de producción; es decir, el socialismo. Esta es una necesidad y solo se puede lograr con la participación de las mujeres.

La historia de los grandes cambios sociales, ha demostrado que su participación ha sido decisiva, por ejemplo en la Comuna de París en 1871, donde las comuneras jugaron un papel determinante; en la revolución bolchevique de 1917 y en la revolución China en 1949, donde la lucha de las mujeres no solo fue crucial en la revolución socialista, sino en la construcción del socialismo y en la lucha por ejercer la dictadura omnímoda sobre la burguesía.

Es indispensable que las mujeres se integren al proceso de construcción del Partido de la clase obrera en Colombia y a la lucha por la revolución socialista; sin su participación no se podrá cumplir bien el papel de vanguardia de dicho Partido, y le será imposible dirigir bien. Hoy las mujeres en la India son protagonistas en la Guerra Popular que dirige el Partido Comunista de la India Maoísta, e incluso son mayoría en muchos de sus organismos de dirección, y esto es un ejemplo para los revolucionarios del mundo. Es una necesidad que hoy la mujer participe conscientemente en la lucha de clases, en la preparación de la Huelga Política de Masas y en las organizaciones sindicales.

Comité Ejecutivo, Unión Obrera Comunista (MLM)

 

 

Actualizaciones

¡Contra la Matanza Imperialista Sionista en Palestina: Transformar la Resistencia en Revolución! (18/07/2014)

Preparar y Celebrar un Primero de Mayo Internacionalista y Revolucionario (23/04/2014)

Acerca de la Destitución del Alcalde de Bogotá: ¿Reforma o Revolución? (16/01/2013)

¡La Unidad Internacional de los Comunistas Exige Firmeza en la Defensa del Marxismo Leninismo Maoísmo! (26/12/2013)

El Procurador Ejerce La Dictadura De Clase De Los Explotadores (11/12/2013)

La Rebelión Campesina y Popular en Colombia (29/10/2013)

Agresión A Siria: Un Forcejeo Imperialista Que Divide A Los Comunistas (04/10/2013)

Sobre La Experiencia De Los Comunistas Revolucionarios En El Paro Campesino De Boyacá (25/09/2013)

Informe de los Combates del 29 de Agosto en Bogotá (12/09/2013)

Entrevista: Sobre la Lucha de los Mineros Lisiados del Norte de Santander en Bogotá (12/09/2013)

Sobre el Movimiento de Masas

-Entrevista a un Campesino del Valle del Cauca, Participante del Paro Agrario (25/08/2013)

-Entrevista A Un Dirigente De La Unión Sobre Los Diálogos De Paz Y El Paro Agrario (24/08/2013)

-¡Unidad e Independencia en la Plataforma de Lucha del Pueblo Colombiano! ¡Independencia de Clase en la Lucha del Proletariado! (21/08/2013)

-¡Abajo el Gobierno Santista de Hambre, Dictatorial y Terrorista! ¡Terror Policial Contra Mineros Discapacitados! (10/08/2013)

-El Derecho a la Protesta se Defiende Protestando (03/08/2013)

-¿Quiénes Son Los Verdaderos Criminales En La Minería? (03/08/2013)

-Mensaje A Las Huelgas Políticas Del Combativo Pueblo Colombiano (03/08/2013)

-¡Abajo El Gobierno Santista De Hambre, Dictatorial Y Terrorista! (03/08/2013)

Sobre el Movimiento Comunista

-Conclusiones de la VI Reunión Plenaria del Comité de Dirección. (16/07/2013)

-Folleto Sobre la Lucha de líneas dentro del movimiento comunista nacional al rededor de la construcción del Partido del proletariado, que se ha desarrollado entre dos Programas para la Revolución: el Socialista y el Democrático (llámense de Nueva Democracia o sencillamente Democrático). (20/06/2013)

-Mensaje de los Marxistas Leninistas Maoístas a los oprimidos y explotados: PROLETARIOS Y PUEBLOS DEL MUNDO, ¡UNÍOS CONTRA EL IMPERIALISMO! (05/01/2013)

-¿El MRI, Un Cadáver Insepulto? (04/04/2013)

De la Unión Obrera Comunista (MLM)

 

 

-Las Negociaciones de Paz en Colombia
Entrevista a un camarada del Comité de Dirección de la Unión Obrera Comunista (MLM)

  • Parte 1: El problema agrario.
  • Parte 2: El programa reformista de las FARC no es lo que necesita el pueblo colombiano.
  • Parte 3: El engaño de la paz no parará el derramamiento de sangre del pueblo.
  • Parte 4: El papel que juegan los comunistas.
  • -¡Se agota la paciencia de los oprimidos y explotados!

    -¡Crece el odio de clase contra el capitalismo imperialista!

    -Declaración Política Sobre Táctica IX Asamblea "Camarada Cristian" Unión Obrera Comunista (MLM)